Cansados de lo mismo, jóvenes y mujeres de Potosí apuestan por el turismo y el medioambiente

Una nueva generación de líderes plantea mirar a la industria sin chimeneas por su gran potencial. Propone una agenda del sur, que incluya a los departamentos de Tarija y Chuquisaca.
martes, 10 de noviembre de 2020 · 00:04

Ivone Juárez / La Paz

El departamento de Potosí conmemora hoy los 210 años de su Grito Libertario  en medio de la pandemia y sin la posibilidad de realizar un acto de celebración masiva. Esta es una nueva efeméride particular para la región, igual que la del año pasado, que se dio al epílogo de los 21 días de movilización nacional en contra del fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre, con la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia. 

Los potosinos habían iniciado mucho antes un paro general en demanda de mayores regalías por la explotación del litio y se sumaron a las jornadas de la defensa del voto con dos caravanas que partieron rumbo a la ciudad de La Paz y que fueron emboscadas, la primera en  Vila Vila y la segunda en Playa Verde.

Ha pasado un año de esos hechos, aún sin investigación, y representantes de la población consideran que para Potosí nada ha cambiado, pues su demanda de mayores regalías por el litio, que se encuentra en el Salar Uyuni, quedó en nada. Hubo un cambio de gobierno, con nuevos actores, que tampoco atendieron esa y otras “demandas históricas” de la región, sostiene el presidente del Comité Cívico de Potosí, Juan Carlos Manuel.

“El gobierno de transición igual nos cerró las puertas. En el tema del aeropuerto, por ejemplo, en ningún momento nos abrieron las puertas para financiar lo que falta para concluir ese proyecto. Con la fábrica de cemento nos dieron largas y al final no concretamos nada. Lo único que logramos fue una parte para construir el hospital de tercer nivel, pero seguimos en la misma situación, lamentablemente. Ni los socialistas  ni los de derecha  ven con buenos ojos que Potosí crezca como departamento; pero sí lo ven para sacarle sus recursos naturales, para eso es importante Potosí, pero para atender las necesidades de su pueblo no es importante; tenemos que seguir mendigando”, reclama Manuel.

El cívico reemplaza en el cargo a Marco Antonio Pumari, quien el año pasado lideró las movilizaciones potosinas y terminó proyectándose como un líder cívico nacional, igual que Luis Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz de entonces, y encabezaron las movilizaciones en contra del fraude electoral.  Pumari y Camacho terminaron formando la  alianza Creemos y se presentaron a las elecciones generales que se concretaron hace tres semanas. Alcanzaron un tercer lugar en los comicios, pero debido a votación que alcanzaron en Santa Cruz. En Potosí, Pumari sólo se ganó el reproche de gran parte de la población.

Ruth Velasco, activista de Poder, Armonía y Libertad,  lanza un suspiro al rememorar todo lo que pasó hace un año en Potosí y lo que la región logró. “Nosotros comenzamos las movilizaciones antes que el resto del país, por una demanda de mayores regalías por el litio, resistimos más de 40 días”, remarca.  

“Los potosinos somos gente luchadora, que apuesta y trabaja por el país, pero también guardamos una gran en nostalgia dentro, en cada uno de nosotros, siempre estamos pensando en el pasado, y esa nostalgia se transforma en resentimiento, lo que no nos deja mirar al futuro y así no conseguimos ningún resultado con nuestras luchas”, afirma.

En ese contexto, Ruth considera que llegó el momento de que su región cambie de mentalidad en cuanto a sus prioridades y demandas, esto para obtener resultados que contribuyan a su desarrollo.

El Salar de Uyuni,  uno de los grandes atractivos del turismo en el mundo. está en Potosí.

“Es  momento de que apostemos por nuevos paradigmas,  de que cambiemos nuestros instrumentos de lucha y la forma de hacer protestas para comenzar  a generar otro tipo de propuestas y lograr resultados; porque hasta ahora, pese a tantas luchas, tantos días de paro, no hemos logrado nada como región, y eso nos debe llevarnos a pensar, para forjar un mejor futuro para Potosi”, sostiene la mujer empresaria de profesión arquitecto.

“Nos jactamos de que somos la vaca lechera y muchos ya estamos cansados de ese discurso. Si bien aportamos a Bolivia con la minería, tenemos otros potenciales, a los que tenemos que mirar”, continúa.

Ruth fue parte activa de las movilizaciones potosinas del año pasado y recuerda la contundencia y consecuencia con la que actuaron los potosinos, pero sobre todo las mujeres y los jóvenes. Ahí ve el potencial que Potosí necesita para redireccionar su lucha por días mejores para todos los potosinos, tanto del área urbana como rural.

Omar Oporto  fue presidente del comité de movilizaciones durante las jornadas del año pasado en Potosí y señala que las mismas fueron como un abono para desarrollar la participación de los jóvenes, que se concretó en la creación de espacios de debate y de trabajo conjunto en varios ámbitos, sobre todo el relacionado con el desarrollo del departamento, que arrojaron propuestas muy importantes. Lamentablemente la pandemia interrumpió ese proceso, pero “las ganas y la energía siguen vivas”, dice el joven de 33 años. 

Sin embargo, recuerda cómo lograron coordinar las movilizaciones involucrando primeros a los universitarios y luego a los trabajadores mineros.

Evelyn Callapino, cofundadora y coordinadora general de Mujeres de Plata, asegura que es fundamental fortalecer esos liderazgos, tanto de la mujer como de los jóvenes potosinos. Mujeres de Plata y otras organizaciones están en esa tarea a través de espacios de debate que promueven a través de los medios de comunicación.

“El papel de la mujer y de los jóvenes desde el año pasado fue contundente; ellas dejaban sus hogares, sus puestos de venta para ir a la lucha. Es primordial seguir fortaleciendo esos liderazgos. Se ve más participación de la juventud, se armaron plataformas que defienden el medioambiente y que están consolidando liderazgos políticos juveniles; de ahí saldrán nuevas propuestas para el departamento”, asegura.

La ciudad  colonial de Potosí.

Turismo por minería

Y las propuestas ya surgieron. Una de las fundamentales es dejar de pensar a Potosí como una región meramente minera y esto por el bien del medioambiente del departamento. 

“La minería nos está matando lentamente a los potosinos por la contaminación y falta de políticas de control del medioambiente, estamos destruyendo nuestro medioambiente”, dice Ruth Velasco

Omar Oporto señala que la alternativa es la industria sin chimeneas, el turismo, para el cual el departamento tiene una gran potencialidad, pasando por su historia, que  permanece viva en la ciudad de Potosí  y terminando en la magnificencia del Salar de Uyuni.

Antes de que comience la pandemia identificaron en qué deben trabajar y las prioridades en las que deben enfocarse. Una de ellas es la protección del patrimonio para llegar a convertirse en un destino turístico, como Cuzco, Perú. La segunda prioridad es la promoción de Potosí como destino turístico a nivel internacional. 

Omar considera que los jóvenes pueden aportar mucho en esa promoción. “A diferencia de una personas adulta, estamos en ese proceso constante de visitar el mundo a través del internet; estamos conectados con todo el mundo y eso sirve mucho en temas de promoción. Además, tenemos ganas de investigar y el tiempo para revalorizar nuestras áreas turísticas y patrimoniales”, sostiene.

Antes de la pandemia comenzaron a organizar un concurso para identificar y redescubrir las áreas patrimoniales olvidadas en el tiempo y que no fueron incluidas en las áreas históricas que actualmente Potosí tiene como oferta turística. 

Evelyn Callapino señala que en los espacios de debate que se propicia a través de Mujeres de Plata, Poder, Armonía y Libertad  otros colectivos y organizaciones se debate temas como la economía naranja, en la que está involucrada el turismo. “El Cerro Rico después de más de 500 años de explotación es la muestra de la muerte, un círculo de la pobreza y estamos comenzando a hablar sobre eso”, indica.

Añade que también se debate los efectos negativos de  la actividad minera contra el medioambiente del departamento. En estas charlas entidades como la Sociedad Potosina de Medioambiente brindan un gran aporte al debate con información e investigación. 

Una agenda del sur

Callapino señala que la inquietud sobre todo de las mujeres potosinas ha llevado a pensar en las formas de potenciar la voz de Potosí para que sea escuchada por el resto de Bolivia y encontraron una estrategia que aún acarician y delinean para lanzarla. Se trata de la agenda del sur que quieren construir con sus vecinos Tarija y Chuquisaca.

“A Potosí, como departamento,  no podemos consolidar una agenda, por eso estamos pensando consolidar una agenda desde el sur, a través de alianzas con Chuquisaca y Tarija, para generar un bloque que logre que en Bolivia se nos dé importancia; porque a Potosí no se nos da importancia y así no podemos avanzar en un desarrollo  óptimo para el departamento”, señala Callapino.

Y así con esos planes y proyectos, las mujeres y los jóvenes de Potosí piensan en una mejor región y esperan con estos nuevos argumentos poder enamorar al resto de sus paisanos, la mayoría cansados de escuchar que Potosí es la “vaca lechera” de Bolivia, como dice Ruth Velasco.

Omar Oporto considera que los potosinos tienen que mantener la unidad para ser escuchados por el resto del país. 

El presidente del Comité Cívico, Juan Carlos Manuel. asegura que pese a que el departamento cumple hoy una año más de su Grito Libertario sin ningún logro para mejorar las condiciones de vida de sus pobladores, está firme para en cualquier momento volver a la lucha por sus reivindicaciones. La asunción del nuevo gobierno le da un atisbo de esperanza, sobre todo el discurso del Vicepresidente David Choquehuanca.

"Nosotros también estamos cansados, queremos paz; no podemos pasarnos todo el tiempo con marchas, con peleas.Tenemos un nuevo gobierno y esperamos que nos pueda escuchar; el señor Choquehuanca ha sido claro: gobernar para todos,y eso lo que queremos., por eso por ahora nos estamos guardando nuestra rebeldía sana", afirma. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
93