Megan Rapinoe, la futbolista antisistema que desafía a Trump

La capitana dijo que no irá a la “puta Casa Blanca” si EEUU ganaba el Mundial de fútbol. Y ganó.
martes, 09 de julio de 2019 · 00:04

EFE y AFP / París

Megan Rapinoe no sólo dispara pelotazos y arrasa con las rivales cuando encara con el balón el arco de enfrente en la cancha, sino que se ha enfrentado con el gobernante de la potencia número uno del mundo y lo ha desafiado y criticado  abiertamente.

 La capitana de la selección de Estados Unidos (EEUU)  el domingo se coronó campeona del mundo con su equipo. Además, ha recibido dos trofeos: el Botín  de Oro, por ser la que más goles anotó en el mundial de Francia y el Balón de Oro, a  la mejor jugadora del torneo.

Megan no tiene miedo de nada ni de nadie: sobre el terreno de juego y fuera de él, la volante ofensiva  aporta su voz para dirigir a sus compañeras y para intentar cambiar las cosas en el deporte femenino.

 Mejor jugadora.

Su madre, Denise, le reprocha a veces su compromiso por miedo a que la sancionen en su carrera o se le penalice en su vida. “A menudo me dice: ‘¿Por qué hace falta que siempre estés tú en primera línea?’ Tengo una gran boca y vivo muy bien con ella”, explica.

La jugadora está presente en todos los frentes.  Es ella quien instigó el procedimiento legal contra la federación de su país para intentar conseguir la igualdad salarial entre hombres y mujeres y acabar con la discriminación.

  Fue también ella quien salió del armario justo antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, también milita y defiende activamente  los derechos de la comunidad LGBTI. Su pareja es la jugadora  de baloncesto Sue Bird. Fue ella quien  se unió al boicot del himno estadounidense iniciado en 2016 por el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, para protestar contra la violencia policial y las desigualdades raciales en el país.

 El domingo, en la final del mundial, volvió a hacerlo.

La semana pasada dijo a la revista Eight by Eight que no iría a la “puta Casa Blanca”, y añadió  que tampoco esperaba que Trump las invitara en caso de ganar el Mundial.

 Junto a Alex Morgan.

“No pelea por lo mismo que nosotros”, repitió. “ No voy a hacer reverencias delante de un presidente que, claramente, está en contra de todo lo que creo”, confió a la revista Sports Illustrated.

La respuesta de Trump no se dejó esperar y cargó contra Megan. “La jugadora de fútbol femenino Megan Rapinoe acaba de decir que no irá a la ‘puta  Casa Blanca’ si ganan. Aparte de la NBA (…), todas las ligas y equipos adoran venir. Soy un gran fanático del equipo estadounidense y del fútbol femenino, ¡pero Megan debería GANAR antes de HABLAR! ¡Termina el trabajo!”, dijo Trump en Twitter.

En otro tuit, el mandatario advirtió  que “Megan nunca debe faltarle el respeto a nuestro país, la Casa Blanca o nuestra bandera, especialmente porque se ha hecho mucho por ella y por el equipo. Siéntete orgullosa de la bandera que llevas”.

A lo largo de los años, la jugadora californiana se ha enfrentado con Trump, llamándolo “sexista, “misógino”, “racista”, “de mentalidad pequeña” e “idiota pero entretenido”, según la CNN.

  Encara a las rivales.

La deportista,  antes de las elecciones de 2016 indicó   que  se consideraba a sí misma como una “protesta ambulante” en contra de Trump. “Es una buena forma de mandar al carajo cualquier tipo de desigualdad o de mal sentimiento que el gobierno (de Trump) pueda tener hacia la gente que no luce exactamente como él”,  dijo al portal Yahoo.

El fin de semana se estrelló contra la FIFA al criticar la programación de la final de la Copa América, la Copa de Oro  y el Mundial femenino el mismo día. “Va a hacer falta mucho tiempo para deshacer sistemas que están anclados en nuestra cultura y en nuestra sociedad desde hace siglos. No lo vamos a conseguir en un verano”, concluye. 

 Irreverente   en el himno de su país.


 

12
7