Mondragón, el recuerdo de un potentado forjado en Potosí

La hacienda se encuentra a 30 minutos de la Villa Imperial. Perteneció al minero Pedro Mondragón que a inicios del siglo XVII era considerado el hombre más rico de América.
martes, 24 de noviembre de 2020 · 00:04

Página Siete /  La Paz

Pero Pedro Mondragón no dejó Potosí, sus restos mortales descansan en el templo Santo Domingo de la Villa Imperial. A tanto ascendía su fortuna que incluso fue acreedor del Rey Felipe III de España. La suma del préstamo fue tan importante que el monarca le envió una carta, escrita con su puño y letra, en agradecimiento al minero. Mondragón le facilitó “un préstamo (no reembolsado) de 60.000 ducados”, se lee en la investigación. 

La propiedad cuenta  con al menos 26 habitaciones, distribuidas en dos patios.

El mundo desde Potosí

Existen versiones que indican que el potentado de origen español comenzó a amasar su fortuna como comerciante, para luego dar el salto a las actividades mineras, con las que logró hacerse de varias minas y de un ingenio  para el beneficio de la plata que, igual que muchos, explotaba del Cerro Rico. Para inicios del siglo XVII Mondragón era considerado el mayor potentado de la América.

Una de las graderías  que lleva  a las habitaciones de la hacienda, construida en el  siglo XVII.

Con gran parte de su fortuna el minero fundó, entre otros, el primer banco que tuvo Potosí, y una de sus propiedades más opulentas que se mantiene en pie hasta hoy: la hacienda de Mondragón, que se encuentra a 30 minutos de la Villa Imperial, se destaca en el Facebook Historias y Leyendas de la Villa Imperial de Potosí.

La vegetación,  una de las características del lugar.

La propiedad se alza en medio de un paisaje verde,  dominado por plantaciones de árboles frutales, debido a la calidad del suelo y el clima, mucho más templado que el de la ciudad de Potosí. 

Detalle de las ventanas de la hacienda.

La hacienda Mondragón la  componen unas  26 habitaciones, además de dos patios y una  capilla, como los hacendados de los tiempos de Pedro Mondragón acostumbraban a construir en sus propiedades.

Uno de los pasillos  de la construcción muy bien conservada.

El último hacendado que habitó la construcción  fue Zenón Guerra, quien la conservó hasta la década de  los años 70 del siglo pasado. La hacienda llegó a ser propiedad del Ejército. Luego pasó a propiedad de los comunarios.

Y el primer propietario de  la finca  nunca dejó la ciudad  que le dio la oportunidad de  construir semejante fortuna. Pedro Mondragón  murió en 1615  y sus restos mortales  fueron enterrados en la Villa Imperial, en el  templo de Santo Domingo, donde se mantienen hasta hoy.

La capilla de la hacienda  de Pedro Mondragón, en Potosí.

Cómo  llegar al lugar

  • Distancia  La hacienda Mondragón se encuentra a 30 minutos de la ciudad de Potosí.
  • Ubicación La propiedad se encuentra cerca de la zona  de los balnearios.
  • Clima  Valle templado que se caracteriza por plantaciones de árboles frutales.
  • Leyenda  La historia de la  propiedad está ligada a la leyenda del Cristo de Bronce. 
  • Turismo  La infraestructura es parte de  los atractivos turísticos de la Villa Imperial.
  • Administración  Los comunarios  administran el edificio  colonial como un destino turístico  para visitantes nacionales e internacionales. Ofrecen servicios de alojamientos y alimentación.
     

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

48
1