Un boliviano en United We Dream, la organización que en EEUU le tendió la mano a los indocumentados en la pandemia

UWD otorgó 400 dólares a 300 trabajadores que no recibieron la ayuda de Trump. El cochabambino Juan Manuel Guzmán es parte de la organización.
martes, 26 de mayo de 2020 · 00:04

Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza   / La Paz

Una de las medidas de emergencia del Gobierno estadounidense para combatir la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus consistió en la entrega de 1.200 dólares a los estadounidenses. Pensando en los trabajadores que no se beneficiaron con esta medida, la organización United We Dream (UWD) destinó un fondo económico con el que otorgó 400 dólares a 300 personas.

“Hay muchos trabajadores que no recibieron la ayuda del gobierno, que fueron discriminados. Este proyecto apunta a mitigar un poco esa necesidad grande”, explicó el cochabambino Juan Manuel Guzmán desde el área metropolitana de Washington D.C., donde se mantiene en cuarentena y los negocios permanecen cerrados.

Guzmán llegó a Estados Unidos en diciembre de 2005. Ahora es parte de UWD, su puesto puede traducirse como “Estratega de cabildeos y políticas”. En casi 15 años de permanencia no ha podido conseguir documentación. “El tema migratorio es un tema político. A veces la gente piensa que uno tuvo flojera y no sacó sus papeles”, explicó al reiterar que en el mundo desarrollado la migración es un tema netamente político.

     No se tiene datos de la cantidad  de indocumentados afectados por el virus.
Foto:AFP

Justamente por ello le pregunté si podía citar su nombre en esta nota. Respondió que sí, pues no es la primera entrevista que da. Al contrario, ha tenido amplia cobertura en medios como Telemundo, entre otros. “Gracias a Dios no hemos tenido problemas. No quiere decir que no vamos a tener, pero ese es el riesgo de trabajar, de luchar”, señaló vía Facebook.

La iniciativa de ayudar a 300 trabajadores se llevó a cabo el  27 de abril, a las 17:00. 

“Eran 400 dólares que obviamente más que todo es para alimentos, cosas necesarias para la casa. Tampoco alcanza para más”, explicó. El cupo se alcanzó en pocos minutos. “Se abrieron las aplicaciones y se terminó cerrando en menos de 10 minutos por la gran cantidad de gente que estaba aplicando”.

UWD no es la única organización que está ayudando a trabajadores que no se beneficiaron con el cheque de los 1.200 dólares. Incluso hay ciudades en las que habilitaron presupuestos para trabajadores migrantes.

En realidad cualquiera que quiera donar puede hacerlo. La información necesaria está en la página UnitedWeDream.org. Esta organización no gubernamental se dedica a luchar por los derechos de los inmigrantes, que están en una situación delicada en Estados Unidos.

     


Los migrantes detenidos  durante  la pandemia son igual  encarcelados.
Foto:AFP

Indocumentados excluidos

Los indocumentados fueron excluidos del beneficio de los 1.200 dólares otorgado por el Gobierno estadounidense. Ellos trabajan en sectores esenciales de la economía de Estados Unidos, como los supermercados, las cosechas o la limpieza de los hospitales. “Eso no es solamente ignorar, se sabe que desde arriba no querían dar ese acceso a trabajadores indocumentados”, señaló.

Guzmán considera que esta actitud es política, pues en noviembre se celebran elecciones en Estados Unidos. “(El presidente) Trump quiere decir a sus seguidores que ha cumplido con su palabra, que se está construyendo el muro. Y de hecho está utilizando muchas maniobras para construirlo, diciendo que los que vienen del extranjero traen enfermedades”, aseguró.

“Este momento ha sido para exacerbar esos sentimientos xenófobos. Trump lo que va a hacer en los próximos meses es explotar eso. Lo que está haciendo ahora es culpar a China, a la gente que viene de Europa o de otros países. Y no se está haciendo cargo de las medidas que el propio Gobierno estadounidenses debería haber tomado hace rato. Son más 70.000 muertos y se proyectan muchos más y el Presidente no toma responsabilidad”, añadió.

La cifras de fallecidos corresponde a la fecha en que se realizó la entrevista con Juan Manuel.  Hasta ayer  los muertos en Estados Unidos superaron los 100 mil.

Juan Manuel Guzmán  vive 15 años en Estados Unidos y no ha logrado obtener su documentación;  en UWD trabaja como estratega de cabildeos y política.

Beneficiados por el DACA

No hay un dato preciso –explicó Guzmán- pero se estima que hay alrededor de 11 millones de indocumentados, de los cuales ocho millones son trabajadores. La población beneficiada por el DACA asciende a 700 mil y alrededor de 200 mil desempeñan trabajos esenciales relacionados con la salud, como médicos o enfermeros, y en otras áreas, como supermercados o conductores de camiones de distribución.

Los jóvenes beneficiados con el DACA son aquellos que están en Estados Unidos desde antes de cumplir 16 años. Más o menos tenían una edad promedio de siete años cuando llegaron a ese país. “A Obama lo presionaron bastante porque los chicos crecían aquí, iban a la escuela, iban a la secundaria y después querían empezar a manejar  y no había licencias de conducir para ellos. Si querían ir a la universidad tenían que pagar tarifas de extranjero, si querían trabajar no podían porque no tenían permiso de trabajo. Entonces por eso se creó el programa DACA”, explicó.

“DACA te permite trabajar y también te protege de la deportación porque accedes a un número de seguro social y un permiso de trabajo. Obviamente, mientras estés bajo ese programa no te pueden  meter a un centro de detención o deportarte porque tienes cierto estatus”, añadió.

Migrantes afectados 

Es difícil saber cuántos infectados hay en la población migrante indocumentada. Es lógico, pues tampoco se quiere que en los hospitales pregunten a la gente si tiene o no sus papeles. Lo que sí hay son las cifras de los centros de detención para migración. “Ese es un problema inmenso, hay de 32.000 a 34.000 inmigrantes en detención en este país”, explicó Guzmán al aclarar que son gente que no ha pasado por procesos judiciales.

“Son como yo, siendo indocumentado me agarra la Migra y me mete a la cárcel, porque estar indocumentado, entre comillas ilegal, es como un crimen. Si me llegan a pillar me meten en un centro de detención”.

“Esos centros de detención son como una bomba de tiempo. Hay casos confirmados. Me parece que están alrededor de 500 casos en todo el país, incluyendo la gente que trabaja ahí”.

En UWD presionan para que los migrantes saquen a cuantos detenidos sea posible. “Es una situación muy difícil, estamos presionando para que liberen a los migrantes. Es un lugar de contagio”.

Cuando una persona llega a un hospital lo que más interesa es si tiene seguro médico. “A los hospitales en cierta medida no les importa si tienes o no documentos, te atienden. Sin embargo, los que somos indocumentados no tenemos acceso a seguro de salud”. Al no tener este acceso, tienen que pagar de su propio bolsillo.

Por ello, la situación de los indocumentados es muy compleja. En algunos estados con un gran número de inmigrantes se destinaron recursos y ayudas a los hospitales. “Los gobernadores saben de esta situación, ponen algún dinerito aparte para mitigar, pero ahorita no te podría decir”. 

Además los hospitales tampoco mandan la factura de un tratamiento inmediatamente después, sino pasadas algunas semanas. “Ahorita nadie está recibiendo facturas por tratamientos médicos. El susto viene cuando llegan las facturas, llega a tu casa por correo y ahí empiezan a chillar”.

“¿Quién recoge las naranjas?, ¿quién recoge las lechugas, las verduras? Esos trabajos generalmente los hacen los inmigrantes. No los hacen los estadounidenses”, explicó Guzmán. “Son trabajos esenciales, la comida, el abastecimiento de los mercados y la limpieza de los hospitales. Mucha gente está trabajando en entregas de comida, los que recogen basura. Un gran número son indocumentados”.

Guzmán considera que los hospitales harán su esfuerzo por atender a la gente. 

Pero el problema es el apoyo para realizar aquello. “Si los estadounidenses están teniendo problemas, imagínate una familia de migrantes”, concluyó.
 

En la  pandemia

  • Información  No se cuenta con datos sobre la cantidad de infectados que hay en la población migrante indocumentada en Estados Unidos; sí sobre los detenidos durante la pandemia del coronavirus.
  • Cárcel  Los indocumentados detenidos son enviados a las cárceles, hasta donde el coronavirus también ha llegado, infectando  a presos, personal de seguridad  y trabajadores.
  • Ayuda     United We Dream gestiona para que los indocumentados detenidos sean liberados.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de
181
6