Cochabambinos que no se rinden: Warawar wawa, creador de El Principito andino

martes, 14 de septiembre de 2021 · 05:02

María Mena / Cochabamba

La imagen de un niño moreno con  capa   frente a dos mujeres de pollera, de cuyas trenzas  brotan rosas, es una de  las tomas de la novela fotográfica  Warawar Wawa (Hijo de las estrellas, en aymara). La obra del   cochabambino River Claure  recontextualiza  El Principito del francés Antoine de Saint-Exupéry y lo ambienta en Bolivia.

La novedosa obra ya ha ganado ocho premios nacionales e internacionales, entre ellos el Genesis Imaging Award y el Format 21 Festival de Reino Unido. Las fotografías de Warawar Wawa se han expuesto en EEUU, Perú, Francia, Italia, China, Nigeria y fueron  publicadas en National Geographic, Vogue y otras revistas.

River jamás imaginó que su Principito llegara tan lejos. “Es un orgullo”, comenta a Página Siete, desde Madrid,  donde actualmente vive y trabaja  el joven fotógrafo y diseñador gráfico.

Cuando cumplió 14 años ya tenía la convicción de que se dedicaría al arte como un “reflejo de su personalidad”. “Realmente no me imaginé estar donde estoy,  como no me imagino dónde estaré en 10 años”, confiesa River.

En 2017 su vida dio un cambio radical luego de que ganó una beca para Madrid. Fue en la capital española  donde leyó   El Principito. Le encantó. “Ya me estaba formando como artista y ahí se me ocurrió hacer algo con este texto, darle un giro. De hecho, la primera idea que se me vino, mientras estaba en el metro, fue viajar a África para hacer fotos. Luego  empecé a trabajar en el proyecto,  pero desde un lugar de enunciación mucho más conocido que es lo andino,  una cultura de la que yo puedo hablar más honestamente que de la cultura africana”, afirma.

River aclara que Warawar Wawa no es  una traducción literal de El Principito, sino que más bien recurre a la recontextualización para expresar  identidades heterogéneas “grises” o indeterminadas. “En las imágenes se puede ver una mezcla de códigos de la cultura aymara y creo que eso fue un acierto que permitió que mi obra sea bien recibida en muchos lugares porque habla de algo más allá de lo específico”.

Actualmente trabaja en otro proyecto denominado Mita, que será ejecutado en Bolivia. “Trata de la huella y paso poscolonial en comunidades mineras reflejando las marcas generadas por el saqueo no sólo  a los recursos naturales, sino a las identidades colectivas”, dice el joven que se define como kochala de cepa.

River Claure tiene 24 años, es soltero y tiene planeado regresar a la Llajta en marzo de 2022.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos