La abuelita divertida tiene 2,5 millones de «Me Gusta» en TikTok

Julia Ramos nació en Achacachi hace 66 años y le gustan las redes sociales. Ella, que cuenta con el apoyo de su nieto José Marcos, prepara su ingreso al mundo del YouTube.
martes, 12 de octubre de 2021 · 05:16

Erick Ortega / La Paz

Julia Ramos viuda de Vargas no es tímida, le gusta reír, cantar y bailar; además, cada vez que puede,  graba videos para hacer reír a su familia. A sus 66 años, la señora nacida en Achacachi  descubrió las redes sociales y no piensa dejarlas. Es una fanática de la religión mediática del TikTok, allí sus videos suman 2,5 millones de “Me gusta”.

Con el cabello blanco, los ojos pequeños y las arrugas surcando su rostro, ella tiene una sonrisa  que suele colgarle en los labios. Julia dedicó gran parte de su vida a vender cachivaches;  recuerda que la primera vez que hizo un video gracioso fue en febrero de este año. Tenía la única intención de enviar las imágenes a su hija  para reír un poco. Su familia más cercana consta de cinco descendientes directos (tres mujeres y dos hombres) y ocho nietos,  con ellos suele permanecer en constante contacto.

Los inicios

Sí, fue en febrero cuando hizo sus primeros videos graciosos. Aunque las abuelas afirman que no tienen nietos preferidos, la Abuelita Divertida Jr (como está en  TikTok) cuenta siempre con el apoyo de José Marcos Vargas, su nieto de 18 años. Es él quien usualmente da las ideas para hacer realidad los videos en TikTok. Es también quien está detrás de cámaras y el que se hace cargo de algunas parodias. El dueto es exitoso porque en siete meses  lograron más de 250 mil  suscritos y los “Me gusta” de su página ya son más de 2,5 millones.

La variedad y el cariño familiar están a la orden del día. Ahí está el video en el cual José Marcos se despide de su abuela para salir a la calle y ella lo detiene para abrigarlo como a un esquimal. O, en otro video,  ella baila de forma ágil, luciendo una pollera azul y amarilla, con el cabello recogido en dos pichicas y en el cuerpo tiene una chamarra negra de cuero.

Uno de sus videos en TikTok más entrañables es el que comienza con una frase del Profesor Jirafales (el personaje del Chavo del 8) que comenta: La juventud y la vejez no tienen nada que ver con la edad;  en las imágenes la mujer salta la cuerda, cruza un tronco, se columpia y baja en un  resbalín haciendo honor a su sobrenombre en redes sociales.

A la señora Ramos no le gustan las recetas  ni ser encasillada en  la forma típica en la cual se hace con las personas de la tercera edad. Ella baila con el mismo entusiasmo una pieza de huayño (su ritmo preferido y que suele cantarlo en su idioma materno  o una canción de moda). Es amante de la experimentación, de lo nuevo… es su forma de estar viva.

Saber vivir

El 1  de octubre es el Día Internacional de las Personas Mayores;  este año, el tema  fue la “igualdad digital”. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, señaló que las personas de edad “son tal vez quienes más apoyo necesitan” para encarar el reto que plantea la creciente dependencia tecnológica del mundo actual.

Un adulto mayor que aprende a manejar redes sociales.
Fundación InternetBolivia.org

Según la página web de la Organización de Naciones Unidas (ONU), las nuevas tecnologías pueden ayudar a los ciudadanos mayores a mantenerse conectados con sus seres queridos, asistir a un servicio religioso o a expresar su postura y opinión frente a las cosas. “Todas ésas, y muchas más, son cosas que hacemos cada vez con más frecuencia en el espacio digital, sobre todo dadas las restricciones con las que lidian las personas y las comunidades a consecuencia de la pandemia de covid”, dijo la autoridad.

En esta misma línea, la psicóloga geriátrica y activista digital Lu An Méndez explica que la pandemia desencadenó una inédita demanda por estar conectados a internet “La mayoría de las actividades del día a  día se trasladaron al mundo digital, lo cual afectó a diversos grupos sociales de diferentes formas que, por la rapidez del cambio y la diversidad de necesidades, no están siendo atendidos. Éste es el caso de los adultos y adultas mayores, que vivieron un encierro obligado con pocas opciones de entretenimiento, de desarrollar una vida productiva  o de poder comunicarse con sus familiares cercanos”.

Existe una brecha digital y otra generacional;  sin embargo, hay quienes vencieron estas limitaciones, es el caso de la Abuelita Divertida. “De acuerdo a la experiencia específica de la Fundación InternetBolivia.org hemos visto que el acercamiento al uso de herramientas digitales  facilitó la comunicación de las personas adultas mayores con sus familiares, amigos lejanos o personas cercanas que viven fuera del país, el saber cómo hacer una videollamada, buscar personas, mandarles solicitud de amistad,  los conectó con sus nietas, nietos, sobrinos, amigos y amigas que viven en lugares lejanos”.

A los adultos mayores, continúa Méndez, internet también les ofreció la oportunidad de buscar información sobre el contexto coyuntural, aprender recetas de cocina, ver videos de sus programas favoritos, diversificó sus fuentes de información y  opciones de entretenimiento.

Salto a YouTube

Los últimos días José Marcos está en correteos, él y su Abuelita Divertida decidieron explorar los novedosos caminos de  YouTube;  ambos andan de compras electrónicas porque buscan una laptop y una cámara para grabar sus siguientes creaciones.

Tienen listos dos videos para TikTok que van a lanzar a más tardar en una semana. Ya sólo falta el proceso de la edición.

Van por más, la Abuelita Divertida se encuentra entusiasmada por hacer filmaciones cantando en aymara o descubriendo nuevos modos de comunicación. “Queridos nietos y nietas quiero disfrutar de la vida”, anuncia.

Ella la pasa bien en sus proyectos. Y, es un éxito, el mes pasado hizo un video en el cual simula que toca un arpa, mientras que su nieto  canta con una cebolla como micrófono y  las imágenes fueron vistas más de medio millón de veces.

La timidez definitivamente no es lo suyo, le sobran canas y energía… sí, esta abuelita sólo quiere divertirse.

El constante  aprendizaje
La Organización de Naciones Unidas advierte que las personas mayores  corren un mayor riesgo frente a la amenaza del ciberdelito. El secretario general, António Guterres, hizo un llamado para evitar que se conviertan en víctimas.

“Al tiempo que adoptamos todas las medidas posibles para que aquellos delincuentes sin escrúpulos que se aprovechan de las personas de edad rindan cuentas de sus actos, debemos también fortalecer las capacidades digitales de esas personas”, subrayó el 1 de octubre, al recordar el  Día Internacional de las Personas Mayores.

En este sentido, La Fundación InternetBolivia.org,  que entre sus principios afirma que los derechos humanos son también digitales, prepara cursos gratuitos para este segmento de la población.

El objetivo es que las personas de la tercera edad aprendan a  realizar trámites virtuales, utilizar la banca por internet, efectuar pagos por internet para evitar largas filas y empezar a pensar cómo se puede utilizar los medios digitales para la generación de ingresos.

Lo ideal es que los alumnos puedan dominar los instrumentos digitales en las tareas cotidianas, y mejor si alguien logra seguir los pasos de la Abuelita Divertida Jr... y convertirse en un referente de las redes sociales.
     La Abuelita Divertida  fue modelo en la zona de Pura Pura.
Foto: Daniel Fernández

 

“Las personas adultas mayores no nacieron en el mundo digital y han tenido que adaptarse y lidiar con constantes  innovaciones”.

Psicóloga Lu An Méndez

 

“Mi abuelita nació en el pueblo de Achacachi,  vivimos en El Alto y allí hace los videos de TikTok mayormente conmigo”. 

Nieto José Marcos Vargas

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos