Semilla Capital: Venado apoya a negocios de barrio con productos que "gustan a los bolivianos"

Sofía, Unagro, Grupo Venado, Alicorp, Viva, Embol Coca-Cola, Madepa, PedidosYa, Banco FIE y Cervecería Boliviana Nacional son parte de la cruzada que busca reactivar los pequeños emprendimientos.
lunes, 28 de junio de 2021 · 05:00

Página Siete / La Paz

En la segunda versión de Semilla Capital impulsada por 10 de las empresas más importante de Bolivia, una de las primeras compañías en comenzar la siembra de apoyo a los pequeños negocios afectados por las restricciones de la pandemia es  Grupo Venado, que decidió sumarse a la causa con la entrega gratuita de sus productos más demandados por los bolivianos y con descuentos en sus líneas especiales. El objetivo es que las tiendas y pensiones de barrio a las que apoya Semilla Capital comiencen a reactivarse.

“Nuestros productos han sido seleccionados estratégicamente para estas Pymes,  respondiendo a la gran demanda de consumo que tienen entre los bolivianos y considerando que llegaron a formar parte fundamental de la mesa de todas las familias. De igual manera, Grupo Venado brindará descuentos especiales con el objetivo de reactivar el comercio de dichos locales”, señala información de la empresa, reconocida por sus marcas Kris, Real, Frussion, Speranza, Fleishmann y Bristar entre otras.   

La industria boliviana dedicada desde hace más de 100 años a la producción de alimentos y de productos de limpieza entregará también a las 2.000 pequeñas empresas beneficiadas en esta segunda versión por Semilla Capital,  kits de bioseguridad, compuestos por detergente en polvo Bristar, alcohol en gel Shabay, además de lonas protectoras, utilitarios y  delantales, entre otros.

“Además de la reactivación económica del país, lo que buscamos es seguir contribuyendo a que estos emprendedores puedan brindar a las familias bolivianas productos elaborados 100% por bolivianos”, sostuvo Julia Rivero, gerente de marketing de Grupo Venado.

Segunda siembra

Grupo Venado se presenta a la campaña Semilla Capital por segunda vez,  guiada por los grandes logros que se obtuvieron  en la primera versión de la cruzada que llegó a 1.600 pequeños negocios de barrios que habían quedado prácticamente paralizados por la pandemia del coronavirus, las cuarentenas rígidas y las posteriores medidas de restricción que aún se mantienen.

“En esta oportunidad, como Grupo Venado seguiremos dando nuestra semilla de apoyo a todas las familias bolivianas que contaban con negocios que se vieron afectados por la pandemia. Estamos comprometidos en brindar el soporte necesario al trabajo de todos los bolivianos como una industria 100% boliviana”, afirmó Julia Rivero.

“Iniciamos Semilla Capital el año pasado con el firme propósito de ser un pilar en el que estas Pymes puedan apoyarse para seguir contribuyendo al crecimiento de sus familias, de la sociedad y de la economía del país. Sin embargo, en el transcurso de la primera versión de la campaña, nos dimos cuenta de que la importancia de nuestro aporte era mucho mayor al que creíamos, ya que estas tienditas de barrio, pensiones, restaurantes  son parte de la cotidianidad de sus barrios por su confianza, cercanía, fidelidad y familiaridad, construida a través de varios años de presencia”, añadió Rivero.

La segunda versión de Semilla Capital arrancó hace unos días respaldada por empresas nacionales líderes en su rubro como Sofía, Unagro, Grupo Venado, Alicorp, Viva, Embol Coca-Cola, Madepa, PedidosYa, Banco FIE y Cervecería Boliviana Nacional con el objetivo de apoyar a las pequeñas empresas a las que consideran sus socios estratégicos y de esa manera contribuir a la reactivación de la economía boliviana.

“Seguiremos contribuyendo a la reactivación económica del país y apoyando a más Pymes y empresas familiares. Los resultados de la campaña anterior demostraron que, apoyándonos unos a otros, podemos salir adelante ante cualquier adversidad”, sostuvo Julia Rivero.

En su primera versión, Semilla Capital llegó a 1.600 pequeños emprendimientos (800 pensiones y 800 tiendas de barrio), logrando que pudieran abrir nuevamente sus puertas y reactiven sus actividades,  cortadas de golpe por la cuarentena y medidas de restricción a las que empujó la pandemia desde marzo de 2020.

La industria centenaria que surtió la mesa de los bolivianos

El Grupo Venado nació en 1912 en Bolivia como Industrias Venado con la elaboración de alcohol y 29 años después se convirtió en una compañía de alimentos con licencia para fabricar los productos Fleishmann y Royal. En 1979 Venado registra la marca Kris, con la que nace uno de los productos más conocidos  por los bolivianos, señala información de Industrias Venado.

“Grupo Venado tiene más de 100 años apostando por el crecimiento y la economía de Bolivia. Cuenta con más de un centenar de productos de excelente calidad en alimentos, bebidas y lácteos, cuidado del hogar y personal, convirtiéndose así en una empresa sólida y referente de las familias bolivianas”, añade la empresa.

Kriolla, Real, El Pescador, Kriskao, Frussion, Tolón, Speranza, Bristar, Shabay, Frutaritos, Azucaraditas, Choco Explosión y Fleishmann, entre otras, son las marcas que posicionan a la industria como una de las más renombradas en Bolivia.

“La historia del Grupo Venado refleja una continua pasión por la calidad, que empieza con la recepción de la materia prima, elaboración de los productos y entrega a los   puntos de venta, llegando así al consumidor final: las familias bolivianas. Se caracteriza por la constante innovación y cuenta con un equipo de profesionales bolivianos capacitados en la entrega de productos de alta calidad”, señala información de la industria.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

14
2