Un paso atrás y dos adelante, el ballet del Ave María continúa

Los profesores Miguel Mérida y Claudia Lira están a cargo del Estudio de Danza y Cultura Expresiones. El elenco reúne a exalumnos de la unidad educativa.
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 05:00

Erick Ortega  / La Paz

El profesor Miguel Mérida estuvo gran parte de su vida ligado al colegio Ave María. Allí salió bachiller y luego fue instructor del cuerpo de baile del establecimiento. Tras 26 años de enseñanza y luego de haber impartido sus conocimientos a más de 1.500 estudiantes, la entidad educativa anunció su cierre.

Con el cierre del colegio el ballet quedó en el limbo; sin embargo, los alumnos del elenco  pidieron al profesor que continúe con las clases. Había que decidir entre cerrar un ciclo o abrir un nuevo espacio de danza.

Una de las primeras imágenes del Ballet Folklórico Ave María. 
Fotos: Miguel Mérida

El pasado

Entre 1994 y 2020 el Ballet Folklórico Ave María fue un referente nacional. En Bolivia tuvo presentaciones en Santa Cruz, Cochabamba, Potosí, Oruro y Yungas. También ofreció espectáculos en Chile (2017) y en Alemania (2000). Aparecieron en canales de televisión y fueron constantes animadores de espectáculos en otros colegios de la ciudad de La Paz.

El elenco en el festival chileno A la sombra de Copihue (2017).

Al menos 15 elencos dieron la cara por el Ave María. Incluso los hijos de algunos antiguos bailarines comenzaron a ser parte del grupo oficial. Todos, hasta 2020 estaban bajo el paraguas de la unidad educativa ubicada en Villa Fátima.

“Hemos sido reconocidos como uno de los primeros grupos en hacer formación en colegio. Estuve a cargo del ballet con mi esposa desde el año 1994 hasta 2020, son 26 años de trayectoria”, menciona  Miguel.

Es difícil calcular a cuántos alumnos han ayudado a bailar sobre el escenario. Hubo elencos de 120 integrantes y otros que estaban conformados por 40 bailarines entre niños y jóvenes. Grosso modo,  Miguel indica que tuvo entre 1.500 y 2.000 alumnos.

La profesora Claudia Lira cuenta que tiene nostalgia al hablar de la labor que realizaron en la unidad educativa. “Hay sentimientos encontrados,  pues trabajamos toda una vida en el colegio. Conocimos muchas personas y pasamos bellos momentos aunque también hubo momentos duros. Nuestra sala de ensayo se convirtió en nuestro hogar”.

Los instructores  Lira y  Mérida con los bailarines.?????

Entre esos difíciles ratos estaba 2020, cuando la pandemia se apoderó del país y se suspendieron las clases y las  instrucciones presenciales (por entonces se impartió enseñanza virtual). Luego no se pudo vadear la crisis económica del colegio.

El ballet también ayudaba a mantener vivo el espíritu avemariano pues los alumnos que egresaban de la entidad educativa podían continuar siendo parte del elenco y estar en presentaciones oficiales. El ballet era exclusivo de la entidad hasta que se anunció el cierre del colegio y por ende el adiós del ballet.

El presente

Al hablar del Ave María,  Wara Candia también se llena de nostalgia. Comenta que  desde que ingresó a la unidad educativa  fue parte del conjunto folkórico.

“Es triste saber sobre el cierre del colegio,  ya que pasé la mayor parte de mi vida ahí y tuve una muy buena formación académica. Durante años el colegio ha formado estudiantes muy buenos y además tenía una muy buena infraestructura. Yo tuve la oportunidad de estar con los mejores profesores y ahora en la universidad me sirven de mucho sus enseñanzas”, indica la bailarina.

Los profesores Miguel y Claudia  dijeron adiós al colegio, pero hicieron caso de las voces que les pidieron continuar enseñando. El maestro comenta: “Ahora estamos con nuestro propio emprendimiento que se llama Estudio de Danza y Cultura Expresiones. Algunos de nuestros alumnos son del Ave María pero otros ya son de otras unidades educativas y recibimos a estudiantes de todo lado”.

Las clases ya no se ejecutan en el colegio y se realizan en la Casa Distrital Jaime Saenz, dependiente de la Secretaría Municipal de Culturas y ubicada en Bajo San Antonio. Esta iniciativa comenzó a tomar cuerpo en agosto de este año y ya hubo una primera presentación en el Teatro Modesta Sanjinés.

“Es una alegría ver que el ballet no quedó ahí, con el cierre del colegio. He formado parte de esa familia por 12 años dentro del colegio y como universitaria continúo con el ballet ahora en este nuevo proyecto. El profesor Miguel y la profesora Claudia tienen mucho que enseñar, ellos forman bailarines desde los cinco años y que sigan con este gran proyecto es una buena noticia”, explica Wara, quien salió bachiller en 2019.

Las condiciones no son las mismas, pero este proceso de reinvención avanza a saltos. En la actualidad, los alumnos e instructores  ya no están bajo el techo de la unidad educativa y el Estudio de Danza y Cultura Expresiones tiene 48 componentes, 16 fueron parte del elenco Folklórico Ave María.

El futuro

El elenco actual  en una sesión de fotos en Miraflores.

La profesora Claudia es una mujer de fe y también de trabajo. Mira con optimismo el futuro: “Con este ballet tenemos muchas esperanzas, queremos proyectarnos más allá de ser un elenco semiprofesional y buscamos tener bailarines bien formados en danza folklórica nacional. Pretendemos hacer giras nacionales e internacionales llevando en alto el nombre de Bolivia; y sobre todo queremos consolidarnos como una academia de baile”.

Durante los últimos días, los ensayos no se detienen;  es más,  se intensifican porque el miércoles 1 de diciembre tienen una presentación en el espacio cultural más grande de La Paz, el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez. En el mismo escenario, en mayo de 2019, el elenco del Ave María ofreció un inolvidable espectáculo de danzas nacionales al celebrar los 25 años de su creación.

La celebración de los 25 años del Ballet Folklórico Ave María se realizó en el Teatro Municipal.

En estos meses muchas cosas han cambiado para los amantes de la danza del Ave María, desde el nombre hasta el color de los trajes, pero Miguel y Claudia tienen fe en el proyecto. Ahora multiplican esfuerzos y dan clases en tres horarios, de lunes a viernes. Los jóvenes tienen instrucción tres veces a la semana;  los niños sólo dos.  Quienes estén interesados en formar parte del elenco pueden llamar a los números de celular: 72087450 o 72555678.

Para el profesor Miguel era imposible cerrar el ciclo de la danza: “No podíamos dejar de realizar esta actividad,  que es muy importante para la niñez y juventud y sobre todo es algo que hacemos ya durante toda una vida”.

La instructora Claudia coincide. Acota que esta  iniciativa será un referente de la danza folklórica  en el país… sólo se trata de ir paso a paso, y con ritmo.


Las nostalgias del colegio
 
El Colegio Boliviano Alemán Ave María anunció que ya no abrirá sus puertas en 2021; sin embargo, tras 57 años de vigencia deja muchos recuerdos en la sociedad paceña.

Por ejemplo, el Ballet Folklórico Ave María formó a centenares de alumnos entre 1994 y 2020. Es más, hay estudiantes nuevos que son hijos de los de las primeras generaciones.

La banda del colegio, los zampoñaris, los coros juvenil e infantil, la escuela de deportes, el Club de Robótica y otras áreas del Ave María también cosecharon muchos logros.

En una de las oficinas de la administración de la unidad educativa están decenas de trofeos de los estudiantes.

El establecimiento fue de menos a más. La obra comenzó con 40 niños y en determinado momento albergó hasta más de 4.500 alumnos.

Entre los docentes y alumnos, uno de los recuerdos más sensibles es el de la madre superiora Immolata Kronpass, la religiosa alemana que dedicó su vida al Ave María. Murió en 2010, cuatro años después de un ataque de apoplejía.

El colegio se creó el 3 de febrero de 1964. Su madre, la religiosa Eduviges Eckert,  de la Orden Cisterciense, anotó los bienes con los que nacía: “Siete mesas grandes a manera de pupitres; cuatro mesas pequeñas a manera de pupitres; seis bancos largos multipersonales; dos mesas para maestras; dos sillas para maestras; dos pizarrones de tela (uno muy usado) (...),  un cuadro grande del Sagrado Corazón y una campanilla”.
 

Fuimos  uno de los primeros grupos en hacer formación en colegio. Estuvimos a cargo  con mi esposa desde  1994 hasta 2020

Profesor Miguel Mérida

Es una alegría ver que el ballet no quedó ahí, con el cierre del colegio. He formado parte de esa familia durante 12 años

Alumna Wara Candia

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos