Protección y energía, lo que la gente busca hoy en las joyas

Bajo la marca Makaikuna, Daniela y Esperanza diseñan joyas de plata boliviana con piedras, que además de una historia, traen con ellas amor, prosperidad y otras venturas.
miércoles, 21 de agosto de 2019 · 00:04

Ivone Juárez /  La Paz 

Quién viera el mundo con los ojos de estas dos hermanas: Daniela y Esperanza  Meruvia Montaño. Diseñan joyas inspiradas en la historia y las tradiciones de Bolivia, y por donde miran –el Salar de Uyuni, el lago Titicaca, las regiones mineras que en el pasado brillaron por su riqueza, en los valles o la Amazonia– ven  una piedra que las inspira para crear. Ya sea  un anillo, un par de  aretes, un collar o una pulsera, todas como piezas  únicas, pero, fundamentalmente,  colmadas de  “energía y protección”.

Es que es energía y protección lo que busca la gente hoy en las joyas. Cualidades    de las que son portadoras las piedras con las que Esperanza y Daniela adornan sus diseños realizados en plata boliviana: el cuarzo rosa para atraer el amor, la amatista para cambiar la energía y mejorar el ambiente en la oficina o en la casa;  la turmalina, la “piedra más fuerte  para la protección”, o el citrino, que llama a la prosperidad. 

 Fotos Freddy Barragán/ Página Siete

“Al entrar en contacto con la piedra, la vibración de la persona  se alinea con la misma, ayudando a trabajar y elevar la energía. Esto es algo que se conoce milenariamente en todas las culturas”, asegura Esperanza, ingeniera comercial que hace más de 12 años decidió dejar su empleo para, junto a su hermana,  Daniela, administradora de empresas,  apostar por Makaikina, su empresa de joyas labradas en plata.

“Cada vez encontramos más piedras y más simbología, y nosotros recién estamos empezando, hay mucho por mostrar de Bolivia”, dice  entusiasta Daniela.

Estuvieron en muchos lugares del país investigando sobre la  amatista, la aguamarina, el citrino,  la bolivianita, la  piedra cuarzo y otras. Toda la información que obtienen la plasman en pequeños folletos con los que acompañan sus joyas.

“Las personas que se llevan una joya de Makaikuna se llevan también toda la historia que está detrás del material con la que fue elaborada y de las propiedades y cualidades que ofrecen las piedras”, dice Esperanza.

Las hermanas consiguen las piedras que usan en sus joyas comprándolas o  haciendo trueque con gente que viaja llevando y trayendo  minerales.  En esa búsqueda de la  energía y protección que dan estos elementos naturales,  estuvieron en México, Estados Unidos, países de Europa. Su siguiente paso es salir rumbo a China y la India.

Y trabajan las piezas con gran esmero. “Los que trabajamos con las piedras lo hacemos de manera intuitiva y esmerándonos en que todo tenga una linda energía, con amor. Todo tiene su significado, todo es por algo; nosotros estudiamos o investigamos detrás de cada prenda para lanzarla al mercado”, asegura Daniela.

   Nueva vitrina 

En julio las hermanas Meruvia  reinauguraron su  tienda Makaikua, en la Galería Fuente, en la avenida Motenegro de San Miguel,  zona Sur. Además de lucir un nuevo y elegante espacio, reafirmaron el concepto de su marca: joyas que cuentan historia. “Es la joyería nacional que cuenta la historia de la tradición boliviana nacional,  desde  Tiwanaku, pasando por la Colonia. Nosotros queremos recuperar todo eso”, afirma Esperanza.

Y la ocasión fue oportuna para lanzar su nueva colección: Macuquinas, cuyas prendas rememoran las primeras monedas de plata, irregulares, formadas  a golpe de martillo, que  se comenzaron a acuñar en la Casa de Moneda de Potosí.  “Los artesanos las trabajan como se lo hacía antes, no las vacían en moldes; usan  la técnica antigua”, asegura Daniela.

Su colección de macuquinas no sólo tuvo éxito con sus clientes mujeres, sino también con varones. Ellos buscan esos diseños en gemelos para sus camisas y pisa corbatas.


Lo siguiente es la colección Tiwanacu. “Estamos investigando su simbología, su significado, las piedras que utilizaban, cómo lo hacían y por qué”, dice Esperanza.

 Esta nueva propuesta es como una tarea que tenían pendiente estas hermanas, porque Tiwanaku está presente en su historia desde su niñez.  Con la colección vendrá su página web, donde se podrá comprar cualquier joya con su piedra cargada de energía y protección. “Las enviaremos hasta donde esté el cliente”, dicen las hermanas en coro.

Cuando se le pregunta a estas jóvenes cuál es el secreto de su éxito, vuelven a contestar al mismo tiempo: “Como dice nuestra mamá: ‘el ojo del dueño engorda al caballo’”.


 

Cuarzo rosa

Conocida como la piedra del amor, el cuarzo rosa representa la apertura del corazón y se le atribuye cualidades como la de devolver  la confianza y atraer el amor. Su coloración, a diferencia de las piedras de su clase, varía por los diferentes tonos rosado que trae. El cuarzo  rosa profundo es el menos común y por  tanto uno de los más valorados, incluso como piedra preciosa.

Amatista 

Se trata de otra variación de cuarzo, con una característica tonalidad violeta y también se la conoce como  cuarzo morado o cuarzo violeta. A esta piedra se le atribuye las cualidades de la intuición y transformación.   Representa la paz,  tranquilidad y la serenidad. En los momentos perturbadores, se dice que  ayuda a calmar los pensamientos negativos  e invade el alma de tranquilidad.

Labradorita

Esta piedra tiene un brillo misterioso y cautivador que combina reflejos azul y plata. Se le atribuye  cualidades  místicas y protectoras, y   la capacidad de reconectar a las personas con su misión en la tierra; reconectarlas con la verdadera esencia, ayudándolas a  trascender las  limitaciones. Destierra los miedos e inseguridades y fortalece la fe en uno mismo y la  confianza.

Ojo de tigre 

Se trata de una variedad de cuarzo de color amarillo y pardo dorado en bandas, con reflejos tornasolados, apreciada como piedra semipreciosa. Se le atribuye la cualidad de  procurar la equilibrio entre el saber y sentir. 
Conecta la sincronicidad y ayuda a encontrar soluciones y respuestas definitivas a problemas y conflictos internos para alcanzar objetivos.

Ágata musgo

A esta piedra verde se le atribuye la capacidad de ayudarle a corregir los desequilibrios entre los dos lados del cerebro. Se dice que es una piedra espiritual que  trae fuerza y coraje y ayuda a disminuir el estrés. 
Ayuda a alcanzar el crecimiento personal, promueve al autoexpresión y equilibra las  emociones. Otorga confianza en uno mismo  y alimenta el  optimismo.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.