Con 3.500 verificaciones de noticias, Bolivia Verifica celebra sus dos años

El exvicepresidente García usó una foto de 2008 para acusar a Carlos Mesa de incitar a la violencia; el exministro Arturo Murillo difundió la imagen de una mujer inocente y la presentó como sospechosa de robar una bebé.
martes, 1 de junio de 2021 · 05:04

Maria Silvia Trigo  / La Paz

El 1 de junio de 2019 nació Bolivia Verifica como un medio de chequeo de noticias y verificación del discurso público. A la fecha ya van 3.500 verificaciones, 43.624 likes y más de 46.000 seguidores. Los desafíos que tuvieron fueron grandes, por el contexto que se vivió estos dos años. 

Bolivia vivió uno de los conflictos más violentos de los últimos años, hubo cambios de gobierno y elecciones, una pandemia que colapsó el sistema sanitario, afectó la economía y nos puso frente a un mundo nuevo y desconocido. Ese escenario, sumado a la polarización política y social que atraviesa el país, fueron caldo de cultivo para la desinformación.

En temas políticos y de salud, circularon cientos de contenidos desinformativos, como dardos para atacar adversarios o como resultado de falta de información oportuna y veraz. Las cadenas de WhatsApp, que fueron desde anuncios de grupos violentos que se aproximaban a los barrios o sobre teorías conspirativas en contra de las vacunas, fueron moneda corriente.

En ese escenario, Bolivia Verifica se constituyó en una especie de refugio: cada vez más usuarios nos hicieron llegar pedidos de verificación para constatar que lo que leían en redes sociales o escuchaban decir a algún político era verdad. Creemos que ese es uno de nuestros grandes logros: haber sembrado en la audiencia el hábito de desconfiar de los contenidos que recibe y buscar información veraz y de calidad.

En este tiempo, Bolivia Verifica se ha integrado a redes internacionales con las verificadoras más prestigiosas del mundo. Es parte de la red Latam Chequea, un grupo de 28 medios latinoamericanos de factcheking que trabajan contra la desinformación en temas de coronavirus y también es miembro signatario de la International FactChecking Network del Instituto Poynter, de Estados Unidos, que reúne a las principales verificadoras de los cinco continentes. 

La foto del director  del INRA Beni  con un jaguar muerto.

Los hitos

Como primer hito a resaltar en la historia de Bolivia Verifica está cuando García Linera usó una foto de 2008 para acusar a Carlos Mesa de incitar a la violencia más de diez años después. En medio de los disturbios poselectorales de 2019 y acusaciones por indicios de fraude electoral, el entonces vicepresidente dio una conferencia de prensa en la que acusó a Carlos Mesa de incitar a la violencia. En su presentación mostró un video con imágenes de las protestas, pero entre ellas había una imagen fuera de contexto: la de un hombre ensangrentado que había sido difundida en 2008.  

El exvicepresidente no fue el único que difundió fotos fuera de contexto en los conflictos de 2019, el exministro César Cocarico mostró una fotografía de Venezuela como si hubiera sido tomada en Santa Cruz para denunciar violencia. 

El segundo hito es cuando Arturo Murillo difundió la imagen de una mujer inocente y la presentó como sospechosa de robar un bebé. El exministro de Gobierno en su cuenta en Twitter difundió la imagen de una mujer a la que presentó como sospechosa de haber raptado un bebé recién nacido, en un caso que había sido mediático los días previos. La imagen también se difundió desde la cuenta del Ministerio de Gobierno. Sin considerar la presunción de inocencia, ni tener en cuenta la dignidad de esta persona, Murillo publicó su fotografía en primer plano y ésta fue replicada en varios medios de comunicación. Horas después, la mujer se presentó ante la Policía y probó su inocencia, el exministro se disculpó.

La  fotografía  alterada de Eva Copa y Luis Fernando Camacho, en Tarija.

El tercero es el voto rural no vale más que el voto de la ciudad. Meses antes de las elecciones de 2020, circuló bastante desinformación sobre temas electorales y el sistema democrático en general, pero pocos lograron calar tan hondo como la falsa idea de que el voto del campo vale más que el voto de la ciudad. 

Esta idea surgió en columnas de opinión y se fue difundiendo desde el discurso público y las redes sociales. Sin embargo, no es cierto. El sistema de representación prioriza un equilibrio entre regiones, pero no hace distinción entre el área rural o urbana.

El cuarto hito es cuando Jeanine Añez difundió cifras falsas y engañosas sobre el coronavirus. La gestión de la pandemia fue uno de los temas centrales durante las apariciones públicas de la expresidenta. Analizamos uno de sus discursos y una entrevista en televisión y encontramos cifras erradas. Por ejemplo, el 6 de agosto de 2020 mencionó que se “se crearon 7.500 puestos de salud”, pero tras hacer un relevamiento de los nueve servicios departamentales de salud constatamos que eran en realidad 5.174 (3.096 contratos temporales y 2.078 ítems).

 El documento  de traspaso de pago falso.

 Ese día también indicó que se habían habilitado 30 laboratorios para procesar pruebas de coronavirus. Al relevar datos en los todos los Sedes y en la Coordinación Nacional de Laboratorios constatamos que en ese entonces eran sólo 15 los laboratorios públicos. La confusión de Añez posiblemente surgió de la suma de todos los laboratorios, entre públicos, privados y de seguridad social que eran en total 29 en ese momento.

El quinto es la insistencia de Evo Morales en que el coronavirus “es una guerra biológica”. Al menos en cinco oportunidades, el exmandatario ha manifestado que el coronavirus una guerra biológica en la que mueren los pobres. La primera vez fue en una entrevista con el periodista argentino Ernesto Tenembaum, en abril de 2020. La segunda en junio, en el programa radial Sobremesa, y del cual el periódico argentino La Nación hizo eco. La tercera en una entrevista con el diario chileno La Tercera, la cuarta a través de una transmisión vía Facebook, en un conversatorio con militantes del MAS y la quinta durante el aniversario de la Federación Única de Centrales Unidas de Shinahota el 12 de abril de 2021. 

La teoría conspirativa de la guerra biológica quedó descartada luego de que numerosos científicos decodificaran el material genético del virus y establecieran que el Sars-Cov-2 no es una construcción de laboratorio ni un virus manipulado a propósito.

El tuiter falso  del canal de televisión estatal circuló en las redes sociales.

El sexto es el director del INRA aparece en fotografías con un jaguar muerto. Cinco imágenes en las que se observaba a un cazador, una escopeta y un jaguar muerto, daban vuelta las redes sociales, pero no se tenía certeza sobre su origen ni sobre quién era la persona que aparecía en las fotografías. Se decía que era Ramiro Ortiz, director del Instituto Nacional de Reforma Agraria en Beni. Bolivia Verifica corroboró que era él quien aparece en las imágenes que provocaron críticas. “Soy yo, pero soy ambientalista. No puedo matar un escarabajo, incluso era vegetariano un tiempo. Las fotos son de 2012, el animal atacó a un trabajador de la propiedad. Fue él quien lo mató”, explicó Ortiz a Bolivia Verifica.

El séptimo es las papas fritas de Jeanine Añez.Una fotografía falsa de la expresidenta comiendo una hamburguesa y papas fritas en la cárcel de Miraflores fue difundida incluso por medios de comunicación, varios de los cuales la borraron tras comprobarse el montaje. La imagen fue compartida la noche del 23 de marzo y dio mucho de qué hablar en redes sociales. 

Bolivia Verifica comprobó que la bolsa de la hamburguesa y las papas fritas que aparecen encima de la cama estaban montadas, ambas imágenes se pudieron encontrar en una búsqueda simple en Google y tras ser ajustadas al tamaño y superpuestas en la foto manipulada de Áñez, se corroboró que se trataba de un montaje.

  
Maria Silvia Trigo es  editora de Bolivia Verifica.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
1