El 8% de la gente iba a pie por las vías no muy expeditas de La Paz, ¿ahora con la Covid?

Más del 80% de los habitantes de La Paz usan el transporte público. Ahora, por la pandemia del coronavirus, más de uno lo pensará antes de subirse a un minibús o a un micro; la opción es caminar. ¿Cómo están las vías?
jueves, 4 de junio de 2020 · 00:04

Miriam Jemio/ Guardiana

Usar transporte público o caminar. La gente que vive en La Paz y que no cuenta con vehículo propio tiene estas opciones para desplazarse dentro la ciudad. 

Aunque la bicicleta sería la mejor elección, la topografía paceña le pone obstáculos, excepto en la zona Sur. De hecho, sólo el 8% camina, según datos de 2014 de Alcaldía de La Paz.

Más del 80% de los habitantes de La Paz usan el transporte público. Ahora, por la pandemia del coronavirus, más de uno lo pensará antes de subirse a un minibús o micro.

Lo más seguro será caminar para evitar el contagio. Pero, ¿las vías paceñas son aptas y seguras para el peatón? La respuesta es no del todo. Las vendedoras en las aceras, escombros, desniveles, huecos, semáforos, lozas resbalosas y otros obstáculos hacen insegura la infraestructura vial para los peatones.

Infraestructura para el peatón

Caminar por la avenida del Ejército (en el Parque Urbano Central) da gusto, dice Ángela Condori. Lo hacía todos los días, antes de la cuarentena, por la acera del parque Laikacota. Justo por el carril habilitado para los ciclistas. No es frecuente ver bicicletas por allí.

Condori tiene diabetes. Todos los días, al retornar del trabajo, caminaba desde la avenida 20 de Octubre hasta la Iturralde. Aunque no le gusta las calles Pedro Salazar y las del estadio. “Siempre hay vendedoras o cualquier otro obstáculo en las aceras”.

No son sólo las aceras. Hay un conjunto de elementos que hacen a la infraestructura adecuada y segura para el peatón. Entre los cuales están plazas, parques, calles, pasarelas, puentes, semáforos, pasos de cebras y señalizaciones.

Los trabajos  para el mantenimiento de las vías públicas.
Foto:GAMLP

Todo este conjunto debe estar en buenas condiciones para que el peatón se desplace sin que le implique algún peligro. Los vehículos y los conductores tienen parte en esto. No hablaremos de ellos en este reporte.

Son un caso aparte, sobre todo los del servicio público. Según datos de Tránsito, un promedio de 1.420 personas muere cada año en accidentes automovilísticos en Bolivia. La mitad de los muertos no iban en un vehículo, eran peatones, ciclistas o usuarios.

Huecos desniveles y más...

“¡Uff! ¿Qué le puedo decir? Las veces que me torcí los tobillos por los huecos que hay en las aceras”, dice Carla Martínez. Ella vive en Villa Victoria. Camina regularmente desde la avenida Quintanilla Suazo, a la altura de la cancha de la zona, por inmediaciones del Cementerio General, hasta la Garita de Lima.

No son pocas las vías paceñas que presentan algún obstáculo, a decir de los peatones. Con frecuencia mencionan los medidores de agua sin tapa. Eso se convierte en una trampa. Un hueco en el que sorpresivamente puede terminar el pie de un transeúnte.

Otros temen a los desniveles en las aceras donde hay un escalón diminuto donde el caminante tropieza. Más de uno terminó de rodillas o con la cara en el suelo. O a las losetas sueltas. O las aceras resbaladizas, como en la calle Colombia.

Los contenedores, distribuidos en los barrios para evitar que la gente tire la basura en las vías, se han convertido en un obstáculo en algunas calles. Contribuyen a la disminución de la contaminación, pero debido a su dimensión dejan un estrecho espacio por donde la gente debe circular en fila.

“Cuando estoy apurada me bajo de la acera”, cuenta Adriana Revollo. A ella le preocupan los niños que bajan a la calzada, “cualquier momento les puede atropellar un vehículo”, dice.

En cualquier calle  se encuentran escombros que impiden el paso al peatón.
Foto: Miriam Jemio

Construcciones y escombros

“Por su seguridad camine por la acera de enfrente”. Eso se lee en letreros puestos en algunas obras de construcción. Las calaminas o cualquier material ocupan la acera. El peatón se ve obligado a caminar por la calzada o a cruzar a la vereda de enfrente.

“Esa no es la solución, porque a veces no hay acera al frente. (…) La alcaldía no controla eso”, dice molesta Condori.

En los barrios, con frecuencia, los vecinos dejan escombros en sus aceras. La dirigente de la zona San Sebastián, Mary Hermoza, dice que recomiendan que mantengan libre las aceras. Algunos hacen caso. Otros esperan que les multen.
 

¿Qué pasa con los semáforos? 

La respuesta más frecuente es que hay algunos que dan muy poco tiempo al transeúnte para pasar de una acera a otra, como el que está en la salida de la calle Batallón Colorados.

Del otro lado, los agentes de Tránsito cuestionan a los peatones porque no respetan el semáforo. “Cruzan la calle cuando quieren”, dicen.

Uno de los reclamos apunta al semáforo del Obelisco. “Siempre me peleo con los choferes en esta esquina (calle Ayacucho y avenida Camacho). Cuando da luz verde, paso al frente (al edificio del Club La Paz) y los minis dan la vuelta sin respetar que el semáforo está en verde para nosotros (peatones)”, cuenta Sergio Márquez.

Un agente de Tránsito explica que no es así. Dice que la señal está en rojo para el peatón, quien tiene que esperar unos segundos más, mientras los vehículos que van hacia la Camacho tienen luz verde. 

Esto mismo sucede entre la Camacho y Bueno.  El peatón tiene luz verde para cruzar la calle y también los vehículos para girar hacia el Obelisco o hacia el estadio.

Esto pone en peligro a los peatones. Los deja en media calzada, sin poder avanzar porque los carros están con vía libre también.

“Esto sólo está pensado para los vehículos, no para la gente”, reclama molesto Márquez, que recoge a su hijo todos los días de un colegio cercano.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la infraestructura vial que está en mal estado o se ha diseñado de forma inadecuada es uno de los factores más importantes que contribuye a provocar accidentes.

La experiencia de países europeos muestra que convertir intersecciones en rotondas puede reducir el número de lesiones de un 30 a un 50% y disminuir los accidentes mortales de un 50 a un 70%, remarca el BID.

Una acera interrumpida  impide hasta el paso de personas  con discapacidad.   

Aceras ocupadas

Para que las personas caminen seguras por infraestructura (como las aceras), ésta no sólo tiene que estar en buen estado, también deben estar expeditas.

Comerciantes ocasionales o con puestos permanentes se asientan en las aceras de cualquier calle de la ciudad de La Paz. La saturación es alta en barrios más comerciales como la del macrodistrito Max Paredes y del centro paceño.

Los vecinos de San Sebastián lidian con ello enviando fotos o videos a su grupo de Whatsapp cuando los vendedores ocupan las aceras. “Eso mismo le transmitimos a la Intendencia. Ellos se encargan del control y dejan libre la calle”, asegura la dirigente Hermoza.

Para el subalcalde Valencia la presencia de vendedores en las aceras es un tema social que tiene que ver con la ausencia de respuesta a la necesidad laboral. “Hay legitimidad en buscar un ingreso económico, pero también hay que cumplir la norma”, expresa la autoridad.

Según el subalcalde, la Dirección de Mercados, la Intendencia y la Guardia Municipal realizan un trabajo esforzado para mantener las vías libres del comercio callejero.

Este reportaje fue realizado en el marco del Fondo de Apoyo Periodístico La Paz y Tarija a través de nuevas miradas que impulsan la Fundación Para el Periodismo y el Observatorio La Paz Cómo Vamos con el apoyo de ONU Hábitat.
 

Postergar obras por la pandemia

El presupuesto de la zona San Sebastián es de 320 bolivianos para 2020. Planificaron el arreglo de la calle Echeverría y las aceras de la calle Viacha.

Debido a la pandemia, han decidido postergar esas obras para 2021. Aunque podrían tener menos recursos. 

Según el informe La economía en los tiempos del Covid-19” del Banco Mundial, la economía boliviana se contraerá en 3,4% en 2020 debido a la caída en el precio de los hidrocarburos en el mercado internacional y el impacto de la pandemia del coronavirus.

Las juntas vecinales de La Paz aprobaron destinar los recursos para las canastas solidarias y la compra de insumos para fumigar las calles de sus zonas. “Eso hemos priorizado. En este momento, más que hacer un empedrado es más importante atender la salud”, argumenta Mary Hermoza.

Han pedido a la Alcaldía la reformulación del POA 2020. “No creo que podamos ejecutar obras”, dice Luis Castillo, dirigente vecinal de Villa El Carmen, sector Fabril.

En su barrio proyectaron el arreglo de cunetas de la avenida principal porque se formaron huecos donde se entran los vehículos y los peatones. Es para lo único que alcanza su presupuesto de 130 mil bolivianos.

Muchos macrodistritos se han opuesto a que se disponga de su POA para atender la Covid-19. “En el centro contamos con todos los servicios. En cambio, en los barrios periféricos no. Tienen algunas calles todavía de tierra. Quizá por eso también se han opuesto”, reflexiona la dirigente Hermoza.

Objetivo 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible  busca “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

La meta 2, del ODS 11, señala que se debe poner énfasis en el transporte activo. Eso implica que las alcaldías habiliten espacios seguros, cómodos y atractivos para caminar y montar en bicicleta.

El secretario municipal de Planificación para el Desarrollo, Marcelo Arroyo, explica que el trabajo inicial de la alcaldía de La Paz con el ODS 11 se centra en recuperar espacios públicos para el ciudadano a partir de las mismas intervenciones privadas.

“Donde también se pueda garantizar la libre transitabilidad, con aceras mucho más expedidas, donde las construcciones le devuelvan en algo a la ciudad, con explanadas, con atrios que pueda ser de uso público para el ciudadano”, dice.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
83
1