Una colección de boletas electorales cuenta episodios de la historia del voto en Bolivia

En 1979 se decide que todas las candidaturas irían en una sola papeleta electoral y así nace la multicolor y multisigno, como en la que votaremos este 18 de octubre.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 00:04

Ivone Juárez   / La Paz 

El domingo 9 de julio de 1978, los bolivianos acudieron a las urnas después de 12 años en los que se sucedieron una  serie de golpes de Estado militares, entre ellos el de Hugo Banzer Suárez (1971-1978), quien había convocado a los comicios presionado por una serie de movilizaciones sociales, sobre todo por una huelga de hambre nacional. 

En la jornada electoral participaban al menos 17 partidos, cada uno con su respectiva boleta electoral que llevaba los colores de la tienda política, su símbolo, el nombre de la sigla y de sus candidatos a la presidencia y vicepresidencia. 

Durante la elección se suscitó un incidente que  11 días después,  el 20 de julio, llevó a anular los comicios: en los recintos electorales habían más boletas verdes, que correspondían a Juan Pereda Asbún, candidato a la presidencia por la Unión Nacionalista del Pueblo (UNP).

En el área rural, en las mesas de sufragio, prácticamente habían desaparecido las papeletas naranja, que pertenecían a  Unidad Democrática Popular (UDP), cuyo candidato a la presidencia era Hernán Siles Zuazo, y los electores sólo tenían a su disposición las verdes de Pereda, quien en primera instancia fue declarado ganador hasta que los comicios finalmente se anularon.

Hugo San Martín tiene una colección  privada de al menos 100 boletas electorales que cuentan episodios de la historia del voto en Bolivia y entre esas joyas de la democracia están esas dos papeletas de las elecciones de 1978, la naranja de la UDP con su histórico líder Hernán Siles Zuazo  y  la verde de Pereda Asbún. 

Las piezas se encuentran entre las boletas del Partido Socialista de Marcelo Quiroga Santa Cruz, del Movimiento Nacionalista Revolucionario con Víctor Paz Estenssoro y la de Partido Demócrata Cristiano con su candidato René Bernal y otros que terciaron en las elecciones del 78, que fue la última en la que los partidos llegaron a la mesa de sufragio con  su papeleta personalizada, porque en los siguientes comicios, que se celebraron un año después (1979), todos figuraron en una sola papeleta, la multicolor y multisigno, similar a la boleta que veremos este domingo, cuando acudamos nuevamente a la urnas.  

“Hasta las elecciones de 1978, cada partido, individualmente, tenía su propia  papeleta y así era fácil hacer fraude, por ejemplo, haciendo desaparecer las papeletas de ciertos partidos, como sucedió en 1978, con el  fraude de Pereda Asbún. A partir de entonces, para evitar ese tipo de situaciones,  se incorpora a todos los partidos y candidatos a una sola boleta electoral, multicolor y multisigno”, explica San Martín, exdiputado nacional y actual director del Centro de Profundización de la Democracia (Ceprode).

Algunas de las boletas   electorales  de 1978;  cada partido tenía su papeleta.
Foto:Hugo San Martín
 

Y la colección de San Martín también contempla la primera boleta multicolor y multisigno de Bolivia, igual que la  de 1997,  cuando se incorpora por primera vez a la papeleta electoral a los candidatos a diputados uninominales, que desde entonces son elegidos por el voto, igual que el presidente del país.

“Con esa boleta el elector tiene que emitir dos votos. La evolución de las boletas tiene como propósito perfeccionar el sistema electoral, evitar fraudes en el sufragio y mejorar la democracia”, comenta. 

La boleta electoral de 2002,  cuando se incluyó en la boleta a los candidatos a senadores y diputados plurinominales.
Foto:Hugo San Martín

Y para sumar a ese objetivo, además de conservar estas boletas electorales, a las que sumará la de este domingo, a través de Ceprode digitaliza material audiovisual relacionado con los acontecimientos políticos más importantes de Bolivia.  

Pero la colección del exdiputado no sólo contempla estas piezas de la historia de la participación directa de los bolivianos en la democracia, sino también de otros valores, como la boleta con la que se acudió al referendo del 11 de enero de 1931 para que los ciudadanos aprueben nueve reformas a la Constitución Política del Estado. 

La primera boleta electoral  multicolor  y multisigno que tuvo Bolivia. Fue usada en la votación de 1979.
 

“El 24 de junio de 1930,  el general  Carlos Blanco Galindo  lideró un golpe militar que derrocó al presidente  Hernando Siles Reyes. La junta militar encabezada por Blanco Galindo propuso varios cambios constitucionales, para lo cual convocó a un referendo constitucional  que se llevó a cabo el 11 de enero de 1931. Se consultó a los votantes  sobre nueve modificaciones a la Carta Magna y todas fueron aprobadas”, explica San Martín.

Y la siguiente boleta que entrará a su colección será la de este domingo, pero ésta viene en más de 60 tipos diferentes porque varía de acuerdo a cada circunscripción uninominal o indígena y su candidato a diputado. A éstas se suman las que se imprimieron para el voto en el exterior.


El diseño de la boleta  del referendo de 1931.

“El Órgano Electoral explicó que estas boletas de sufragio tendrán medidas especiales de seguridad, como la tinta fluorescente, la tinta invisible y un código QR”, comenta el exdiputado.

 

 

 


   

52