Fotolibro protagonizado por los lustras recibe el Cannes de la fotografía

Héroes del Brillo -producido por el fotógrafo uruguayo Federico Estol, Ministerio Ediciones y el Hormigón Armado- ha sido premiado en uno de los festivales más importantes de Francia.
sábado, 13 de julio de 2019 · 00:04

Alejandra Pau / La Paz

El pasamontañas que usan los lustrabotas no es más un recurso para evitar la discriminación y el destrato social  en La Paz y El Alto, es una forma de ocultar la identidad de varios superhéroes. Esa historia se cuenta en el  fotolibro Héroes del Brillo, que  ha sido premiado  en uno de los festivales de fotografía más importantes del mundo.  
   
El fotolibro se convertirá  en una exposición que será parte de Les Rencontres d’Arles (Los encuentros de la fotografía de Arlés), en Francia. Este festival es el equivalente para la fotografía de los premios Cannes en el cine, según los medios informativos internacionales.

El proyecto -producido por el fotógrafo uruguayo Federico Estol, Ministerio Ediciones y el periódico de los lustrabotas: Hormigón Armado- ganó  el  premio internacional Cosmos Arles PDF Award, destacándose entre los  170 proyectos con los que competía.  

“No es un premio mío, el proyecto lo hicimos juntos, con los lustras. Es un reconocimiento al trabajo   que realizamos  con   el periódico Hormigón Armado. Fue hecho para las calles de La Paz y termina prosperando en el mundo del arte, siendo premiado en uno de los festivales más importantes del mundo en Francia”, destaca Federico Estol a través de un contacto telefónico con Página Siete.

 Los Héroes del Brillo 

El fotolibro cuenta la historia de  una nueva raza de lustras que tienen un súper poder,  el brillo. Ellos se enfrentan a un villano que busca ensuciar los zapatos de los habitantes de Brillolandia, el enfrentamiento es inevitable.

Los  superhéroes  terminan venciendo al abyecto de la historia  y la gente celebra su hazaña llevándolos en andas por las calles. Al final de la trama, contada como una historieta, uno de los héroes, un  lustra -ese personaje paceño que  al mismo tiempo es anónimo- se quita el pasamontañas frente a la ciudad.

El trabajo se realizó con 60 lustrabotas que participaron de talleres cada enero,  durante tres años.  Después de hacer  bocetos para incluir elementos de  historieta en la publicación, se hizo la producción. Estol se fue con ellos a diferentes locaciones de La Paz y El Alto. 

Para Juan Javier, más conocido como El Babas, ser uno de los paladines de Héroes del Brillo ha sido una satisfacción. 

“Ese día hemos ido a diferentes zonas para hacer las fotos, hemos trabajado unidos y alegres. Para mí es lindo ser superhéroe, en la presentación hemos firmado autógrafos, antes no tenía tanta alegría en mi vida (...). Con el periódico la gente ha aprendido que tenemos sentimientos, que  estudiamos, que nos superamos y el trato es mejor que antes”, cuenta El Babas. 
    
Juan ha vivido en la calle y gracias a los talleres del colectivo Hormigón Armado se dio cuenta de que no quería esa vida  y la dejó atrás.   Hoy además de ser lustra, trabaja como conductor y  uno de sus tres hijos está convencido de que él es  un superhéroe.   

“Los lustras tenían mucho con el tema del superpoder, con los superhéroes, su guarida y sus herramientas (...). Todo ese paralelismo hizo, de alguna manera,  que surja el proyecto de una forma muy sentida y comunitaria a la vez”, resume Estol.

Como parte del proyecto, Estol cedió las fotografías    para que los lustras hagan  postales y generen recursos propios. 

De las calles paceñas a Francia

Fueron 6.000 ejemplares de Héroes del Brillo que comenzaron a venderse  en La Paz en octubre del  2018 como parte de una edición especial del periódico Hormigón Armado. 

Cada lustra se benefició con el dinero obtenido de  la venta de los ejemplares  de este fotolibro impreso en papel periódico.
 

La publicación  significó el momento culminante de un trabajo de tres años que si bien inicialmente fue pensado como un documental, terminó siendo un fotolibro con algo de ficción  cuya historia lucha contra los estereotipos relacionados con la pobreza y la discriminación, convirtiendo a los lustras en algo más. 

Arma contra la discriminación

Para Estol el documental y el registro directo de la realidad ya no es suficiente para hablar de discriminación, la ficción es una herramienta para luchar contra el estigma que tienen por ser lustrabotas. 

El fotógrafo uruguayo trabaja dentro del concepto del “artivismo”, arte y activismo, con el objetivo de utilizar dos vías para transmitir lo que se propone y lograr un cambio social.     

El arte más sincero

Héroes del Brillo ha recibido varios reconocimientos, entre los más importantes está el Premio Internacional al mejor trabajo editorial 2018 en  festival Felifa (Festival de Libros de Fotografía y Afines) de Latinoamérica y ha sido calificado como uno de los mejores fotolibros del 2018 por el Museo Fotográfico de la Humanidad. 

“Al realizar este proyecto he aprendido  que las mejores personas para hacer arte son aquellas que no están vinculadas al arte porque hablan con  una  sinceridad sin tapujos(...). Esa es una gran herramienta para la transformación de valores negativos en la sociedad”, concluye Estol.

El primer periódico ecológico del país

Hormigón Armado está en campaña para reciclar papel

 Hormigón Armado, el periódico bimensual  de los lustras, se encuentra en una campaña de recolección de 22 toneladas  de papel para que sea reciclado y  lograr imprimir la publicación durante un año  en papel ecológico.   

El  Hormigón Armado, que corresponde a mayo y junio, ya  fue    impreso  en papel ecológico. 

De esta forma, se ha convertido en  el primer periódico  del país en usar este tipo de hoja, teniendo como principio el cuidado al medioambiente.     

“La campaña se lanza a través de la Plataforma Impulso de Papelbol (Empresa Pública Nacional Estratégica Papeles de Bolivia) para hacer una especie de crowdfunding (financiamiento colectivo) que llama a las empresas, instituciones y la sociedad civil a que nos ayude a financiar la publicación del periódico con la donación de su papel residual”, detalla el director del colectivo Hormigón Armado, Juan Pablo Villalobos.  

    El papel donado se monetizará con Papelbol y a través de la empresa se adquiere el papel que se necesita para imprimir  6.000 ejemplares del periódico cada dos meses.  

   Recolectar las  22 toneladas le permitirá a  Hormigón Armado garantizar la cantidad necesaria de papel para imprimir el periódico durante un año; es decir,   seis números.

La campaña concluirá en noviembre. Hasta el momento  ha podido recolectar cinco toneladas y se formaron alianzas con tres universidades de La Paz y otras instituciones.

Todas las personas, empresas e instituciones que quieran sumarse a la campaña pueden hacerlo dejando su papel residual en la calle Ricardo Mujía #665, a media cuadra de Fórum;  en la avenida Jaimes Freyre #2344 esquina calle 1 (agencia de subsidio), en Sopocachi; o en Villa Bolívar D, entre Tiwanaku y calle 133. También pueden comunicarse al  76553535. 

No se acepta papel de guías telefónicas, de periódico, couché, con adhesivos o plastificados. 
 

 

43