Fantasmagórico, pobre y con miedo, así será el fútbol post- coronavirus

Con el temor de los futbolistas y estadios silentes. El panorama será similar en todo el mundo. La gente ya no irá a los estadios, advierten los dirigentes en Bolivia.
jueves, 14 de mayo de 2020 · 00:04

Roxana Pomier  / La Paz

La gente ya no irá a los estadios. Esa es la conclusión de los dirigentes de fútbol en Bolivia. “No habrá plata ni para las aguas”, alertaron.  Así volverá el deporte rey a las canchas: con el miedo de los futbolistas y estadios silentes. El panorama post-coronavirus será similar en casi todo el mundo.

De momento,  aunque fantasmagórico, ¡por fin, vuelve el fútbol! La Bundesliga de Alemania será la primera Liga grande en gritar gol. Sin público. La pelota rodará desde este  sábado 16, cuando  se reinicia la temporada con la fecha 26.

 “Estamos peor”, enfatizó Rafael Paz, presidente del club Guabirá, de Santa Cruz.  “Aunque nos den el permiso para jugar con público, la gente no irá a los estadios. Siempre jugaremos a estadio vacío”, se lamentó el empresario.

 El balompié nacional aún no tiene pasaje de retorno. La pandemia hizo estragos sus defensas. “No tendremos ni para las aguas. Antes ya estábamos mal, ahora será peor”, auguró Carlos Sánchez, titular de Real Santa Cruz.

Para  Robert Blanco,  vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), “estamos ante la peor crisis económica del fútbol profesional. Jugaremos sin público por varios meses. Los clubes no tienen ingresos, sólo egresos”. 

La situación no será diferente en el resto del  planeta fútbol.  “La hoja de ruta está repleta de nuevos escenarios”, advirtió Joaquín Caparrós, seleccionador de Armenia., quien resaltó que así como  el Caso Bosman cambió el mapa en su momento, la COVID-19 también dejará huella. 

“Fútbol y economía van de la mano. Son múltiples los factores que dan evolución al mercado. Entre ellos, la protección de nuestros jóvenes deportistas. Impedir fichajes de menores de 16 años es uno de los diques de contención de FIFA para fomentar canteras y talento, de jugadores y estructura técnica”, recomendó Caparrós en una de sus columnas para EFE.

Sin embargo, la crisis sólo acentuó lo que ya estaba mal, al menos en el país. “¿Antes iba la gente al fútbol?”, cuestionó Guido Loayza,  expresidente de la FBF que llevó a Bolivia al Mundial de 1994, un hecho histórico que nunca más volvió a repetirse.

“Que el coronavirus nos dé un sacudón inmenso para pensar, meditar y buscar las soluciones. No debemos pensar en volver a la normalidad. El coronavirus tiene que ser el principio del cambio”, sugirió el exdirectivo que también lideró al club Bolívar por más de una década. 

Post-cornavirus
 
Cuando el fútbol vuelva a Bolivia -entre barbijos, sanitizadores y demás  protocolos de coronavirus- habrá otro contexto.

“Estamos con protocolos de Europa, de Sudamérica, de algunos clubes del país para generar el protocolo más adecuado para la situación que se vive en Bolivia”, explicó el médico de la Selección, Jaime Espinoza.

El fútbol será diferente. ”Hay que comenzar a vivir con un virus nuevo, por ahora todos estamos susceptibles a adquirirlo porque no estamos ni en vistas de tener una vacuna, en la vida misma va a haber variantes, en el fútbol ni qué hablar, habrá que adaptarse  al medio en el  que se vive”, explicó el especialista de la FBF.

 Mientras  retorna la competencia, la comisión médica de la Conmebol, liderada  por el paraguayo Osvaldo Pangrazio, elaboró una serie de normas que los planteles deberán seguir con rigor en cada práctica. Además de un plan de contingencia en caso de que uno de los integrantes de una delegación dé positivo.

Afuera, la Bundesliga elaboró rápido su protocolo y este sábado  se convertiría en la primera Liga renombrada que volverá a las canchas. La Premier League prevé volver en junio. El calcio italiano espera la fecha de retorno. En España, los clubes ya se entrenan.  En cambio, Francia anunció el cierre de su temporada sin campeón, lo mismo que Holanda, donde algunos clubes están en pie de guerra.

Por Sudamérica, el  presidente de Brasil Jair Bolsonaro  le pidió al Ministro de Salud que estudie una fecha posible para una vuelta pronta. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dio por terminada la temporada oficial del fútbol 2019-2020 a causa de la prolongada suspensión y sin fechas para el regreso a las canchas por el COVID-19, informó el presidente de la entidad, Claudio Tapia. Pero el Gobierno conformó  un comité para elaborar diferentes protocolos y habilitar el regreso a los entrenamientos en las diferentes disciplinas, incluido el fútbol.

 

El miedo

“No volveré a jugar si hay un mínimo riesgo y si tengo que dejar el fútbol, lo haré", lanzó  Rafael Giménez, jugador del Cádiz, actual líder de la Segunda de España

La preocupación también es una constante en Bolivia. “En su debido momento, pediremos que se tomen todas las medidas de seguridad para nuestros afiliados”, resaltó David Paniagua, representante de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol).

 “Tras  semanas encerrados, hay que tener cuidado en la adaptación para que vuelvan a coger la forma, por lo que ha de ser gradual”, asegura Pedro Martins, entrenador del Olimpiacos, entrevistado por la agencia EFE. 

El regreso a los campos de juego será con miedo. Pero a la larga puede ser una terapia. 

“El fútbol pude ser utilizado como terapia para la gente que está estresada y para los mismos futbolistas”, apuntó Cesar Salinas, mandamás de la federación.

 Los equipos  de España  e Inglaterra se alistan para volver a competir. Alemania será la primera Top en retornar  al ruedo. 
 Fotos : EFE

El riesgo

Volver a ver a Bolívar, The Strongest, Blooming, Oriente, Wilstermann, Aurora, Royal Pari, Guabirá, Real Santa Cruz, Real Potosí, San José, Always Ready, Palmaflor y Nacional Potosí puede ser un riesgo.

 “En el tema del fútbol puede pasar que pese a que cumplamos con los requisitos de bioseguridad, puede aparecer uno o dos contagiados y todo el mundo se estrellará contra la federación. Tenemos que tener mucho cuidado con todo”, reconoció Salinas. 

 Balones desinfectados y barbijos en la Bundesliga

Para obtener el visto bueno a la reanudación del sábado, la Bundesliga presentó un protocolo sanitario muy estricto, que dirigirá casi todos los aspectos de la vida de jugadores y cuerpos técnicos.

Los balones serán regularmente desinfectados durante los partidos. Los contactos físicos están limitados a las acciones del juego.

"El objetivo no podía ser garantizar la seguridad 100% de cada uno", señaló la Liga Alemana de Fútbol que elaboró un documento de 51 páginas para convencer a los poderes públicos de la posibilidad de relanzar el fútbol, evidentemente a puerta cerrada.

Para cortar las críticas, el texto precisa que “todas las medidas están condicionadas a que no se dediquen recursos indispensables en la lucha contra la Covid-19 para el conjunto de la población”. Principales puntos:- Test y cuarentenas. -El pilar del protocolo es la puesta en marcha de manera masiva de test de coronavirus para jugadores y técnicos, dos veces por semana como mínimo y la víspera de cada partido. A continuación, el aislamiento de toda persona que dé positivo.

La decisión de no poner en cuarentena al resto del equipo no depende de los clubes, sino de las autoridades sanitarias locales. En Alemania, país federal, cada región tiene su propia política de prevención, lo que explica que el Dresde, de segunda división, fuera puesto en cuarentena tras detectar dos casos este último fin de semana.

La vigilancia será responsabilidad de la policía, con especial atención a las posibles aglomeraciones por fuera de los estadios.

Los equipos llegarán en varios autobuses, con el objetivo de respetar la distancia de 1,5 metros entre las personas. Todos deben portar máscaras. En los vestuarios la distancia también se respetará y los equipos entrarán al césped uno a uno, de nuevo guardando las distancias. No habrá ningún contacto previo: ni saludos con la mano, ni foto de grupo ni intercambio de escudos. En el césped, todos los actores de la zona ‘césped’ llevarán máscaras, incluidos los suplentes en los banquillos. Únicamente los jugadores y los árbitros, en el campo, no las llevarán.

 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
65
1