Oruro se vuelca a sacar la basura del Uru Uru, pero el lago necesita un programa de rescate

Ayer se limpió el canal Tagarete, uno de los pasos por donde el veneno de la contaminación está matando el Uru Uru. Mañana y pasado se seguirá sacando la basura.
jueves, 8 de abril de 2021 · 05:24

 Ivone Juárez /  La Paz

El amanecer de ayer en el lago Uru Uru seguramente no fue como los de siempre; ahora había escuadras de cientos de orureños por los alrededores. La gran mayoría llevaba las manos cubiertas con guantes y estaba  armada con rastrillos, palas y bolsas, todos guiados por una misión: retirar la inmundicia que ahoga a su lago . El turista francés Alexis Dessard los comandaba, ¡el extranjero lo logró otra vez! En una semana movilizó nuevamente a los bolivianos contra la basura. Primero fue a los uyunenses, ahora a los orureños. 

La basura recogida   fue cargada en las volquetas. 

Entre los voluntarios que acudieron a auxiliar ayer al Uru Uru estaban 500 policías. Los uniformados limpiaron desde las 5:00 el canal Tagarete,  parte del lago, una extensión de 1,5 kilómetros por tres metros de ancho, aproximadamente, que estaba cubierta con una gruesa alfombra de botellas PET, bolsas nailon y otros desechos sólidos. Lo dejaron limpio. 

El francés Alexis Dessard  en medio del lodo y la basura.

Hubo como 80 volquetas llenas con esos residuos, informa su comandante Limbert Oporto.  Hoy y mañana otra escuadra de al menos 5.000  voluntarios ingresarán al lugar, a seguir la limpieza, pero  ahora con la Gobernación y otras instituciones. Es una labor titánica y que tiene más valor por la marca de la unidad de los orureños, pero el  Uru Uru necesita más, y con urgencia, precisa un programa de rescate integral que le permita reponer sus condiciones naturales de autodefensa, afirman los expertos.

“Lo que se necesita es un programa de rescate de ese cuerpo natural que le permita restituir sus condiciones naturales de autodefensa; ya no es suficiente una simple intervención; por supuesto que el retiro de los residuos sólidos ayuda, pero no es todo. Se debe encarar el manejo integral de la cuenca, el  manejo del agua, regular la cantidad y calidad de ésta”, sostiene Waldo Vargas, máster en ingeniería ambiental.

El canal  Tagarete cubierto   de botellas PET y otros plásticos.

Para esto se necesitará otra escuadra de hombres y mujeres, como los que están yendo a limpiar el lago, pero estos nuevos aportarían con conocimientos. “Se necesitan varias especialidades, ingeniería civil, hidrológica, geotécnica, hidráulica, biológica para reponer las especies perdidas; también se necesitarán ingenieros agrónomos”, explica el también docente investigador de la Universidad Mayor de San Andrés.

La Policía de Oruro  (lado izquierdo) fue parte de la jornada.

Vargas conoce de cerca ese tipo de programas de rescate de cuerpos de agua. Trabajó en México, en el rescate del lago Texcoco, donde los habitantes del  estado de México descargaban sus residuos sanitarios. El proyecto duró al menos diez años, tiempo en el que, entre otros, se construyó una planta de tratamiento, se enfrentó una reposición de especies silvestres y el manejo de reforestación.  Afirma que se puede hacer ese mismo trabajo en el Uru Uru en unos dos o tres años. 

Explica que el lago orureño está siendo envenenado por tres frentes. Uno es el canal Tagarete -el que ayer limpiaron los policías-, por donde corren los residuos sólidos producidos en la ciudad de Oruro, por los orureños; después están los componentes mineros procedentes de las descargas de aguas residuales mineras que llegan hasta las aguas del lago; el tercero es en el que conspiran los efectos del cambio climático, que paulatinamente reducen los niveles de las aguas del lago durante los periodos de sequía, que  cada año son más prolongados.

Un lecho de botellas  PET cubría el canal Tagarete.

El gobernador de Oruro, Edson Oczachoque, aclara que el departamento  trabaja desde hace cinco años en un plan integral con los lagos Uru  Uru y Poopó. “Tenemos mapeados como 400 millones de bolivianos para poder restaurar (los lagos) pero no es suficiente. Tenemos programas de recuperación con el Ministerio de Medio Ambiente porque la recuperación de nuestros humedales es una prioridad”, sostiene.

Para Oczachoque faltan dos semanas para concluir su gestión y asegura que deja estudios para la recuperación de humedales en Oruro, entre los que están los lagos  Uru Uru y el Poopó, casi desaparecido. En el caso preciso del Uru Uru, aclara que la gran cantidad de  botellas PET está en el canal, no en el lago.  Mañana  y pasado estarán en el lugar al menos 5.000 personas para colaborar con la limpieza.

Las mujeres en la jornada para salvar el Uru Uru.
 

 También cree que es una medida inmediata y que se precisan acciones a mediano y largo plazo para salvar el Uru Uru, “para que las futuras generaciones hereden un medioambiente preservado”.

El comandante de la Policía de Oruro, que  quedó impactado con la cantidad de basura que cubría el canal Tagarete,  coincide con Vargas y Oczachoque: se precisarán más acciones y de largo aliento para salvar el Uru Uru.  Su institución ya pensó  en algunas. Después de la limpieza proponen  pasar a una etapa de  concientización de los orureños y a la emisión  de una norma local para reducir el uso de envases plásticos .  Después  -indica-, se debe pasar  a una  arborización de Oruro.

Un tractor lleva  los residuos sólidos recogidos en el Uru Uru.
Foto:Dessard

 “Estamos planteando ejecutar desde agosto y hasta noviembre de este año la plantación de aproximadamente 500 mil arbolitos para crear una especie de cordón ecológico alrededor de la ciudad”, dice el comandante Oporto.

Los policías ya plantearon la idea a quienes participaron en la limpieza de ayer y a Alexis Dessard. Seguro que hoy y mañana saldrán otras iniciativas de los  orureños que se pondrán manos a la obra ante el Uru Uru para intentar salvarlo.


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

24