Decidido pero tímido, no se guía por la moda y compra más de un producto: así es el alteño

La ciudad de El Alto, que hoy cumple 35 años, vive un boom de inversiones en centros comerciales, donde la oferta de ropa, zapatos y otros productos es muy bien recibida. Este es el perfil del comprador alteño.
viernes, 6 de marzo de 2020 · 00:04

Ivone Juárez /  La Paz 

El Alto conmemora hoy su efeméride en medio de un boom de inversión privada en servicios, sobre todo de entretenimiento y gastronomía. Los malls brotan  en su planicie con tiendas de marcas reconocidas y patios de comida con franquicias que hasta ahora se encontraban sólo en las principales ciudades de Bolivia: La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.  

Con una población de aproximadamente 943.558 personas, según proyecciones del Instituto Nacional de Estadística, El Alto se convierte en un mercado atractivo para los inversores, que al llegar a este nicho ven  gratamente  superadas sus expectativas de negocio, como señalan encargados de las tiendas Femenina, Fair Play, Nuba, Cottion Viu, Bata  y otras que decidieron incursionar en esa ciudad, donde el comercio informal tiene copado gran terreno.

Una de las tiendas de zapatos de mujer en El Alto.

Pero el mercado alteño tiene sus peculiaridades, sus consumidores tienen características que los inversores ya identificaron, y sobre ellos piensan planear y ejecutar sus próximas  estrategias para mantener y ampliar ese nicho   poco conocido.

Página Siete conversó con  vendedores expertos de las tiendas de ropa, calzados y otros productos, además de negocios de comidas,  que se instalaron en Cielo Mall, Multicine, Gran Plaza y otros para describir al consumidor alteño. Estas son sus características: 
 

 Los clientes alteños pueden  hacer más de una compra en un solo lugar.

1. Decidido

 El comprador alteño ingresa a una tienda sabiendo bien lo que quiere. La mayoría de las veces ni siquiera se mide o prueba el producto que adquirirá; tampoco pregunta el precio antes, sino al momento de pagar, coinciden los vendedores consultados por este medio. “Rara vez dice regresaré; tampoco mira mucho, ni escoge, entra a la tienda, va directo al producto y lo compra, a veces incluso sin medirse”, afirma María José, encargada de Cottion Viu, tienda de ropa boliviana.
 

 Una compradora ve la vidriera de una tienda de calzados antes de entrar.

  2. No se queja por el precio

Otro elemento que descubrieron los vendedores es que el consumidor alteño no reclama por el precio ni se da para atrás al hacer la compra. “Nosotros tenemos calzados desde  180   hasta  800  bolivianos, y en esta ciudad los de 800 tuvieron más acogida de lo que pensamos, sobre todo con las mujeres. Cuando les decimos el precio, ya se probaron el zapato y sintieron sus cualidades, y lo llevan, lo pagan. La gente, sobre todo la mujer,  camina bastante en El Alto y valora la calidad del calzado”, afirma Mónica Bustamante,   encargada de una de las tiendas de calzados Femenina.
 

Los precios altos de los productos no asustan a los clientes alteños.

 3. No se guía por la moda ni la  publicidad

En comparación con la ciudad de La Paz, donde los compradores llegan buscando productos que vieron en  alguna publicidad o lucir a una personalidad, en El Alto los clientes ingresan a la tienda buscando productos de los cuales ya conocen y experimentaron sus atributos y cualidades. “Son prácticos, buscan lo que les sirve y lo que realmente necesitan y probaron su comodidad o durabilidad”, dice Alfredo Oviedo, asistente de venta en Fair Play

Marcas que se tienen en La Paz se instalaron en el mercado de El Alto.

4. Compra para la familia 

Los fines de semana son de mayor movimiento para los nuevos  malls que se instalaron en El Alto, porque es cuando el alteño llega, pero no solos, sino con toda la familia; y si ingresa a una tienda, existe la alta  probabilidad  de que compre algo para cada uno de los miembros de su hogar. “La tienda se llena el fin de semana, entran en familia y  acaban comprando para la mamá, el papá y sobre todo para los niños”, asegura  Mónica Bustamante, de Femenina. 
 

 Las compras pueden ser familiares.

  5. Compra más de un producto

Los inversores en El Alto descubrieron que el comprador de esa ciudad puede salir de una tienda con más de una compra. “Si compran una zapatilla deportiva, se animan por algún otro accesorio más, e incluso por una malla deportiva o un deportivo”, señala José Ayaviri.
 

 Una de las tiendas en día de semana en el Cielo Mall de la 12 de Octubre.

6. Valora el producto nacional

“Es nacional, hay que apoyar”, dicen los clientes alteños cuando encuentran un producto boliviano en las tiendas de los malls y muchos se sorprenden por los precios bajos que éstos pueden tener. “Se asombran porque encuentran un producto nacional de precio similar al que ven en la calle; siempre repiten: ‘hay que apoyar lo nacional’”, afirma  Orlando García. 
 

Una clienta  que no se anima a entrar a uno de los comercios.

7. Ordenado y considerado

Los encargados de las tiendas que se instalaron en los nuevos centros comerciales en El Alto están gratamente sorprendidos porque los clientes se preocupan por “poner en su lugar” cada producto que prueban o se miden. “En La Paz, los compradores se miden pero dejan todo desordenado; en cambio acá se encargan de poner las prendas en su lugar, no siempre igual, pero lo hacen. Son más considerados, piden disculpas por todo”, dice  Arminda Cortez.
 

8.  Tímido

“El cliente alteño no exige la atención que exige, por ejemplo, el cliente paceño; se nota que le incomoda  que el vendedor esté detrás de él, explicándole; evita lo más que puede que el vendedor se le acerque, es difícil romper su burbuja personal, pero no porque sean agresivos, sino por su timidez. Incluso evitan medirse la ropa, seguramente conocen bien su talla y no necesitan probarse”, comenta María José, de  Cotton Viu.

 Afinar  estrategias de venta en El Alto

Los encargados de las tiendas de ropa, zapatos, accesorios y de otros productos que se instalaron en la ciudad de El Alto en los últimos meses -desde que se inauguraron  centros comerciales, como Multicine y Cielo Mall- ya cuentan con gran información que les permitirá afinar sus estrategias de venta en esa ciudad.

 En estos primeros meses les fue mejor de lo que esperaban. “No teníamos pensado incluir calzados para niños en la tienda, sólo para mujeres, pero ahora que vemos la reacción de los clientes, incorporaremos la línea para niños en nuestra siguiente colección”, dice Mónica Bustamante, de Femenina. 

En Fair Play decidieron surtir su stock con las marcas más conocidas, como  Puma, Nike y Adidas, en todas la hormas, modelos y colores.  “Pensábamos  traer más  zapatos de moda, como en La Paz, pero vamos a reprogramar esa idea,  porque el cliente de El Alto busca lo que le es útil, más que la moda”, dice el jefe de ventas de la tienda instalada en Cielo Mall, ubicado en la zona  12 de Octubre.

 Por su lado, en la tienda Muba apostarán más a promocionar sus productos y accesorios de  belleza para la mujer a través de las redes sociales. “Hemos conversado con las clientes y no se guían por la publicidad que ven en la tele, sino por las redes sociales, a eso apuntaremos”, dice la encargada del negocio en el Cielo Mall, que tiene otra sucursal instalada en el Multicine, que está en la zona de Río Seco.

 

 

37
15