Papás de hoy son “hacendosos” y quieren que sus hijos expresen sus sentimientos

Hoy es el Día del Padre y muchos de los festejados rompen los prejuicios y se embarcan en la experiencia de cuidar a sus hijos y no ser sólo proveedores. Dan cuatro consejos a quienes están en ese camino.
jueves, 19 de marzo de 2020 · 00:28

Ivone Juárez /  La Paz

 AJuan José Iturri  se le llenan los ojos de lágrimas y  se le corta la voz cuando se le pregunta por el sueño más grande que tiene para su pequeño, quien le jala de la mano, como queriendo que nadie  invada ese espacio  que tienen  los dos durante su paseo. “Que sea un buen hombre”, alcanza a decir Juan José   en medio de esa emoción que lo sobrepasa.  

Ese sentimiento a flor de piel es una de las características de los padres de hoy que pasan más tiempo con sus hijos, sin importar si tienen un trabajo o no. Para ellos quedó muy atrás el rol  del papá  proveedor que deja el cuidado de los hijos a la madre y que  interviene sólo  cuando hay  que “corregir el mal comportamiento con mano dura”.

“Eso ya no es así y los padres ganamos mucho porque estamos presentes diariamente en la crianza de nuestro hijos”, dice Ernesto Maldonado. Tiene dos hijos varones a los que cuida diariamente. El mayor acaba de cumplir  13 años y el menor tiene ocho años.

Luis Zenteno es papá primerizo de un bebé de siete meses y no se cambia por nadie, ni siquiera lo desanima el que ya no pueda dormir bien en las noches.  “Todo vale la pena cuando se despierta en la mañana y me sonríe”, dice acariciando  el pelo fino  y negro de su niño, al  que lleva pegado a su pecho, en un cargador. 

Estos papás y  otros a los  que entrevistó Página Siete en vísperas del Día de Padre,  que se celebra hoy,  dan  algunos de los consejos que aplican en la crianza de sus hijos e hijas, con los que pasan gran parte de su tiempo mientras sus esposas trabajan o cumplen otros roles:  

 1. Identificar  sus habilidades

Los papás de hoy consideran muy importante identificar las habilidades y fortalezas de los hijos para potenciarlos, tanto física como emocionalmente; por ejemplo, con el deporte u otras aficiones que no pasan necesariamente por una profesión. “No quiero cometer los errores que cometieron mis padres;  a mí me encantaba el deporte, pero ellos no supieron y no pudieron ayudarme a realizarme como deportista; ahora que soy padre impulso a mi hija  que juega baloncesto y fútbol”, dice Mauricio Arispe, papá de tres niñas.
 

Juan José Iturri con su pequeño que no quiere que nadie los interrumpa cuando están juntos paseando.

2. Dejarles expresar sus sentimientos

 Los progenitores,  que hoy celebran su día,  están en total desacuerdo con la creencia antigua de criar al hijo varón, por ejemplo,  negándole la posibilidad de expresar sus sentimientos. Eso de que “los hombres no lloran”, por ejemplo, está fuera de discusión. 

“El que mi hijo exprese llorando que se siente triste o feliz para   mí es fundamental porque eso le dará mayor voluntad,  le ayuda y le ayudará  a afianzar sus   sentimientos y emociones”, dice Juan Pablo Coronado, padre de dos hijos: uno de  13 y otro de nueve años.   

Wálter Alejandro Castro con sus tres hijas ingresa a una confitería de la ciudad de La Paz  para compartir  otro momento juntos.

2. Involucrarse sin sobreprotegerlos

Estos papás no se imaginan sin estar presentes diariamente en la vida de sus hijos: involucrarse, lo que no implica “estar todo el tiempo sobre ellos”, aclaran. “El hecho de que la mamá ya no esté dedicada 100% a la crianza del niño porque trabaja o tiene otra actividad,  los papás tenemos que compensar esa ausencia, en el buen sentido de la palabra,  y compensar; es superimportante involucrarse con ellos”, expresa  Juan José Iturri.

Mauricio Arispe con su bebé en su vehículo, cuenta las cosas que quiere enseñarle para que sea una mujer fuerte e independiente.

3. Inculcar respeto a los demás

En esta inversión de roles que se está dando en la sociedad, los padres de hoy se sienten ganadores  porque  -dicen - pueden inculcar muchos valores a sus hijos, principalmente el que consideran será fundamental para su relacionamiento con los demás: el respeto a los demás.

  “El respeto es fundamental para que puedan llevar adelante cualquier relación, desde el amigo hasta con su pareja”, dice Luis Zenteno, papá de tres niñas. 

“A mi hijo le digo que el respeto es fundamental, sobre todo a la mujer, que es una compañera, y a las personas adultas, a las que uno debe estar presto a ayudar”, añade por su lado Juan Pablo Coronado.

Un papá lleva a su niña cargada , muy cerca de él.

 4. Acostumbrarse a cocinar, lavar y hacer tareas domésticas

“El hecho que el papá se quede en la casa es una muestra al hijo de que las tareas del hogar son compartidas, no sólo obligación de la mujer”, dice Wálter Alejandro  Castro, quien tiene  tres hijas mujeres con las que comparte gran parte del tiempo.

   “En esta nueva práctica de la cotidianidad los niños aprenden que las labores de la casa son también para los varones y que no precisan que una mujer los atienda”, asegura Juan José Iturri.

En ese contexto, estos padres ven con total normalidad  lavar la ropa de los hijos y prepararles la comida todos los días, encargarse de que cumplan con las tareas del colegio y de la  casa.

 “A medida que uno pasa tiempo con su hijo aprende cuáles son sus gustos, cómo le gusta una determinada comida y eso es empírico, lindo porque descubres cosas que hacen sentir maravilloso”, añade  Juan José. 

El gran aliado de estos padres actuales es  internet, en el que buscan información sobre cualquier duda que tengan en el cuidado de sus niños. Sin embargo, nunca está demás,  y tienen más valor -coinciden-  los consejos que puedan dar los familiares, sobre todo los que ya pasaron por la experiencia de ser papás.

 
 

7
11