Donald Trump en su peor momento, censurado por los medios y ante un revés de los republicanos

Siete de las más importantes cadenas de Tv de EEUU cortaron el mensaje del mandatario, mientras altos miembros del Partido Republicano reprocharon sus denuncias.
sábado, 7 de noviembre de 2020 · 00:04

Agencias  / Washington

En un hecho inédito en EEUU, varias cadenas de televisión  interrumpieron el jueves la transmisión de un discurso del presidente Donald Trump por considerar que acusó fraude sin pruebas y, además, planteó argumentos llenos de fake news. Las declaraciones del presidente han abierto grietas en el partido Republicano. En estos tensos días y horas de conteo de votos, Trump enfrenta su peor momento.

Cuando la tortuosa elección presidencial estadounidense parecía encaminada hacia un desenlace, Trump dijo el jueves que “le están robando” su segundo mandato.

Su presencia ante la prensa en la Casa Blanca fue su primera aparición pública en más 36 horas y se produjo tras una jornada en que sus tuits revelaban su desesperación por el avance de su rival demócrata Joe Biden hacia la victoria.

En su declaración de 17 minutos realizó comentarios incorrectos y se retiró sin prestarse a preguntas de los periodistas. En su mensaje, Trump dijo que “si cuentan los votos legales, gano fácilmente. Si cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos la elección”. El mandatario repitió esos reclamos en un tuit en la madrugada de este viernes.

Sobre los votos por correo, el mandatario dijo: “estoy hablando desde hace tiempo sobre el voto por correo. Realmente destruye nuestro sistema. Es un sistema corrupto”. A lo largo de la campaña Trump dijo una y otra vez que el voto epistolar generaría una “manipulación” de la elección. Sin embargo tanto funcionarios estadounidenses como observadores extranjeros dijeron que no hubo fraude.

“Estábamos ganando en todos los lugares clave, y realmente por mucho, y luego nuestros números empezaron a reducirse en secreto”, denunció Trump e insistió con que ganó “por mucho” los decisivos estados de Pensilvania y Georgia y también cantó victoria en Michigan.

La censura

En ese contexto, las cadenas ABC, CBS, NBC, Telemundo e incluso Fox, la cadena de medios que apoyó abiertamente a Trump desde su candidatura de 2016, interrumpieron bruscamente el mensaje del presidente de EEUU.

Otra cadena que interrumpió el embate de Trump contra el sistema electoral estadounidense fue MSNBC. “Aquí estamos nuevamente en la posición inusual de no sólo interrumpir al presidente de Estados Unidos, sino de corregir al presidente de Estados Unidos”, dijo el periodista Biran Williams, quien además de presentador es el editor de NBC Nightly News, el informativo nocturno de la cadena estadounidense de televisión NBC.

CNN -que ya tuvo varios entredichos con Trump- emitió totalmente la declaración en vivo, pero su presentador Jake Tapper criticó al mandatario “¡Qué noche más triste para Estados Unidos de América ver a su presidente (...) acusar falsamente a la gente de intentar robarse las elecciones!”, señaló Tapper.

En Fox News, los presentadores Bret Baier y Martha MacCallum sólo repitieron algunas de las acusaciones de Trump, sin emitir ningún comentario a favor, luego de que el presidente emitiera una serie de acusaciones que socavan la integridad de la elección.

En Univisión Noticias,  el presentador Jorge Ramos explicó en Twitter que “estamos dejando la conferencia de prensa de Trump... Parte de las cosas que dijo el presidente son mentira. No es cierto lo que dijo respecto a que votos ilegales están evitando su victoria. No ha presentado ningún tipo de evidencia de que eso está ocurriendo”.

Inmediatamente después de concluir su rueda de prensa, grandes medios internacionales, como The New York Times o The Guardian, no dudaron en calificar de falsedades las acusaciones de Trump contra el sistema electoral.

Según dijeron estos medios televisivos, los ciudadanos estadounidenses realizaron una jornada electoral inédita: la más nutrida en la historia de este país, y Trump no puede acusar sin tener pruebas.

Mientras tanto, el candidato demócrata Joe Biden tomó un rumbo diferente, hablando brevemente a los reporteros después de asistir a una sesión informativa sobre la Covid-19. “Cada boleta debe ser contada. Les pido a todos que mantengan la calma. El proceso está funcionando”, dijo Biden. “Es la voluntad de los votantes. Que nadie más que elija al Presidente de los Estados Unidos de América”, dijo el candidato demócrata.

Grietas en el partido

Estas acusaciones de fraude electoral de Trump han provocado grietas en el Partido Republicano, con muchos legisladores distanciándose del mandatario, lo que desencadenó la ira en su círculo más cercano, especialmente de sus hijos Eric y Don Jr., que atacan a los republicanos.

“Contar cada voto es el corazón de la democracia”, dijo Mitt Romney, senador y excandidato presidencial republicano en 2012 en un comunicado.

Asimismo, Marco Rubio, senador por Florida y uno de los más cercanos a Trump, remarcó que el hecho de que “tome días para hacer el cómputo de votos no es fraude”. Otros fueron más lejos, como el gobernador de Maryland, Larry Hogan, quien subrayó que “no hay defensa para los comentarios de Trump, que consideró que socavan el proceso democrático”.

Frente a ello, los hijos del mandatario Eric y Don Jr., que han estado muy activos en la campaña electoral, lanzaron sus dardos contra el partido.

“La falta total de acción de virtualmente todos los aspirantes a 2024 es bastante asombrosa. Tienen una plataforma para demostrar que están dispuestos y son capaces de luchar pero prefieren ceder a la mafia de la prensa en su lugar”, indicó Eric en su cuenta de Twitter.

Poco después, su hermano Don Jr. escribía en la misma red social: “¿Dónde está el Partido Republicano? Nuestros votantes nunca lo van a olvidar”

En las últimas horas, algunos republicanos sí que han dado un paso al frente, como el líder de la minoría conservadora en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quien aseguró falsamente que Trump había ganado las elecciones y exigió que “los votos legales sean protegidos”.

Entre todo el ruido generado y la creciente tensión, sobresale la distancia puesta por el legislador republicano más poderoso en Washington, el presidente del Senado, Mitch McConnell.

“Reclamar que has ganado las elecciones es muy diferente de finalizar el cómputo de votos”, apuntó ante periodistas.

Según los últimos datos, el candidato demócrata, Joe Biden, se encuentra cerca de conseguir los 270 votos electorales necesarios para ganar los comicios, a falta de que se concreten los resultados en cuatro estados: Pensilvania, Georgia, Nevada y Arizona, en donde el demócrata lidera el escrutinio en cuatro de ellos.

El presidente  de EEUU dutrante su mensaje, que fue censurado por varias cadenas.

Medios de todo el mundo critican la estrategia de Trump sobre el fraude

Medios de todo el mundo criticaron este viernes  al presidente de EEUU, Donald Trump, por mencionar  la existencia de un fraude electoral en los comicios presidenciales sin haber presentado pruebas, unas alegaciones que incluso fueron cortadas por algunas televisiones estadounidenses en directo.

El Le Monde de Francia destaca  que “Donald Trump denuncia sin pruebas un robo electoral”. El diario francés considera que “el presidente saliente se agarra a la teoría del complot que ha desarrollado desde hace meses en mítines, entrevistas, conferencias de prensa y mensajes publicados en su cuenta de Twitter”.

En el Reino Unido, especialmente crítico ha sido el diario The Guardian, quien señala que el presidente estadounidense está “llenando el retraso (en el recuento de votos) con afirmaciones falsas de que le han robado mediante el fraude su inevitable victoria”.

Partidarios  de Trump protestan   frente al Departamento de Elecciones del Condado de Clark.

“Acusaciones, sin una pizca de prueba, algo que muchos medios estadounidenses destacan de inmediato”, dice el diario italiano La Repubblica, que añade que el mandatario “no se rinde y no da señales de amainar, aunque en el discurso nocturno parecía cansado y menos combativo de lo habitual”.

Los medios alemanes destacan  la soledad del presidente estadounidense  en su lucha desesperada por permanecer en el poder, y la pérdida de apoyos en sus propias filas tras sus declaraciones, en las que habló de fraude y puso en duda el sistema electoral de su país.

El semanario Der Spiegel se refiere a Trump como “el okupa, que libra una guerra sucia por el despacho oval”.

“Trump se queda solo. El presidente estadounidense se aferra al poder, pero sus opciones al éxito caen casi con cada hora que pasa. Una señal de advertencia para él: ya sólo sus seguidores más estrechos luchan a su lado”, dice la publicación, que asegura que “Donald Trump lo intenta todo para permanecer de alguna manera en el cargo”.

Un hombre  con un disfraz de Trump en Pensilvania.

Para el diario español El País, “Trump, acorralado por el escrutinio, acusa sin pruebas a Biden de robar la elección”, e insiste en portada en que tres importantes cadenas estadounidenses cortaron el discurso del presidente.

El Mundo habla de que “Trump reclama la victoria ante el imparable avance de Joe Biden” y apela al fraude, mientras La Vanguardia recuerda el corte televisivo sufrido por el presidente durante su discurso ante los fallidos intentos legales para parar el escrutinio.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

43
5