Con sangre y voz cubana, PK2 vuelve a reinventarse como lo hace desde 1994

El grupo de cumbia suma la voz juvenil de Leydi. El conjunto fue creado hace 27 años y sigue con aspiraciones musicales, ahora apunta a ser nombrado para optar por un Grammy (VIDEO).
domingo, 26 de septiembre de 2021 · 09:11

Erick Ortega / La Paz

El recuerdo es borroso, pero certero. Hacían una gira de 40 días por Argentina. Fueron a San Salvador de Jujuy, Humahuaca, Pericos, Orán, Pocitos, Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Rosario y Córdoba. En un callejón perdido, con luces de neón intermitentes que resaltaban en la noche, resplandecía el nombre del night club: Pecados. La imagen se le quedó grabada a Wally Zeballos.

Era 1993, Wally junto con su hermana Paola y la beniana Beby Aponte cantaban en Conexion, grupo del cual decidieron separarse. Debían pillar un nombre para su  emprendimiento musical (en algunas tocadas eran NTN, No Tenemos Nombre) y Wally recordó aquel letrero con luces de neón intermitente, eso sí quería hacer algo más ganchero, más juvenil e ingenioso… así el 9 de abril de 1994 nació PK2.

Trío inicial: Paola Zeballos, Beby Aponte y Wally Zeballos eran los vocalistas.

La música de PK2  apuntaba a lo mismo que su nombre, a crear algo  ganchero, juvenil e ingenioso, dice Wally sentado en un café de la zona Sur. Habla 27 años después de la creación del conjunto de siete integrantes, creado sobre la base del trípode: Wally, Paola y Beby.

Sin quererlo, la cumbia ganó una batalla. “En esa época la movida tropical no entraba a discotecas, simplemente entraba a peñas o a boliches que iban del centro al norte de la ciudad o a veces a fiestas patronales”, refiere Wally. Por esos tiempos PK2 ofrecía música en vivo en el local Galaxia (de la avenida Camacho), allí iba su público generalmente de la Universidad Católica, donde estaban Paola y Wally.

Por entonces la discoteca más importante de La Paz era Fórum y tenía una noche latina los miércoles (el peor día para salir de fiesta). PK2 se animó a tomar esa jornada. Las noches de miércoles acababan en las madrugadas del jueves y más de medio millar de personas se metían al local de Sopocachi para que suenen las palmas y que suenen las palmas.

Los iniciosen Fórum eran repletos. Paola,Wally y Beby eran “dueños” de las noches de miércoles.

El primer disco fue llamado  Sin Censura   y era un guiño a Conexion, grupo en el cual los cantantes sentían que tenían las alas cortadas. Su primer corte  Porque el amor se va  se acomodó en un par de meses en el primer lugar de las emisoras, seguido  por los temas  Cierro mis ojos  y Me enamoro de ti. “Los temas de PK2 competían entre ellos por el número uno en las radios”, comenta Wally.

Ellos querían comerse el mundo cantando. Tras Sin Censura llegó Segunda tentación y Sin Penitencia. Se hicieron dos tours por el país y uno por Argentina. Sus producciones se compraban por miles e iban acumulando discos de oro y platino. Su empresa Santa Fe Récords estaba feliz. E iban por más. “Quizás ese sea el éxito de PK2, que nunca perdemos la pasión por lo que hacemos”, se anima a decir Wally.

El grupo tropical en una fotografía del recuerdo, de mediados de los años 90.

Porque el amor se va

En una relación de tres hay cosas que no siempre salen bien. Los hermanos Wally y Paola decidieron separarse de Beby o, dicho de otra manera, ella se alejó de ellos.

Siempre hay quienes se oponen a las rupturas. Los fanáticos del grupo se habían acostumbrado a verlos juntos y los tres decidieron hacer un regreso musical en 2003 dando vida al álbum  Reincidente. Sus piezas clave fueron: La magia de nuestra unión, Sinceridad y Tu cariño se me va. Cantaron, fueron de gira y después la separación se consumó.

Alrededor de Paola y Wally se reconstruyó PK2. Hubo más temas, giras y conciertos. Como una declaración de intenciones, en 2017 sale  Por siempre PK2.

Me he quedado solo

El lunes 5 de abril de 2020, Paola publicó en el portal de Facebook de PK2: “Jamás imaginé que llegue este momento en mi vida, pero en los caminos de Dios pasan cosas inexplicables, tome la decisión de separarme de los escenarios y se los comparto con todo el cariño del mundo a todos ustedes!!!”.

“Fue un shock cuando Pao dijo ‘yo voy a dejar la música por completo’”, lamenta su hermano Wally. La cantante tomó la decisión tras una profunda reflexión con su familia. Por entonces, el coronavirus se presentó y empezó a regar de muerte el mundo y Paola optó por algo más espiritual. La música paró, paró por un momento. Uno de los videoclips de PK2 aquel entonces fue Me he quedado solo, pieza cantada por Wally… solo.

Hasta entonces, el grupo había vendido más de 300 mil discos y fue parte de los sellos más importantes de la música latina: BMG Ariola y Sony Music. Su música se escuchó en Argentina, Perú, Chile, Colombia, Ecuador, Brasil, México y Estados Unidos.

Me enamoro de ti

Llena de vitalidad, con una piel ébano brillante, la sonrisa grande y un cabello afro que atrae las miradas, Leydi se encarga de inyectarle sangre nueva a PK2. Wally cuenta cómo llegó ella al grupo.

Después de  la salida de Paola, cerrar PK2 era una posibilidad, pues el repertorio de temas femeninos no daba para que solo un varón se hiciera cargo. Se pensó en sumar a una cantante  nacional, pero no se  quería “recauchutar” a la banda. Entonces el vocalista de PK2 tenía a Leydi en la mira musical.

“Yo conocí a Leydi a través de las redes sociales, sabía que era una cantante cubana que estaba viviendo en Santa Cruz, daba clases de canto junto a Alejandro Delius, después me enteré que era su novia. La conocí en el Chukuta Fest de 2018, nosotros tuvimos un concierto grande y también en ese concierto se presentó Quirquiña, invitamos a Alejandro Delius a  nuestra presentación y él llegó con Leydi”.

En 2021 se consolidó la relación entre PK2 y Leydi. Al principio los fans tenían bajo la lupa a la cantante, luego la fueron aceptando y hoy es imprescindible en esta nueva versión de PK2.

En las presentaciones de televisión, ella tiene dominio de cámara y, lo más importante, un carisma que atrapa al instante.

Wally admite que la joven le da un nuevo aire al grupo. Además, como él, quiere comerse el mundo a pedacitos.

Ahora uno de sus objetivos es que PK2 sea nominado al Grammy latino, “un sueño que está a punto de realizarse”, indica Wally.

Veintisiete años después del comienzo de la banda, se le pregunta a Waly: ¿qué extraña del  PK2 noventero?... ríe, mide sus palabras y responde: “Mi juventud”.

Tras  acabar la entrevista, el cantante va a reunirse con el resto de la banda. Deben organizar la presentación con Kumbia Kings. Ya tienen agenda llena hasta inicios de 2022. Lo importante es que las palmas sigan sonando.

 

Una producción gráfica del grupo nacional de cumbia.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos