Javicho: el humorista que sabe llorar y reírse de la muerte

El artista paceño que hace monólogos de humor retorna a los escenarios de forma presencial. Hace unos días ofreció espectáculos en las ciudades de La Paz y Cochabamba.
lunes, 25 de octubre de 2021 · 05:00

Erick Ortega / La Paz

La última vez que Javicho Soria lloró fue en compañía de sus papás. Ocurrió este año, por aquel entonces fue internado en una clínica por cuarta vez… y él no pudo más. Se soltó, fue libre llorando a “lágrima viva”, como diría el poeta Oliverio Girondo.

“Yo soy bastante llorón, me sirve mucho, libera tensiones, aclara la cabeza, quita lo seco del ojo, funciona. Deberían probarlo”, comenta al recordar la escena, cuando el dolor y la desesperanza se apoderaron de él. Pero, después de todo el comediante paceño es un agradecido con la vida y con su familia. “Lo bueno es tener a alguien que te ama incondicionalmente para darte el hombro”.

Entrenar el músculo del cerebro

Ama tanto a la vida que a lo mejor por eso se hace la burla de la muerte. Resiliencia es una palabra que con él tiene un significado completo. La primera pregunta obvia es: ¿de dónde sacas fuerzas para tomar los problemas de la vida con humor?

En sus redes sociales suele tomar con humor las desgracias. Y sí, sabe reírse de sí mismo. Así, el 29 de abril de este año, luego de que le trasplantaron riñón y páncreas, él escribió en Facebook. “… Es el primer año conmigo de mis dos nuevos inquilinos Riñonín y Charlie Pancreas. Sí, van cambiando sus nombres. Espero que ya a seis meses de alquiler les vaya gustando la casa, la cocina que tiene horno de sarcasmos y el baño que tiene ducha de chistes, lavabo de guiones, e inodoro de notas, planes de asaltos a bancos, conspiraciones y cartas...”.

Cuenta que hoy en día se siente mejor. Viajó, hizo shows, incluso caminó en subida por la ciudad de La Paz con el sol pegándole en el rostro. “De salud mental es más complicado, tengo más presente la posibilidad del sufrimiento todo el tiempo y a veces eso da ansiedad, pero como ya te dije, el humor ayuda mucho en ese aspecto”.

Hay evidentemente dramas que son difíciles de llevar con buen humor, por ejemplo, lo que sucede con los artistas en Bolivia que enfrentan enfermedades apelando a campañas solidarias, sin el acompañamiento del Estado. La Ley del Artista y el seguro para el sector son todavía un chiste incompleto.

Un collage  de imágenes en las cuales aparece el humorista  con diferentes atuendos.
Foto: Javicho Soria

Javicho lo tiene claro. “Mi respuesta puede ser muy proselitista, ya sabes: necesitamos una fuerza conjunta como artistas que genere políticas culturales sostenibles, en las que se tome el trabajo del artista (en todas sus dimensiones, no solo las folklóricas) como un trabajo de importancia para la sociedad. Pero la verdad es que los artistas no capitalizamos un poder político en Bolivia, porque nos encontramos entre la rebeldía contra un sistema que no nos mira como una amenaza y la necesidad de trabajar que nos obliga a ceder a los caprichos y conveniencias de ese sistema. No veo un modo de ganar esa batalla por ahora. Si quieres algo más esperanzador tal vez ir implementando políticas de educación en artes desde los colegios privados y públicos que permitan de acá a dos o tres generaciones cultivar personas que entiendan la importancia política y social del arte”. Y de pronto aparece el humorista para aclarar: “Si en dos o tres generaciones no hemos terminado de quemar el planeta, claro”.

El futuro de un portero de edificio

El artista no vive de los aplausos, pero necesita estar cara a cara con su público. Javicho más aún, él hace monólogos en los cuales escucha  las risas de los invitados y a veces responde  comentarios. Los últimos dos años extrañó a sus seguidores. No se quedó con las ganas e hizo  videos que compartió en sus redes sociales. El más exitoso sumó más de 677 mil vistas en Facebook. “Es el que interpreté a Dios respondiendo en conferencia de prensa a Luis Fernando Camacho sobre los conflictos en Bolivia el 2019. Camacho dijo que ‘Dios había liberado a Bolivia’ y que él quería que ‘Dios gobierne Bolivia’. Y Dios en mi sketch llamaba a conferencia de prensa a decir que él no estaba interesado en hacer nada de eso”.

Fue su video más visto y uno de los más polémicos que hizo, “pero me encanta y lo haría 10 veces de nuevo”, menciona.

Durante el último tiempo experimenta mucho en redes sociales. Cuenta: “Me volví oyente de podcasts en el hospital. Me encantan, me hacen compañía, aprendo, me río, es como redescubrir la radio pero eligiendo solo los programas que a vos te gustan. Me hicieron tan bien durante mi internación (porque estaba solo en la habitación y no podía recibir visitas) que decidí probar hacer uno que haga lo mismo por otras personas. Y toqué el tema del fin del mundo y sus diversas posibilidades, fueron 13 capítulos y me gustó mucho hacerlos. Espero que alguien se sienta acompañado con esos programas”.

Eso sí, una parte de él vive anclado en recuerdos de su niñez, el colegio, la familia. “Extraño todo. Me estoy volviendo un viejo que pronto dirá: ‘En mi época estas cosas no pasaban’. Considero que todos tenemos nostalgia de esos lugares donde fuimos felices. En mi caso soy un privilegiado que tuvo una infancia feliz, una familia amorosa y amigos entrañables que hasta ahora siguen ahí. Pero trato de que la nostalgia no me estanque, sino que me anime a buscar nuevos momentos para recordar en un futuro. Así, cuando sea un abuelo pensaré en aquellas épocas que hacía comedia y me reía de la vida (porque cuando sea abuelo seguramente seré contador o portero de edificio)”.

A propósito de ser portero de edificio, durante la pandemia, él cuenta que tenía muchas ganas de invitarles a sus vecinos a que lo vean en sus presentaciones, aunque sea desde la puerta. Por entonces él hizo un show denominado Yo virtual. Se filmaba en casa, lejos del cariño de su público. “Ahora que se puede hacerlo de forma presencial decidí hacerlo, y tiene un poco de todo, observaciones, diapositivas, música (aunque no sé tocar la guitarra) y capaz lo más único de este show es que cuento con humor toda mi experiencia de hacerme un trasplante tan fuerte como es el de riñón y páncreas. Esa vulnerabilidad desde el humor nunca la había explorado y me gusta hacerlo”.

  Hace un par de días  estuvo en Cochabamba el artista paceño.
Foto: Romel Vargas

Él también es un hombre de risa fácil. Se junta con sus amigos de colegio a jugar juegos nerds. “Es el grupo de personas con quienes más río en mi vida, así que nos juntamos virtualmente  y hay momentos en que simplemente reírte con los amigos es todo lo que necesitas para olvidar los problemas”. Y sí, la risa es su remedio infalible.

 

  • En dos  países
  • Vive entre Argentina y Bolivia El artista del humor afirma que de ambos lugares lo que más extraña es la gente.
  • Al estar en Argentina “Quiero ir con mi familia y mis amigos bolivianos a comer un chicharrón y encontrarme en la plaza Abaroa para ir por un cafecito y caminar por El Prado con alguien charlando”.
  • Al estar en Bolivia “Me dan ganas de ir a un club de comedia en Palermo y  juntarme con amigos a tomar una cerveza o ir con alguna persona a buscar libros a  Corrientes”.

 

Sin miedo, es de hombres

Los hombres no lloran porque las mujeres sí; los hombres hacen deporte, no juegan porque los niños y las niñas juegan; los hombres no expresan sus sentimientos porque las mujeres lo hacen, así como las niñas y los niños; los hombres no tienen miedo porque las mujeres sí; los hombres no son delicados porque las mujeres sí; los hombres toman decisiones porque las mujeres no saben cómo hacerlo... estos son algunos estereotipos que ONU Mujeres busca cambiar.

La organización plantea la implementación de la campaña #SiEsDeHombres, que busca que los hombres, de entre 18 y 60 años reflexionen sobre su rol en una sociedad machista y patriarcal que oculta y naturaliza la violencia contra las mujeres.

Javicho Soria forma parte de la campaña Únete y ofrecerá el stand up Sin miedo, es de hombres. La cita está prevista para el jueves 28 de octubre en el cine 6 de agosto a las 19:30. La entrada es gratuita. El show se transmitirá el 25 de noviembre en las redes sociales de ONU Mujeres 

“Mi participación está más dirigida a los hombres, hablar sobre masculinidad y sobre el rol que podemos tener nosotros los hombres en estos tiempos”, explica el artista.
El artista  posa para la foto durante una tarde de sol.
Foto: Misael Miranda

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos