Dos bolivianos crearon una app que mide las emociones de los empleados

Miho Shoji y Alfredo Jaldin desarrollaron Moodbit, una herramienta compatible con casi todas las plataformas de comunicación de las empresas, que ayuda a medir y elevar la moral de los trabajadores.
jueves, 22 de agosto de 2019 · 00:04

Alejandra Pau / La Paz

¿Sabe si los trabajadores de su empresa están motivados?, ¿si alguien está a punto de renunciar porque se siente desmoralizado? o ¿si el estrés está afectando la productividad de su equipo? Dos bolivianos crearon una aplicación (app) que utiliza inteligencia artificial para monitorear  los comportamientos y emociones diarias en tiempo real a través de análisis de  textos y audios de correos electrónicos y chats.  

La  periodista cruceña Miho Shoji y el orureño  Alfredo Jaldin,  ingeniero de negocios y tecnología de la información,  crearon la app Moodbit que puede  utilizarse desde casi cualquier plataforma de comunicación usada por las empresas como Gmail, WhatsApp, Skipe, Outlook y Slack.  

La herramienta es un producto de  la startup  (empresa emergente) Moodbit INC, una compañía  fundada por Shoji y Jaldin en 2018  que está  establecida  en Nueva York, Estados Unidos.

Jaldin durante su exposición  en el evento Pitch Competition Startup Day.

“Nos integramos a estas plataformas y sacamos datos de ahí; toda la información se convierte en anónima, en lo que llamamos data integrada. Esto para que el empleado no sienta que está siendo espiado por nosotros o la empresa, y que se está leyendo la conversación o la información que proporciona. Es a través de esta data que  analizamos los sentimientos y los estados de ánimo (…), pero no leemos ni guardamos ningún tipo de contenido”, detalla Shoji a Página Siete a través de una comunicación telefónica desde Polonia.  
 
 Para lograrlo se utiliza una tecnología denominada Procesamiento del Lenguaje Natural (NLP, por sus siglas en inglés) y el análisis de sentimientos. Esto implica que se hace una puntuación de las palabras y las oraciones de las conversaciones, las cuales han sido previamente categorizadas por psicólogos organizacionales.

 Luego  se informa sobre los resultados  a los jefes, gerentes  o líderes  del equipo  para que tengan una comprensión clara de lo que está sucediendo en la empresa y tomen acciones para mejorar la moral de los trabajadores.

 Forbes y portales tecnológicos 

 La incursión de Moodbit INC en el mercado empresarial ha sido reconocida en artículos publicados en la revista Forbes, de Estados Unidos, y  portales de innovación tecnológica. Del mismo modo, la empresa ha ganado este año el reconocimiento a la mejor startup en el Pitch Competition Startup Day, evento organizado por Amazon Web Services.

     La empresa  Moodbit INC trabaja con 300 pequeñas y medianas empresas.

El equipo, además de los dos fundadores está conformado por siete personas que se distribuyen en un equipo en Nueva York y un grupo  remoto en Chile; cuenta con un directorio, mentores y especialistas en desarrollo de startups   que asesoran  el crecimiento de  la empresa.    

 Felicidad = Productividad

En Bolivia saber la moral o el estado de ánimo no siempre es una prioridad para las empresas que saben que los empleados se aferran a su fuente laboral por falta de opciones. Por ende, no se tiene como prioridad el precepto de que los empleados motivados y felices son capaces de elevar los índices de productividad. 

El 2016 se difundió un estudio realizado por economistas de la Universidad de Warwick, en Inglaterra, que  concluyó,  “que la felicidad condujo a un aumento del 12% en la productividad, mientras que los trabajadores descontentos demostraron un 10% menos productivos”. 

   Según un análisis de Moodbit INC, los empleados comprometidos con la empresa registran un 17% de aumento en la productividad, un 41% de reducción en el absentismo y, a su vez, la empresa incrementa  un 20% su  rentabilidad.      

El 2011, Shoji y Jaldin crearon  la empresa Nekki LLC en Chile, una  compañía de  comunicación estratégica  y trabajaron con proyectos de  grandes  compañías estadounidenses en ese país e iniciativas en otras naciones.  

Fue entonces que empezaron a analizar los problemas que enfrentaban los departamentos de recursos humanos.  Una de las grandes dificultades era la retención de empleados y no estar informados sobre  los motivos o cuándo iban a  renunciar.  

No existía una herramienta de análisis para que las  compañías sepan si un empleado pensaba renunciar, si estaba desapegado a la empresa o, por el contrario, se sentía  contento con su trabajo. 

Con esa experiencia crearon Moodbit INC  que hasta el momento trabaja con alrededor de 300 pequeñas y medianas empresas en Norteamérica, Sudamérica y Europa, y proyectos piloto con grandes empresas en Norteamérica y Sudamérica.

 ¿Cómo cambiar una empresa?

Moodbit además del análisis de los sentimientos y estados de ánimo de los trabajadores,  les entrega un plan de acción que contiene sugerencias en varias categorías como: salud mental, salud y bienestar del cuerpo, enfoque y satisfacción en el trabajo, entre otros.

 Una sugerencia, por ejemplo, es hacer diez minutos de meditación porque ayuda a la oxigenación del cerebro, lo cual  lleva a tener mayor enfoque y concentración en el trabajo.

 Del mismo modo, se otorga una lista de acciones para el líder de equipo, gerente o ejecutivo. En ella figura, por ejemplo, que se realicen  reuniones personales con su grupo una vez a la semana para  hablar sobre el estado de su trabajo, pero además  consultarles sobre cómo se sienten, su estado de ánimo y cuáles han sido las principales dificultades que han enfrentado en ese tiempo.      

“Acciones como ésta ayudan mucho a humanizar al trabajador y no asumir que va a ser productivo solo porque tiene un cargo en la empresa (...). La persona que está trabajando necesita sentirse satisfecha y en un lugar donde se preocupan por él”, asegura Shoji.

 Marcar tarjeta y lo obsoleto

Según la emprendedora digital en Estados Unidos se estima que para el 2030 entre el 50% y el 60% los empleados serán  remotos; es decir, no marcarán tarjeta ni estarán ocho o nueve horas sentados en un escritorio, sino que trabajarán desde donde estén siempre y cuando estén conectados con la empresa mediante  internet. 

“Los millenials y las generaciones más jóvenes entienden que para ser productivo no tienen que estar en un trabajo ocho o nueve horas ni tampoco tienen que estar en la oficina, sino que pueden ser nómadas que viajan por países y ciudades, pero se conectan con la compañía (…). Si eres mucho más productivo en tres horas para la empresa es mucho más valioso a que estés ocho horas siendo improductivo”, explica la emprendedora.  

La forma de trabajo del futuro  será completamente diferente porque las nuevas generaciones no buscarán un trabajo de nueve horas sino uno que le permita tener un estilo de vida diferente, añade. 

La implementación de este modelo  no será sencilla porque no es fácil tener comunicación con un empleado que no está en la oficina  y la gente que trabaja de forma remota se siente  aislada socialmente. Por ello, será necesario construir un balance entre ambos, lo presencial y lo remoto, según indica.

 “Quizá hace algunos años atrás se veía como este mito que solo las empresas de desarrollo de alta tecnología tenía trabajadores de forma remota, hoy se está replicando en compañías muy tradicionales y hasta en empresas pequeñas”, sostiene la boliviana. 

Para Shoji es un orgullo que se reconozca el trabajo de una compañía creada por bolivianos, que además cuenta con dos inversores en el país. “Tener reconocimientos en un sector y un país tan competitivo como es Estados Unidos es una satisfacción para nosotros porque nuestra familia vive en nuestra Bolivia”, destaca la cofundadora de Moodbit INC.

  En octubre, la emprendedora llegará a La Paz para dar una charla en la Cámara  de Mujeres Empresarias de Bolivia sobre emprendimiento y tecnología y espera poder incentivar a que profesionales en marketing, análisis de datos o ingenieros jóvenes se comuniquen con ellos y envíen sus currículums  para postular a Moodbit (https://mymoodbit.com), pero además para que se motiven a emprender en Bolivia o fuera del país. 

     “Son sueños que a veces se los ve muy lejanos, pero que son posibles”, concluye  Shoji.  

 

 
    3 factores  de infelicidad

  • Conexiones sociales Personas que no conversan con sus pares en las empresas, no participan de actividades sociales o reuniones relacionadas a la compañía.
  •     Vigilancia extrema Trabajadores que tienen un jefe inmediato (micro manager) que  monitorea lo que hacen cada 15 o 30 minutos. Estos jefes  comunican lo que  se hace mal, pero nunca cuando se hacen las cosas bien.
  •    Comunicación Los empleados que no comunican lo que piensan frecuentemente, no  dan una retroalimentación  y no son buenos para recibirla.

3 factores  de felicidad

  • Red social Las personas que son muy comunicativas y que tienen una red social dentro de la empresa.
  •    Actividades sociales Los empleados que participan en las reuniones o actividades sociales de la empresa.
  •     Retroalimentación Los empleados que reciben una retroalimentación positiva y no solo cuando cometen errores. Se destaca la importancia de comunicarle a la persona cuando está haciendo un buen trabajo.
16