Ser una mujer líder en tiempos de transición energética

Referentes de todo el mundo conversaron en Berlín sobre la igualdad de género, las barreras pendientes y los proyectos de energías renovables en sus países.
domingo, 05 de mayo de 2019 · 00:04

Alejandra Pau  / Alemania

Dispersas en el mundo existe un cúmulo  de mujeres que han emprendido un camino no sólo en un ámbito que ha sido predominantemente masculino sino que se propone cambiar la historia del acceso a la energía para otras mujeres y sectores vulnerables de la población. 

Los cimientos del sector energético en el que ellas trabajan se articulan en redes que se alejan  de los combustibles fósiles.        

Mujeres referentes en el sector de la transición energética en sus países se reunieron en la capital alemana la segunda semana de abril para compartir sus proyectos e ideas durante un almuerzo con las participantes del Diálogo de Transición Energética de Berlín  (BETD, por sus siglas en inglés).

 Al centro y en la fila de abajo  Salma Aidarosy (izquierda), Ingrid Chávez (centro)  y Alejandra Campos de México (derecha). 
       Facebook

     ¿Qué es transición energética? 

Si bien el concepto de transición energética puede sonar algo  abstracto en el ámbito cotidiano, este es un término que  está tomando fuerza. Se refiere a cambiar la estructura en los sistemas energéticos, dejar de obtener   energía  de los   combustibles fósiles, como el petróleo, gas natural, carbón, entre otros, y pasar a un sistema de energías renovables; vale decir, solar, eólica e  hidroeléctrica, entre otros. 

La razón  urgente para esta transición, asumida con más seriedad por los Estados de la Unión Europea,  es  frenar el calentamiento global que se produce en gran medida por los gases de efecto invernadero, producidos por nada más y nada menos que el uso de combustibles fósiles.
   
Igualdad de género

Alejandra Campos es parte de la Red de Mujeres de Energía Renovable y Eficiencia Energética  en México, una organización que busca reducir la brecha de género en el sector energético promoviendo la igualdad a través de diferentes programas, conferencias y seminarios dirigidos a mujeres que estudian, trabajan o tienen algún puesto de decisión en este ámbito. 

“Nuestro trabajo es fortalecer las capacidades técnicas de las mujeres en el ámbito energético porque encontramos que se enfrentan a varias barreras dentro del sector que es altamente masculinizado, tales como la desconfianza en sus habilidades técnicas, interpersonales y de liderazgo. Lo que nosotros hacemos en fortalecer sus habilidades para que logren trascender estas barreras”, detalló  Campos a Página Siete.   

Las participantes en el almuerzo de mujeres  realizado en Berlín la segunda semana de abril.

¿Cuántas mujeres hay?

      Las mujeres representan el 32% de los trabajadores en energías renovables, según revela una nueva encuesta y análisis realizado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) y publicada en enero de este año. 

Esto se compara con el 22%  reportado en las industrias de energía tradicionales como el petróleo y el gas. Las mujeres representan el 48% de la fuerza laboral en el mundo.  

El informe Energía renovable: una perspectiva de género fue elaborado con las respuestas de  1.500 participantes en 144 países. 

 Los desafíos y saber “decir no” 

 Una de las oradoras en el encuentro de mujeres  fue la ministra de Energía y Minas de Colombia, María Fernanda Suárez,  quien se refirió a los desafíos que enfrentan las mujeres   que deciden no renunciar a nada y, en cambio,   emprender un camino como profesionales, como madres y tomadoras de decisiones. 

    El contraste lo puso Sandrine Dixon-Decléve,  copresidenta de la ONG  Club Roma,  quien dijo que  sufrió una especie de colapso en su salud por el exceso de trabajo. Resaltó que  es algo más común de lo que parece. 

“Esto sucede porque las mujeres quieren dar su máximo en   todos los ámbitos de la vida en los que se desenvuelven, pero sobre todo porque no saben decir ‘no’ a tiempo” sostuvo. 

María Fernanda  Suárez, ministra de Energía de Colombia.

Hacer el cambio

    Salma Aidarosy trabaja en el Centro Regional de Energías Renovables y Eficiencia Energética de Egipto, que es una organización intergubernamental que trabaja con 17 gobiernos. 

 A través de estas alianzas  crea programas de pasantías para el  desarrollo de capacidades de las mujeres en proyectos de energía desde varios enfoques como el político y el económico.   

    Aidarosy manifiesta que en  Egipto muchas mujeres estudian ciencias y carreras relacionadas con el ámbito energético, pero el problema radica  en que no reciben suficiente capacitación para avanzar en ella o  en su vida profesional. 

“Otro problema es que el lugar de trabajo no tiene flexibilidad para apoyar a las mujeres casadas o promover el equilibrio laboral entre hombres y mujeres”, destacó Aidarosy.

Con los pantalones puestos

Ingrid Chávez de Mendoza es un mujer salvadoreña  interesantísima. Es ingeniera electricista especializada en administración de empresas. Hace 30 años cuando nadie se animaba a evaluar la igualdad de género  en el ámbito energético, ella ya hacía su camino.

 Es la gerente de planificación comercial de  una  empresa privada  distribuidora de electricidad  que tiene el 25% del mercado  en El Salvador.

 Recuerda que cuando se graduó de la carrera eran dos mujeres en una promoción de 25 nuevos profesionales.

Michaela Spaeth,  directora de Energía y Políticas Climáticas del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania.

  “Nunca pensé en género, pensé que me merecía lo mismo que mi compañero hombre y siempre estuve dispuesta a tomar retos. Nosotras vemos una oportunidad y decimos si no cumple el 120% de lo que me piden no aplico, pero el hombre ve la oportunidad,  le gusta, aplica y se la dan. Una tiene que aprender a no ser tan exigente con una misma y darse la oportunidad”, afirmó Chávez.  

Aprendió varias cosas en el camino en el ámbito laboral:  que muchos hombres que dicen apoyar la igualdad de género  suelen ser los más machistas, pero sobre todo que no hay que dejarse subestimar o ser tratada como inferior. 

 Con la participación creciente del número de mujeres en el ámbito, la transición energética muestra evidencias de que la transformación no sólo tiene un horizonte renovable sino que se gesta un cambio para lograr una igualdad de género más allá de la mera  estadística. 
 

Divine Bamboo,  carbón de bambú 
  
Divine Bamboo es un emprendimiento creado en Uganda   que estuvo entre los ganadores del Premio Start Up Energy Transition  2019. 

Divine Bamboo es una empresa social que  proporciona  combustible limpio para la  cocina  en forma de bloques  de carbón producidas a partir de bambú local, cultivado específicamente con fines energéticos en plantaciones sostenibles en Uganda.

 Divine Nabaweesi,  confundadora de Divine Bamboo.

 Más del 98% de los ugandeses todavía dependen completamente del carbón y la leña para cocinar,  sólo el 15% de la población ugandesa  tiene acceso a la electricidad.  

Para  abastecer el mercado,  capacita a grupos de mujeres rurales  les da plantines  y el material  para que puedan producir bloques de bambú que brinden ingresos adicionales al tiempo que salvan el medioambiente. El premio fue entregado  por la Agencia Alemana de la Energía (DENA) en cooperación con el Consejo Mundial de la Energía.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
1