Los calcheños, guerreros que se convirtieron en artistas del tejido y de la música

jueves, 1 de abril de 2021 · 05:04

Marco Antonio Flores Peca /  Potosí

El Jatun Ayllu Calcha está ubicado en la provincia Nor Chichas del departamento de Potosí. Es una región cuyos antecedentes históricos se remontan a la época precolonial, en la que este ayllu formaba parte del grupo étnico de los Chichas. Según Ibarra Grasso (1942), los chichas ocupaban los territorios comprendidos en las provincias Nor y Sur Chichas de Potosí, además de ciertas regiones de Tarija, Chuquisaca y del norte argentino. También poseían una lengua propia, distinta al quechua y el aymara,  cuyos rastros son aún  visibles en la toponimia de cerros, ríos y nombres de comunidades, entre otros. 

La música es fundamental  en la cultura de los calcheños.

Según el Memorial de Charcas (1582), la nación Chichas también formó parte de la gran confederación Charcas – Q’araq’ara debido a que contaba con expertos guerreros de arco y flecha. A mediados del siglo XV estos guerreros fueron incorporados al imperio inca como una élite  guerrera, teniendo como función principal la defensa de los límites territoriales del extremo sur frente a las invasiones de los temibles chiriguanos, razón por la cual muchos chichas son reconocidos como parte de la realeza inca.  

A partir de la conquista española se instauran varias reducciones con fines impositivos, de evangelización y de recolección de mitayos. Es así que, por ordenanza del Virrey Francisco de Toledo, en 1575, el ayllu Calcha queda desmembrado en dos pueblos nuevos: Nuestra  Señora de Asunción de Calcha  y Santiago de Calcha, que terminaría separándose y constituyendo la actual Cotagaita (Keremba y Ríos. 2003).

Comerciantes de ají

Si bien en la actualidad el ayllu Calcha, enclavado en las cabeceras de los valles potosinos, es una región famosa por su arte textil, su música, su abundante producción frutícola  y sus vinos y singanis artesanales de altura, durante la época colonial y parte de la republicana, los habitantes de esta región se dedicaban principalmente al comercio del ají. 

Mujer  de Calcha  con vestimenta tradicional.

Mi abuelo me comentó en una ocasión que su padre había muerto debido a la enfermedad del chujchu o malaria, que había contraído al realizar continuos viajes a los valles para traer en caravanas de mulas diversos productos como el maní, la chankaca, la miel de abeja, el charque de pescado, pero, especialmente, el preciado ají rojo en vaina. La travesía de ida y vuelta a los valles de las regiones de Cochabamba y Chuquisaca demoraban hasta dos meses. La mayoría de los productos eran adquiridos mediante la compra con monedas de plata y el trueque con canastas, cerámica u otros productos. Aunque también se ofrecía la mano de obra a cambio de los productos tan escasos en ciertas regiones.  

Los productos adquiridos, en especial el ají, eran comercializados en los mercados de Tupiza, Cotagaita, Villazón y Tumusla, pero también en los centros mineros como la Villa Imperial de Potosí, Ánimas, Chorolque, Siete Suyos y Atocha, entre otros. El comercio del ají resultaba ser tan rentable que permitió la subsistencia de familias enteras, además que los calcheños solían adornar sus tiradores (especie de faja de cuero delgado) con monedas de plata, mostrando su opulencia. 

Desafortunadamente, a partir de los 80, debido a la ausencia de políticas de fomento a la producción agrícola, las continuas crisis económicas y la carencia de tierras cultivables por la paulatina parcelación, muchos calcheños migran al vecino país de Argentina, donde, en la actualidad, se constituyen en un grupo étnico bien diferenciado que aún mantiene vivo su legado cultural.

Los textiles  fueron y son una gran característica del pueblo milenario.

El arte textil calcheño

Bajo el sistema de organización de ayllus mayores y menores, la nación Chichas tenía a Talina como la mitad superior, o Aransaya, y a Calcha como el núcleo de la mitad inferior, o Urinsaya; esto debido a la importancia de la producción de objetos de cerámica que se tenía en el primer lugar y la producción de textiles en el ayllu Calcha.

En la actualidad, la asociación de mujeres tejedoras Cháska palomas awaj warmis aún preserva el arte textil calcheño, elaborando prendas de vestir a partir de un complejo proceso en el que se emplea técnicas, instrumentos y conocimientos adquiridos de generación en generación. 

Este laborioso proceso inicia con la recolección de la materia prima. En otros tiempos, la lana de vicuña era obtenida de las caravanas de llamas que provenían del sudoeste potosino, a través de un trueque. La lana es preparada y teñida con diversos pigmentos de plantas, raíces, y minerales, entre otros, para que luego las awaj warmis, o mujeres tejedoras, empiecen a codificar mediante colores, símbolos y formas la cosmovisión propia del Jatun Ayllu Calcha. 

Cada prenda de vestir es elaborada para ser utilizada por una sola persona, teniendo una función y usos particulares. Por ejemplo, se tiene un sombrero negro para guardar luto, el sombrero naranja para las fiestas, y el de color blanco para uso diario. De igual manera, existen seis tipos de ponchos, como el poncho calcheño o boliviano que se utiliza en fiestas;  el poncho negro o poncho de luto, dos variedades del  poncho yana y panti, que es para el uso diario. También están los ponchos blanco con líneas azules y el negro con líneas rojas, que son empleados en diversas ocasiones (Medlin Mary. 1983).

Debido a su importancia y trascendencia cultural, en  2017, mediante Ley 92/2917 se declaró al Jatun Ayllu Calcha Patrimonio cultural inmaterial y material - artesanal del departamento de Potosí. De igual manera, en la gestión 2018, la cultura originaria del Jatun Ayllu Calcha fue reconocida como Patrimonio Cultural Material  e  Inmaterial del Estado Plurinacional de  Bolivia”.

 
Marco Antonio Flores Peca es presidente de la Sociedad de Investigación Histórica de Potosí (SIHP).
 

Los  antecedentes 

  • Raíces  Los antecedentes históricos del ayllu se remontan a la época precolonial, en la que este ayllu formaba parte  de los chichas, que ocuparon los territorios de Nor y Sur Chichas de Potosí, además de ciertas regiones de Tarija, Chuquisaca y del norte argentino.
  • Dividido  Por ordenanza del Virrey Francisco de Toledo, en 1575, el ayllu Calcha se divide en dos pueblos nuevos: Nuestra  Señora de Asunción de Calcha y Santiago de Calcha, que constituye a actual Cotagaita.
  • Vocación  El ayllu es famoso por su arte textil, su música y abundante producción frutícola, de vinos y singanis artesanales. Durante la época colonial y parte de la republicana, los habitantes de esta región se dedicaban principalmente al comercio del ají.
  •  Migración A partir de los 80, debido a la ausencia de políticas de fomento a la producción agrícola, las continuas crisis económicas y la carencia de tierras cultivables por la paulatina parcelación, muchos calcheños migran a Argentina.
  • Legado  La asociación de mujeres tejedoras Cháska palomas awaj warmis aún preserva el arte textil calcheño, elaborando prendas de vestir a partir de conocimientos transmitidos de generación en generación.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

19