Apthapis y atardeceres de lujo, el Salar se pone al gusto de los bolivianos

La pandemia dejó en cero el turismo extranjero en el desierto de sal, que la semana pasada sufrió la quema de uno de sus emprendimientos. Los bolivianos miran a él y hallan ofertas hechas a su medida.
martes, 27 de julio de 2021 · 05:04

Ivone Juárez  / La Paz

Apthapis y atardeceres de lujo, además de las noches de estrellas son parte de las ofertas que las empresas de turismo que operan en el Salar de Uyuni ofrecen como atractivos  a los turistas bolivianos, que desde que se levantaron las restricciones  rígidas por la pandemia  se volcaron al lugar. 

 Son bolivianos que quieren “descubrir su país” antes de volver a salir al extranjero, señala Martín Arce, gerente propietario de la operadora de Turismo AM Travel, que para el feriado de este próximo 6 de agosto preparó un paquete de dos días en el Salar para 40 personas; cuando faltan  dos semanas de la fecha sólo tiene siete espacios. Todos fueron comprados por turistas nacionales, sobre todo de Santa Cruz.

Pese a que la semana pasada un grupo de comunarios quemó cuatros domos del albergue turístico suizo Imagen Scapes, ubicado en el Salar, en los límites entre Potosí y Oruro por problemas limítrofes, la demanda de los paquetes no se frenó, remarca Arce.  Cada uno de éstos  oscila entre los 220 y 350 dólares, por persona, e incluye dos noches de hotel. 

 La quema del emprendimiento turístico se dio una día después de que la revista estadounidense Time incluyera al Salar en su ranking “Los mejores lugares del mundo en 2021, 100 destinos extraordinarios para explorar”.

 Una pareja disfruta de uno de  los atardeceres de lujo que las empresas de turismo ofrecen.

Vida al Salar

Y los visitantes nacionales  le están devolviendo la vida al desierto de sal, credencial turístico de Bolivia en el mundo porque desde el inicio de la pandemia del coronavirus  en el mundo los turistas extranjeros,  que representaban  su principal fuente de ingresos, dejaron de llegar.

 El  flujo local no se acerca al que el Salar atrapaba con los extranjeros, llega  a alrededor del 30%, pero representa una oportunidad y un desafío valiosos para las empresas, como Hidalgo Tours   o los hoteles  Palacio de Sal y Jardines de Uyuni, que operan en el lugar porque descubrieron que pueden ofrecer productos innovadores y de lujo.

 “Estamos trabajando sólo con turismo nacional, que representa entre el  25 y 30% del flujo turístico que teníamos antes de la pandemia, pero estamos ante un nuevo perfil de cliente por el que tenemos que cambiar todo y ofrecer una atención de primera, de lujo”, indican.

Dos turistas nacionales posan junto a la figura de un dinosaurio en medio del  Salar de Uyuni.

  Martín Arce precisa que,  por ejemplo, los almuerzos regulares que ofrecían  los transformaron en apthapis de lujo. “Todos sabemos que el apthapi es la comida que se comparte en las comunidades del  altiplano; rescatamos eso y ponemos aguayos sobre la superficie de sal, como manteles, dejamos almohadones para que los clientes se sienten sobre ellos en el suelo y ponemos a su disposición un buffet de primera con productos andinos, como la quinua, haba, camote, tipos de carnes, diferentes tipos de vinos y otras bebidas”, explica.

La misma lógica de un servicio de primera e impecable se aplica a los atardeceres de lujo, donde los operadores de turismo se ocupan de crear los mejores marcos que contrasten con la belleza  natural del Salar para que los visitantes se tomen fotos extraordinarias y las publiquen en sus redes sociales.

 Un grupo de bolivianos realiza una coreografía sobre el espejo natural.

Cuando la pandemia dé tregua y los extranjeros vuelvan al Salar, estos nuevos servicios serán puestos a su disposición, pero  antes deben ser  aprobados por los bolivianos.

 Las empresas de turismo que operan en Uyuni aclaran que los nuevos productos que desarrollan se suman a los tradicionales, como las visitas al cementerios de trenes, a los  ojos de sal, a la plaza de las banderas,  el monumento al Dakar y a la Isla de Incahuasi.

 Una anfitrión de las empresas de turismo presenta un bufete de quesos y vino.

 Añaden que  esta oferta y demanda de servicios se realiza de forma digital. Se valen de las redes sociales y de diferentes plataformas de la banca para promocionar sus productos, ofertarlos y venderlos.

Es un esfuerzo más que realizan para devolverle la vida al Salar; lo suman al de los bolivianos que con su decisión de conocer destinos locales inyectan recursos a estos lugares que representan la oportunidad de mejores condiciones de vida para las poblaciones donde se encuentran.

 El apthapi de lujo servido en medio del desierto de sal marca Bolivia.

Recomendaciones  y sugerencias 

  • Previsiones  A la hora de decidirse por un paquete turístico en el Salar de Uyuni, verifique que  existe la empresa a la que adquirirá el servicio. Para tener esa confirmación pida que le envíen una copia digital de la licencia de funcionamiento extendida por la Gobernación de Potosí   y Alcaldía de Uyuni, además del  certificado del cumplimiento de  protocolos de bioseguridad. Una empresa formal de turismo se la enviará.
  • Publicidad engañosa Cuando vaya a  contratar un servicio de turismo no se deje guiar por las ofertas, el 2x1 por ejemplo, que generalmente no definen información como el hotel que brindará el alojamientos u otros servicios  importantes.
  • Recomendaciones  Las recomendaciones que realizan las personas que ya recibieron el  servicio de una determinada empresa de  turismo pueden resultar en cierta medida una garantía de que la agencia u operador de turismo que eligió existe. 
  •  Sugerencia Si decide visitar y conocer Uyuni, no realice su reserva a último momento porque corre el riesgo de no encontrar espacio en las líneas aéreas o en  los hoteles. Una de las características del turista nacional es que toman sus decisiones   a último momento, según los operadores de turismo del Salar.
     

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

49
50