El skate femenino pisa fuerte en las rampas de Brasil tras el hito de Tokio

Las niñas y adolescentes siguen los pasos de la medallista Rayssa Leal, quien a sus 13 años logró una presea olímpica.Antes este deporte no era común entre las mujeres.
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 05:00

AFP / Sao Paulo 

Las piruetas sobre el skate  que convirtieron a Rayssa  Leal en la medallista olímpica  más joven de la historia de  Brasil empujaron a las niñas y  adolescentes a las pistas del país,  donde hasta hace poco eran la excepción. 

En el estreno de la disciplina en  Tokio-2020 ( que se celebró del 23  de julio al 8 de agosto de 2021 en la  ciudad japonesa), Rayssa se lució  en cada ángulo del recorrido para  bañar de plata el trabajoso camino  del skate femenino en el país. “Si  estoy aquí hoy es porque el skate  brasileño tiene historia”, escribió  ese día en Instagram la joven de 13  años, nacida en Maranhao (noreste  de Brasil). 

Apodada Fadinha (Hadita) por  un video viral en el que disfrazada  hacía maniobras de experto a los  siete años, Rayssa fue una de las  seis mujeres del equipo verdeama relo que le dio presente y futuro a  esa historia e inspiró a muchas jóvenes  de su país. 

“Casi lloré (...) ver ganar una  medalla a una chica de 13 años como  yo es algo inesperado”, dice a  la AFP Giovanna Alves Farias, en  la pista de Sao Bernardo do Campo,  en la zona metropolitana de  Sao Paulo, adonde se aventuró recientemente. 

“Después de ver las Olimpíadas  miré a mi papá y le dije: ‘Vamos’”. 

“Misión cumplida” 

Sobre las ondulaciones y ollas  de la pista, otras niñas buscan tomar  confianza en sus rodadas.  Ana Clara Agostinni empezó a  entrenar hace tiempo sobre las  ruedas de su padre, pero tras los  Juegos lo hace con mayor dedicación.  “Pienso en cómo sería participar  en las Olimpíadas y vengo a  entrenarme”, dice. 

Protegida con casco y muñequeras,  esta adolescente de 12  años disfruta de la adrenalina que  le ofrece este deporte: “Me gusta  sentir la velocidad, alcanzar más  altura, y ahí voy tomando coraje e  intentando hacer algunos giros y  trucos”. 

También las hay muy jóvenes,  como Júlia de Souza Lima Martins,  de ocho años, que anda de  acá para allá haciendo pruebas. 

“Mi tía grabó videos (de los Juegos),  los miré con atención y empecé  a intentar algunos trucos”,  comenta. 

Dora Varella tiene 20 años y es una apasionada del skate.

La presencia de estas chicas en la  pista supone una “misión cumplida”, explica Dora Varella, otra de  las representantes brasileñas de  Tokio.

“Cuando volvimos, vimos que el  skate había tenido un boom; en algunas  pistas ya hay más chicas que  chicos. Eso fue lo mejor de las  Olimpiadas”, celebra la joven, de  20 años. 

Cuando empezó, a los 10, Varella  era un caso inhabitual. “Pero nunca  me sentí avergonzada, porque  llegaba a la pista y todo el mundo  estaba ahí por un amor común.  Tengas cinco o 40 años, seas hombre  o mujer, siempre vas a ser tratado  igual”, asegura. 

Varella aprendió trucos sobre el skate, copiando acrobacias olímpicas.  
Foto: AFP 

Un pasado no tan fácil 

Aunque no siempre fue así, puntualiza  por su parte Renata Paschini,  quien tiene 46 años. De joven,  “pasé diversas situaciones de discriminación.  Me decían ‘Ahí llegó  la chica a entorpecernos’”, dice,  quien fue una de las dos únicas  juezas en Tokio. 

En la década de los años 80, las  trabas empezaban en casa. “Mi familia  era muy tradicional y yo no  podía avergonzarla yendo en skate  (…) En la época, ni siquiera era vis to como un deporte y no había mujeres  practicando”, relata. Eso la  obligaba a esconder la tabla en la  mochila, en lugar de lucirla bajo el  brazo. 

Pero ya en 2009, con el deporte  ya instalado en el país, Paschini  cofundó la Asociación Femenina  de Skate para acercar a más mujeres  a esta pasión. Promovió campeonatos  y medidas concretas, como  un horario femenino en la pista  de Sao Bernardo do Campo. 

Pese a que no existen registros  recientes, según un informe elaborado  por el Instituto Datafolha, el  número de practicantes femeninas  de skate se disparó del 10% al  19% entre 2009 y 2015 en Brasil, totalizando  aproximadamente 1,6  millones de mujeres. 

“Ser alguien” 

Con los años, el skate también  encontró un objetivo de inclusión,  al dar la oportunidad a niños y jóvenes  de bajos recursos de alejarse  de las drogas y la criminalidad, como  en el caso del municipio de  Poá, en el Gran Sao Paulo. 

La escuela de la ONG Social Skate  creada en 2012 tiene 150 aprendices,  entre ellos 44 chicas que se  permiten soñar. “Me entreno para  poder ir a una olimpiada (...) para  ver si consigo ser alguien en la vida”,  dice Keila Emily Amaro da Silva,  de 13 años. 

El éxito que  disparó las ventas 

Tres medallas de plata y un  país ensimismado con las  acrobacias de sus compatriotas  en Tokio. El éxito de  los brasileños en la debutante  modalidad de skate en  Juegos Olímpicos ha disparado  las ventas de equipamientos  de este deporte cada  vez más popular entre las  mujeres, informa el portal  electrónico de EFE. 

Las piruetas de Rayssa Leal la hicieron famosa.

A sus 13 años, Rayssa Leal  se ha convertido en todo un  fenómeno nacional, capaz  de poner de acuerdo a los  dos mayores adversarios políticos  del país: el mandatario  Jair Bolsonaro y el expresidente  Luiz Inácio Lula da  Silva, quienes coincidieron  en destacar la hazaña. 

Hay un interés que se ha  sentido en las tiendas y las  escuelas especializadas. 

La plataforma de comercio  electrónico de artículos deportivos  Netshoes registró,  por ejemplo, un aumento de  casi el 80% en las ventas de los  productos de skate en relación  con la semana anterior  de la medalla de Leal. 

El 26 de julio, cuando Leal  ganó plata, el gigante digital  Mercado Libre tuvo récord  de ventas de monopatines. 

Esa repentina ebullición  también se ha sentido en las  calles de las principales ciudades  de Brasil. 

Las tres platas de Tokio  han causado un furor inusitado  por el skate en Brasil. 

“La demanda ha aumentado  en un 35% más de practicantes,  la gran mayoría de  ellos niñas que vienen a recibir  clases”, afirmó a EFE Felipe  Ribeiro, skater profesional  y propietario de Aulas de Skate  RJ. 

 

Histórico 

Hito • El skate entró a la  historia al celebrarse su primera  competición olímpica femenina  en Tokio 2020. 
Juventud • Este deporte  llevó al podio más joven hasta la  fecha en unos Juegos a la japonesa  Momiji Nishiya (13 años),  la brasileña Rayssa Leal, con la  misma edad, y la también nipona  Funa Nakayama (16).  u Calle • Estas tres adolescentes  fueron las mejores del  total de ocho finalistas clasificadas  para la final de skate femenino  en categoría calle. 
Brasil • La brasileña Leal  llegó a Tokio como la más joven  representante olímpica de la  historia de su país, y se convirtió  también en la medallista de menor  edad. 

 

“Vimos que el skate había tenido un boom; en algunas pistas ya hay más chicas que chicos. Eso fue lo mejor de las Olimpiadas de Tokio”.

Dora Varella

 

“Mi familia era muy tradicional y yo no podía avergonzarla yendo en skate (…) ni siquiera era visto como un deporte y no había mujeres practicando”.

Renata Paschin

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos