Vacuna bajó radicalmente la letalidad en médicos pero aún faltan insumos y sueldos

Trabajadores de salud no cuentan con medidas de bioseguridad para la atención de casos de Covid-19 y anuncian paro. Reportan que se deben salarios a los profesionales contratados para combatir en primera línea.
lunes, 17 de mayo de 2021 · 05:30

Madeleyne Aguilar A. / La Paz

Después de recibir la vacuna contra el coronavirus, la letalidad en médicos bajó radicalmente, coinciden asociaciones del sector. Sin embargo, la falta de insumos y de equipos de bioseguridad para los sanitarios amenaza a este sector y a sus familias. Además, denuncian que se adeudan sueldos a  trabajadores que están en primera línea frente al virus.

“La letalidad ha bajado. No porque el virus sea más benévolo, sino que ha mejorado la inmunidad con la vacuna, eso es un hecho comprobado ya. Pero a otra población que no está vacunada sí está afectando”, dice el médico Fernando Romero, ejecutivo de Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) de La Paz.

En marzo, antes de la tercera ola de la pandemia, se vacunó con prioridad al personal médico del país. La inmunización  fue voluntaria y casi la totalidad del personal sanitario la aceptó. Hubo alguna excepción por enfermedad de base o porque habían enfermado de Covid-19 recientemente.

La vacuna previene que los síntomas de coronavirus sean graves y deriven en terapia intensiva o en la muerte del paciente. Estar vacunado no impide que la persona pueda contagiarse de  Covid-19, por ello es fundamental mantener las medidas de bioseguridad, pero se previenen los  decesos.

Romero informa que, en la tercera ola de la pandemia en La Paz, hay médicos contagiados en los hospitales Holandés, del Niño, del Tórax y de Clínicas. Ellos entraron en contacto con el virus trabajando, atendiendo de urgencia a pacientes que llegaron con hemorragias o convulsionando y estaban enfermos de Covid-19.

“Ahí es cuando se produce el contagio, pero gracias a Dios, en ninguno de estos cuatro hospitales, los colegas han tenido  sintomatología grave y ello es gracias a la vacuna. Sí, existe el temor de haber contagiado a sus familias en sus casas”, comenta.

Si bien el virus ya no afecta tan gravemente a los médicos o personal de salud vacunados, ellos pueden convertirse en el medio de transmisión . “Podemos contagiar a otras personas, incluidas a nuestra familia”, lamenta el galeno. 

El presidente del Colegio Médico, Luis Larrea, coincide con Romero e indica que incluso algunos médicos han considerado dejar de trabajar por ese miedo. “Hay médicos que fueron a sus casas e infectaron. Hay una doctora que infectó a su hermano y su mamá,  murieron”, lamenta.

Los beneficios de la vacuna sí se evidencian en el personal médico que fue vacunado. Por ejemplo, en Santa Cruz, hubo una disminución marcada de la cantidad de contagios en el personal de salud del sistema público.

“Sí, se ha presentado una incidencia positiva de la vacunación en el personal de salud, con respecto a la disminución de casos de contagios en comparación a 2020. Sobre todo, en la cantidad de profesionales y trabajadores en salud que han enfermado, pero con cuadros leves y no han requerido de terapias intensivas, por lo menos en los últimos dos meses”, confirma la secretaria de Prensa del Fesirmes, Rocío Rivero.

En Santa Cruz, entre el 90 y 95% del personal del sistema público de salud ya ha recibido las dos dosis de vacunas. El resto no se inmunizó por decisión propia o porque habían enfermado recientemente y no cumplían con el requisito de estar sanos tres meses antes de recibir la dosis.

 “Muchos de nuestros colegas no ha llegado ya a la terapia intensiva, como antes. Ha disminuido mucho la incidencia de decesos después de la segunda dosis”, destaca el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui.  En ese departamento recién pasó un mes desde que culminó la vacunación, por lo que aún no se tiene una cifra exacta de la incidencia positiva.

En Cochabamba,  el representante del Sirmes, el médico Carlos Nava, recalca que la letalidad, al menos en ese departamento, no ha bajado debido a que  la inmunización no ha llegado aún a todos los trabajadores en salud. “Todavía hay muchos profesionales en el área rural que no han sido vacunados y en la población en general  no pasa del 6% de ser vacunado. Las vacunas están llegando a cuentagotas”, señala.

Lamenta también la falta de insumos de bioseguridad  para el sector que está en la primera línea. “Esta semana en Cochabamba han fallecido tres médicos y la anterior semana, dos. Entonces, la mortalidad entre los profesionales se mantiene precisamente porque no nos dan la ropa de bioseguridad y estamos en las mismas condiciones que en la primera oleada”, reclama Nava

 
La letalidad por casos de coronavirus en Cochabamba es la más alta del país. En la  población general , en  los últimos 12 días, hubo 66 muertes. Además, los contagios son cada vez más. “Antes de ayer se han dado 727 casos, hoy sobrepasan los 500. El profesional de salud sigue expuesto, necesitamos vacunas e  insumos”, alerta Nava. 
 

Beneficios de  las vacunas contra Covid-19

  • Prevención.  Las vacunas son diseñadas para reducir o prevenir la transmisión de enfermedades. En el caso del coronavirus, “todas las vacunas son buenas, porque tienen dos efectos: previenen enfermedades severas casi al 100% y así evitan que la gente esté hospitalizada o que muera por el síndrome respiratorio agudo”, informa el médico epidemiólogo, Rodrigo Arce, investigador de la Universidad de Nueva York, EEUU.
  • Son seguras.  La Organización Mundial de la Salud garantiza que, antes de introducir una vacuna en un país, se realizan ensayos exhaustivos. Científicos y médicos expertos siguen estrictas normas internacionales a la hora de decidir si ponen una vacuna a disposición del público.
  • Efectos menores  Las vacunas, como todos los medicamentos, pueden causar efectos secundarios menores y temporales. En el caso de las anti-Covid puede ser dolor de cabeza o de huesos. Es mucho más probable que una persona sufra daños graves por una enfermedad que por su vacuna.

El Gobierno  debe sueldos a médicos  

Los profesionales que el Gobierno contrató para enfrentar  casos de Covid en primera línea no reciben sus sueldos desde hace varios meses. Además, faltan recursos humanos para atender los crecientes casos.

“Tenemos un problema con el pago de haberes de marzo y abril. Se nos hizo el pago de febrero a finales de marzo, pero sin ninguna explicación no nos pagaron ni marzo ni abril hasta el día de hoy. Lo que más nos preocupa es que la ausencia de pago de haberes ya es una costumbre; al inicio de la residencia no nos pagaron los primeros cuatro meses”,  dice la denuncia que presentó  un médico a Sirmes La Paz.

Lo mismo sucede en Santa Cruz. La doctora Rocío Rivero manifiesta su preocupación por la continuidad de los contratos Covid para el tercer nivel del sistema de salud. “Aunque recientemente hubo un compromiso del Ministerio de Salud de hacer efectiva la cancelación de los salarios adeudados y la recontratación de este personal, no se ha materializado”, dice.

Para afrontar la pandemia se contrató a médicos “recién egresados”, y hoy les deben sueldos. Intentaron hablar con las autoridades, pero sin éxito. “Comprar 20 camas de terapia intensiva no es la solución, porque ¿quién va a atender si no hay terapistas?”, asevera el  médico Carlos Nava, desde Cochabamba.
 

No se proveen insumos de seguridad a los trabajadores de salud
Tercera  ola  amenaza al   precario sistema

Los médicos y personal sanitario reclaman porque aún no se les proveen insumos de bioseguridad. En demanda de insumos, personal y equipos, el Consejo Nacional de Salud (Conasa) determinó realizar  un paro de  48 horas el 27 y 28 de mayo. 

En el Hospital de Clínicas,  trabajadores en salud  combaten el virus cada día.
Foto:Archivo/ Página Siete

“Seguimos arrastrando lo mismo desde hace años, pero con un sistema de salud más saturado, por la alta incidencia de casos. Seguimos con los problemas de infraestructura, equipamientos, falta de insumos, recursos humanos insuficientes, falta de mantenimiento a los hospitales y al equipamiento”, informa  Rocío Rivero, secretaria de Prensa del Fesirmes Santa Cruz.

Además, informa que si bien la dotación a las redes y hospitales es regular, algunos de los insumos entregados no cumplen con las especificaciones técnicas. 

“La dotación no se ha dado tampoco en la cantidad solicitada por las redes y hospitales, según  la proyección requerida. Actualmente están con cantidades mínimas en su stock. Las pruebas rápidas y de antígeno no han faltado, pero sí ocasionalmente las pruebas PCR”, sostiene. 

En La Paz, el ejecutivo de Sirmes, Fernando Romero, señala que no se cumple con la aplicación de pruebas Covid regularmente para el personal médico. “Lo lógico y coherente es que el sistema haga cada dos semanas pruebas, pero no las hace. Estamos agotados de pelear con el ministro y con su gente, pero a eso nos obligan”, comenta Romero.

Lo mismo pasa en otros departamentos. “En el hospital donde trabajo (Solomón Klein), estamos pidiendo a gritos desde hace tres meses que nos den ropa de bioseguridad. No nos dan unos simples pijamas, no tenemos botas, gorros, barbijos KN95”, reclama el representante del Sirmes Cochabamba, Carlos Nava. La situación es similar en otros  hospitales del país.
 

La  tercera ola

 El Gobierno informó sobre el inicio de la  tercera ola de contagios de Covid-19 el  4 de abril. Desde entonces los casos han ido en ascenso, especialmente en el eje.

6,2%Era la tasa de letalidad en la primera ola. En la segunda ola la tasa de letalidad bajó a 2,6% y en la tercera ola la tasa de letalidad llega a 2,0%, señala el reporte epidemiológico que se presentó el jueves 13.

13.409 Es la cantidad de muertes a causa del virus, a nivel nacional, desde que comenzó la pandemia. En febrero, el promedio de fallecidos fue de 45 por día. Desde entonces el ministerio  decidió  sólo publica el número total en el país.

 La Paz  La Alcaldía y el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal   declararon alerta naranja. Advirtieron que  los hospitales están saturados, al igual que las  terapias intensivas.

Llajta El Colegio Médico de Cochabamba declaró 15 días de duelo por los galenos fallecidos en la lucha contra la Covid-19 desde que llegó la pandemia. El último deceso fue el de la doctora Orieta Mercado. 

Paro El  Conasa  determinó realizar un paro nacional de 48 horas el 27 y 28 de mayo. Al Gobierno le exige   personal, equipamiento, medicamentos e infraestructura para la lucha contra la pandemia.

Dosis  Un  cargamento de 334.400 dosis de vacunas chinas Sinopharm llegaron el viernes 14 de mayo, en un vuelo de BOA. Son parte del millón y medio de vacunas comprometidas por el Gobierno.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
58
55