“¿Te acuerdas? Septiembre, Mes del Alzheimer: del Gabo a Reagan, el mal que olvidamos”

El mal del olvido se presenta sobre todo en la tercera edad; actores y personajes políticos han pasado esta experiencia. En Bolivia predomina el desconocimiento sobre este mal.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 05:01

Erick Ortega / La Paz 

Al Alzheimer también se lo  conoce como “la enfermedad  del olvido”y no hacen  falta muchas palabras para explicarlo.  Presidentes, artistas,  gente exitosa y no tanto han sufrido  este mal. En septiembre se  recuerda el Mes del Alzheimer y  presentamos algunas historias  sobre cómo este mal del olvido  afectó a algunas figuras de talla  mundial. 

Uno de los hombres que más temía  a esta enfermedad fue el premio  Nobel de Literatura Gabriel  García Márquez. Allá por 1995 el  nacido en Aracataca acudió a una  charla en el periódico El Universal  y, en uno de los talleres de la  Fundación Nuevo Periodismo  Iberoamericano, confesó que estaba  trabajando en sus memorias  y que tenía que hacerlo pronto,  “ahora que aún lo recuerdo todo.  Y no hacerlo cuando ya no me  acuerde de nada”. La última novela  del Gabo es Memoria de mis putas  tristes, del año 2004. Su memoria  era precisamente el pozo de  donde el literato sacaba historias  fantásticas y creaba mundos en el  papel. La creación de Macondo y  el Realismo Mágico son parte de  su legado. 

Hacia 2012 ya se supo la peor  noticia del mundo literario: Gabo  ya no iba a publicar, no tenía memoria  para seguir publicando sus  memorias. Según el portal de noticias  de El Universal, el escritor  Dasso Saldívar, autor de El viaje a  la semilla, se aventuró a decir: “Tie -  ne amnesia senil, una variante de  Alzheimer”. Así, el creador de  Macondo –poblado en el que los  personajes sucumbieron al mal  del olvido–murió el 17 de abril de  2014. 

En Colombia existe otro personaje  famoso con síntomas de Alzheimer,  el presidente Virgilio  Barco, que gobernó entre 1986 y  1990. El columnista de El Espectador  Alberto Donadio refiere:  “Dos o tres años antes de su  muerte, en 1997, a la edad de 75  años, Barco fue diagnosticado  por especialistas con una avanzada  enfermedad neurodegenerativa  que pudo ser demencia frontotemporal  (DFT) o mal de Alzheimer,  según varias fuentes cuyos  nombres debo reservar”. 

El expresidente español Adolfo Suárez olvidó el papel importante que tuvo en la transición.
Foto: hipérbole.com

En España, el madrileño Adolfo  Suárez, que gobernó entre 1976 y  1981, llegó a olvidar que estuvo en  ese cargo. Y paradójicamente él es  una de las figuras clave de la transición  española de la dictadura  de Francisco Franco al período  democrático. 

“Ya no recuerda que fue presidente  del Gobierno, no conoce a  nadie y sólo responde a estímulos  afectivos como el cariño”, explicó  su hijo Adolfo Suárez Illana en  marzo de 2014. La enfermedad de  Suárez no tiene fecha conocida de  nacimiento, pero su hijo empezó  a detectarla en la década de los  años 90; avanzó insidiosa con el  nuevo siglo y se hizo más agresiva,  inocultable, a partir de 2003,  cuando hizo sus últimas apariciones  en público, refiere el portal  digital del periódico El Mundo. 

Ronald Reagan es señalado por gobernar cuando tenía el mal.

En el ámbito presidencial, el  caso más crítico fue el del mandatario  estadounidense republicano  Ronald Reagan. Quien en su  juventud fuera comentarista deportivo  y actor de cine llegó a presidir  la Casa Blanca en 1981 y acabó  su mandato en 1989, o sea lideró  a su país en dos gestiones consecutivas.  En el libro My Father at  100, a Memoir (Mi padre a los 100,  una memoria), su hijo menor Ron  Reagan escribe que su papá ya tenía  ciertos indicios de Alzheimer  cuando todavía se encontraba en  el cargo. 

“Desde agosto de 1986 él había  estado preocupado al descubrir,  mientras volaba por los familiares  cañones del norte de Los Ángeles,  que ya no podía recordar  sus nombres”, informó Ron Reagan  en las memorias. Esta confesión  causó un terremoto político  entre los republicanos. 

Hay más. En las últimas elecciones  presidenciales de 2020 en  Estados Unidos se acusó al entonces  candidato Joe Biden de sufrir  demencia senil. Los republicanos  solicitaron un test de capacidad  mental para quien ahora  dirige los destinos de la nación  norteamericana. 

La actriz Rita Hayworth falleció olvidando que había conquistado el mundo desde Hollywood.
Foto: genteyold. com

Como Reagan, Rita Hayworth  también fue protagonista en la  pantalla grande. Ella tuvo muchos  éxitos en el séptimo arte. Tenía  seguidores en distintos confines  del mundo. 

Margarita Carmen Cansino era  su nombre real. Tuvo una infancia  y juventud complicadas debido a  un padre abusador y a hombres  que pretendían sacar tajada de la  belleza de la estadounidense. 

Gracias a Hollywood la pelirroja  logró tener el mundo a sus pies  y era considerada un ícono del cine.  La cinta más exitosa que protagonizó  fue Gilda (1946) y la última  película en la que participó  fue La ira de Dios, en 1972. Al morir  no sabía quién era ni los logros  que fue sumando a lo largo de su  vida. Falleció en 1987. 

El catalán Pascual Maragall tiene una fundación para investigar y tratar casos de Alzheimer. Foto: Crónica Global 

Pasqual Maragall es otro personaje  que se enfrenta al olvido. Fue  alcalde de Barcelona y presidente  de la Generalitat de Cataluña.  Hace un par de años abrió la Fundación  Pasqual Maragall que se  dedica a la investigación sobre el  Alzheimer. “Trabajamos para  vencer esta enfermedad y conseguir  un futuro en el que el envejecimiento  esté asociado a experiencias  positivas”, indica la página  web de la entidad. 

Maragall es octogenario y ocupó  los cargos más importantes en  Cataluña. Tuvo esta enfermedad  y su vida cambió drásticamente. 

Una frase de él es la gasolina  que ayuda a la marcha de este  centro de salud: “Quiero ayudar a  derrotar a esta enfermedad. En  ningún lugar está escrito que sea  invencible”. 

No sólo aquello. En el mundo  existe una nueva mirada hacia el  Alzheimer y la demencia. Uno de  los ejemplos más importantes es  la película El Padre, interpretada  por Antonhy Hopkins. En el filme,  el espectador puede ver desde  el papel del protagonista cómo  es sufrir estas enfermedades que  suelen acompañar a la vejez. 

El portal especializado en séptimo  arte Espinof hace la siguiente  crítica de esta cinta: El padre es  una valiente—en términos tonales—  y acertada radiografía de un  mal que transforma la realidad  del paciente en un laberinto, y la  del familiar en una lucha constante”. 

La interpretación de Hopkins  le permitió ganar la estatuilla de  Mejor Actor. 

En la literatura también se ha  visto reflejado el tema del Alzheimer.  Por ejemplo, la argentina Tamara  Kamenszain escribió su libro  El eco de mi madre. De su obra  dijo: “El Alzheimer es una doble  muerte, porque el duelo uno lo va  haciendo antes”. 

La pelea constante entre la memoria  y el olvido no es la causa de  la muerte, pero es un suplicio a  quienes no quieren olvidar. Sin  embargo, las personalidades que  sufrieron este mal están lejos de  ser olvidadas; al contrario, su figura  crece con el tiempo. 

 

En Bolivia hay desconocimiento del tema 
En Bolivia prácticamente  existe desconocimiento sobre  el Alzheimer; es más, se lo confunde  con los síntomas normales  del envejecimiento, informa  Mary Sol Riera Carvajal,  fundadora de la Comunidad  Alzheimer Bolivia. 
Explica que tampoco hay cifras  exactas sobre la cantidad  de personas que sufren este  mal. “Lamentablemente muchos  casos de adultos mayores  con este tipo de demencia ni  siquiera se reportan”, refiere. 
El 29 de mayo de 2009 se  promulgó la Ley 4034 para las  personas que sufren Alzheimer  y otras demencias. Esta  norma tiene por objeto la  construcción e implementación  de centros de apoyo efectivo  para las personas que padecen  la enfermedad de Alzheimer  y otras demencias. 
Sin embargo, en los hechos,  afirma Mari Sol Riera, hay casi  un conocimiento nulo sobre  esta dolencia. “La recomendación  principal es informarse  acerca del Alzheimer. Conocer  sus características, síntomas  y tratamiento. Esto para  poder intervenir en etapas  tempranas de la enfermedad.  Es necesario que las familias  que tienen un ser querido  diagnosticado se capaciten  para poder enfrentar la enfermedad”.   

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos