Periodistas bolivianas cosechan nominaciones y premios Emmy

Hacen trabajos periodísticos que sobresalen en la industria de la televisión estadounidense. Una apuesta a conectarse con la gente, otra a la creatividad y la tecnología, y la tercera a la excelencia en la noticia.
domingo, 4 de octubre de 2020 · 00:22

Ivone Juárez /  La Paz

2019 y 2020 son años de logros importantes para mujeres periodistas de televisión bolivianas  que llegaron a Estados Unidos en busca del sueño americano. En esos dos años, al menos dos recibieron los codiciados premios Emmy, galardones anuales que la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias de ese país otorga a la excelencia en la industria de la televisión de ese país; mientras que una recibió cuatro nominaciones, que espera puedan concretarse en estatuillas este noviembre.

Se trata de Arely Morales, una cochabambina que migró a Estados Unidos hace 16 años,  para reunirse con su madre, quien años antes llegó a ese país en busca de  mejores oportunidades para ella y su familia; de Vania Galindo, también de Cochabamba, que pese a su condición de migrante optó por ser una productora independiente de  miniseries  y programas que llaman la atención de la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias estadounidense. También está Paola Virrueta, una paceña que ha recorrido diferentes países ejerciendo el periodismo. En Estados Unidos este año cosechó dos Emmy  por su alta capacidad para presentar las noticias en vivo.

Esto es lo que hicieron para alcanzar esos  reconocimientos y demostrar que los objetivos y sueños no tienen patria.
 

La periodista Vania Galindo y su productora CBBA Productions Inc tienen cuatro nominaciones a los Emmy que se  conocerán en noviembre. Está más que satisfecha porque llegó a ese sitio produciendo de manera independiente, sin tener detrás una multinacional de los medios de comunicación, como ella dice. 

“Somos una empresa independiente y tenemos cuatro nominaciones, no hay empresa multinacional de los medios que tenga esa cantidad de nominaciones”, destaca la cochabambina que llegó a Estados Unidos hace 10 años con su hija, en busca del sueño americano... y lo está logrando con creatividad,  innovación y la tecnología, afirma.

“La creatividad y el liderazgo en la innovación en producciones televisivas, series  y el uso de la tecnología es una nuestra diferencia. En tecnología estamos comenzando a usar todo lo que hay en teléfonos celulares, drones  y en las cámaras de 8K y otros. Esa mezcla de creatividad y entretenimiento que hacemos hizo que cuatro de nuestros programas sean nominados”, sostiene.

Vania y su empresa están dedicados a la producción de miniseries y el objetivo es llegar a Netflix. En ese camino tienen ya muchos trabajos en su haber, pero entre los nominados a los Emmy están Buscando la fe, una miniserie de 10 capítulos de contenido religioso; El dolor del Holocausto, de contenido histórico, basada en una entrevista a un sobreviviente que a través de un sistema informático responde a las preguntas a los visitantes del museo del Holocausto de Houston. La tercera miniserie es En los zapatos del otro, de contenido humano, que cuenta experiencias de los migrantes que llegaron a Estados Unidos en busca del sueño americano. 

La cuarta nominación es para la revista Un poquito de todo con Vania, que muestra los atractivos de Houston.

Vania espera que esas nominaciones se traduzcan en los premios que piensa traer a Bolivia. 

“Estoy más que segura que conquistaré esas estatuillas y que las llevaré a Bolivia para demostrar a las generaciones que vienen detrás de nosotros que es posible hacer realidad nuestros sueños en cualquier lugar del mundo”, afirma.

La periodista Vania Galindo y su productora CBBA Productions Inc tienen cuatro nominaciones a los Emmy que se  conocerán en noviembre. Está más que satisfecha porque llegó a ese sitio produciendo de manera independiente, sin tener detrás una multinacional de los medios de comunicación, como ella dice. 

“Somos una empresa independiente y tenemos cuatro nominaciones, no hay empresa multinacional de los medios que tenga esa cantidad de nominaciones”, destaca la cochabambina que llegó a Estados Unidos hace 10 años con su hija, en busca del sueño americano... y lo está logrando con creatividad,  innovación y la tecnología, afirma.

“La creatividad y el liderazgo en la innovación en producciones televisivas, series  y el uso de la tecnología es una nuestra diferencia. En tecnología estamos comenzando a usar todo lo que hay en teléfonos celulares, drones  y en las cámaras de 8K y otros. Esa mezcla de creatividad y entretenimiento que hacemos hizo que cuatro de nuestros programas sean nominados”, sostiene.

Vania y su empresa están dedicados a la producción de miniseries y el objetivo es llegar a Netflix. En ese camino tienen ya muchos trabajos en su haber, pero entre los nominados a los Emmy están Buscando la fe, una miniserie de 10 capítulos de contenido religioso; El dolor del Holocausto, de contenido histórico, basada en una entrevista a un sobreviviente que a través de un sistema informático responde a las preguntas a los visitantes del museo del Holocausto de Houston. La tercera miniserie es En los zapatos del otro, de contenido humano, que cuenta experiencias de los migrantes que llegaron a Estados Unidos en busca del sueño americano. 

La cuarta nominación es para la revista Un poquito de todo con Vania, que muestra los atractivos de Houston.

Vania espera que esas nominaciones se traduzcan en los premios que piensa traer a Bolivia. 

“Estoy más que segura que conquistaré esas estatuillas y que las llevaré a Bolivia para demostrar a las generaciones que vienen detrás de nosotros que es posible hacer realidad nuestros sueños en cualquier lugar del mundo”, afirma.
 

Paola Virrueta es presentadora de noticias en Univisión Área de la Bahía de San Francisco en Estados Unidos y semanas después de haber asumido ese cargo y haber llegado al país se desató el  incendio Kindcade, en el norte de California, en octubre de 2019. Entonces la televisora lanzó  los breaking news  (noticias en vivo) que la boliviana condujo con tal claridad y nivel de información que por ese mérito recibió en junio de este año dos premios Emmy. El primero por su sobresaliente desenvolvimiento en las noticias en vivo y el segundo, por cobertura continua al desastre natural.

“Siendo que el trabajo de noticias en vivo te deja acelerado, con ganas de seguir entendiendo el tema, y el que yo había llegado dos semanas antes a Estados Unidos, la adrenalina me hizo entender todo muy rápido: la información del Departamento de Bomberos, del Gobernador, de las ciudades, de los condados y, lo más importante, decir a la gente cuáles eran las áreas que tenían que evacuar”, cuenta Paola al retroceder en el tiempo y recordar esas jornadas de noticias en vivo con el incendio de Kindcade que se prolongó durante semanas en 2019.

“Era algo distinto para mí. Estuve en el sismo de 2017 de México y fue un breaking news fuerte pero distinto de los incendios en California. Entonces creo que lo distinto que me tocó hacer  fue adaptarme lo más rápido que pudiera, y tratar de dar información de la mejor manera y ayudar a la gente que vivía en la zona”, añade.

El segundo Emmy también fue por cobertura que su equipo realizó  de manera sostenida al incendio y Paola tiene los dos trofeos en su casa, como una muestra de que el esfuerzo siempre tiene un reconocimiento, que, ante todo, se lo puede “ver  y tocar”, afirma.

La periodista boliviana salió del país hace muchos años para trabajar y seguir formándose. Estuvo en Israel, luego en  Mozambique, después en México y ahora en Estados Unidos. Mira  hacia atrás y al ver todo lo que obtuvo, además de esos dos premios Emmy, expresa: “Es una lucha, un sueño y conseguir metas representa un gran punto para que otros jóvenes vean que con mucho trabajo se puede  cumplir los sueños. Yo tengo un objetivo, que es aprender y lo persigo todos los días”.

Hace apenas un año que esta reportera trabaja Entravisión, de propiedad de Univisión. Fue una de esas oportunidades que se le presentaron en la vida y que tomó sin vacilar. Aunque no estaba entre sus planes trabajar en la televisión, esa decisión la hizo descubrir   la madera de la  que estaba hecha y de lo que era capaz de lograr con una cámara y un micrófono en mano; no sólo trasmitir noticias, sino sentimientos, emociones y el sentido que las personas dan a lo que hacen.

Arely ingresó a Entravisión como directora de promociones del área de Washington DC, Maryland y Virginia, y al mes ya estaba produciendo un programa de entretenimiento denominado Zona DMV. La boliviana nacida en Cochabamba afirmó que imaginó el programa como una manera de apoyar a los artistas locales y los eventos  de las comunidad latina; un espacio en el que casi nadie había puesto los ojos y donde ella encontró una veta, tanto así que Zona DMV se convirtió en poco tiempo en un éxito, al punto de ayudarla a lograr su primer  Emmy.

Y en ese objetivo de promocionar a  talentos locales conoció a Estefanie Mercedes, una artista argentina que diluye casquillos de balas para convertirlos en campanas. Quedó conmovida con el mensaje que representaba el trabajo y quiso compartirlo con los televidentes. “No es común ver que cómo algo negativo, que puede hacer tanto daño, pueda convertirse en algo positivo, en algo que emita sonido que acaricia”, expresa. 

Y se propuso compartir con su público las sensaciones que Estefanie logró en ella y no encontró mejor manera que mostrar todo el proceso de la obra de la artista argentina. “Quise mostrarlo a través del procedimiento, y Estefanie me lo mostró, desde cómo conseguía los casquillos de balas,  hasta cómo los fundía,  y cuál era el mensaje que quería dar, y  salí (titular de su reportaje) con el nombre de su trabajo: De balas a campanas”, cuenta.

Y fue con ese trabajo de Arely ganó un Emmy en la Categoría Arte y Entretenimiento. Se midió con seis periodistas  que pugnaban por el premio y  ella ganó.

Por la pandemia, recibió su galardón en una ceremonia virtual que se realizó en agosto, pero eso   no le quita  la satisfacción de haber logrado un reconocimiento así en otro país, lo que le vuelve a demostrar que ante una oportunidad se debe apostar todo.

 

 

 

 


   

37
3