¿De dónde viene el nuevo virus de China? ¿Hay motivo de alarma?

Aún es muy poco lo que se sabe sobre el Henipavirus y es pronto para determinar su peligrosidad, pero los científicos consideran que es necesario seguir su evolución: “Hay motivos para mantenernos vigilantes”.

Gente & Lugares
EFE
Por 
Madrid - sábado, 13 de agosto de 2022 - 5:00

Hace unos días un equipo científico publicó la detección de 35 contagios en humanos de un nuevo virus de origen animal en dos provincias chinas y repartidos en el tiempo. Es del género Henipavirus, pero aún es muy poco lo que se sabe de él. ¿Se transmite entre personas? ¿De dónde viene? ¿Hay motivo para la alarma?

El catedrático de Microbiología de la Universidad de Salamanca Raúl Rivas González contestó a éstas y otras preguntas; en su opinión, éste es un nuevo virus por vigilar por sus antecedentes –hay otros Henipavirus con manifestaciones clínicas diversas de los que hay más datos–: “No hay que lanzar una alarma, pero sí hay que estar prevenidos”.

“Hay motivos para mantenernos vigilantes”, resumió a EFE este investigador, que argumentó que aún hay demasiadas preguntas sin respuestas sobre este virus. Esto es lo que por ahora se conoce.

¿Cómo nos enteramos del nuevo virus?

El pasado 4 de agosto la revista científica The New England Journal of Medicine publicó un estudio liderado por científicos de varias instituciones chinas que describía la infección de al menos 35 personas por un nuevo tipo de Henipavirus. Medios de comunicación de China y del resto del mundo se hicieron eco unos pocos días después.

“La muestra –35 pacientes– es muy pequeña, por eso hay que ser cautelosos con las conclusiones. No obstante, es probable que hayan existido y existan hoy más infectados”, afirmó Rivas.

Los contagios se produjeron en dos provincias, Henan y Shandong, y los científicos dicen que Langya (LayV), como se ha denominado al virus, ha infectado a 35 personas desde 2018. Ninguno de los casos se ha descrito como grave y ninguno parece estar relacionado, así que, a día de hoy, parece descartada su propagación de humano a humano.

El equipo de investigación lo identificó mientras realizaba una vigilancia de pacientes que estuvieron en tres hospitales entre abril de 2018 y agosto de 2021; fueron reclutados para el estudio aquellos que presentaron fiebre, recoge la revista Nature en su sección de noticias.

¿Qué son los Henipavirus?

Se trata de un género de virus de ARN ya conocido. Los Henipavirus pertenecen a la familia de virus Paramyxoviridae, que incluye el del sarampión, las paperas y muchos virus respiratorios que infectan a las personas.

Los primeros Henipavirus que se descubrieron son Hendra (1994, en Australia) y Nipah (1999, en Malasia). Éstos, explica Rivas, presentan altas tasas de mortalidad en humanos, “por eso cada vez que se descubre uno nuevo hay que estar vigilantes, por estos antecedentes”.

En el Hendra la mayoría de infecciones vienen del contacto con caballos, que actúan como hospedador final del virus, que a su vez se ha contagiado por pastos o frutas contaminadas por murciélagos.

En el Nipah, que se transmite a humanos fundamentalmente a partir de murciélagos y cerdos
–infectados por murciélagos– y del que sí se han descrito casos de infección entre humanos, la tasa de letalidad ha llegado al 75% en algunos brotes.

¿De dónde viene?

Para determinar el posible origen animal, los investigadores analizaron cabras, perros, cerdos y vacas, y 25 especies de pequeños animales salvajes. El ARN del virus fue detectado, relata el investigador español, predominantemente en musarañas (27%).

Esto sugiere que estos mamíferos insectívoros pueden ser el reservorio natural, al contrario que en el resto de Henipavirus.

“Ahora sabemos que hay un nuevo protagonista en el tablero de juego y lo podemos buscar”, gracias a que su genoma está secuenciado y publicado.

¿Cómo se transmite y cuáles son los síntomas?

Rivas detalló que los Henipavirus, y es posible que también este nuevo, se transmiten principalmente por fluidos contaminados –saliva, sangre, orina y también heces–.

Los síntomas que provoca son variados e incluyen fiebre, cansancio, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, tos o deterioro de la función hepática y renal.

No hay tratamientos específicos contra este tipo de virus de origen zoonótico. Para el Hendra hay una vacuna para caballos. Contra el Nipah se están desarrollando un par de vacunas humanas, además de un tratamiento con anticuerpos monoclonales, todo esto aún en fase de experimentación.

Lo que se sabe sobre el virus

José Antonio López Guerrero, director del grupo de Neurovirología del departamento de biología molecular de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), advierte que es necesario estudiar a fondo el nuevo virus, que junto al Nipah y el Hendra es “un primo zoonótico muy lejano de los virus del sarampión o las paperas”. No obstante, puntualiza que Langya “parece ser algo menos virulento y no está claro que haya pasado en la cadena humano-humano, aunque es un virus de ARN y, por lo tanto, con alta capacidad de adaptación”.

Los investigadores realizaron un seguimiento de los casos sospechosos de infección de origen animal en tres hospitales centinela entre abril de 2018 y agosto de 2021. El virus Langya, según describen en la revista New England, fue aislado a partir de una muestra orofaríngea de un paciente con fiebre y otros síntomas. La secuenciación genética reveló que está compuesto por 18.402 nucleótidos con una organización genómica que es idéntica a la de otros henipavirus.

En posteriores análisis se identificó a un total de 35 pacientes con infección aguda por Langya en las provincias chinas de Shandong y Henan. En 26 de ellos fue el único patógeno detectado. Los principales síntomas observados fueron fiebre (en el 100% de los pacientes), fatiga, tos, anorexia, mialgia (dolor muscular), náuseas, dolor de cabeza y vómitos. Las anomalías clínicas más frecuentes fueron la trombocitopenia (bajas plaquetas en sangre), leucopenia (descenso del número de glóbulos blancos), y deterioro de la función hepática y renal.

En lo que se refiere a la transmisión, los científicos chinos señalan que, aunque en otros henipavirus, como el Nipah, se ha apreciado el contagio entre humanos, en este caso no hay indicios que apunten en esa dirección. De hecho, los 35 pacientes estudiados no tenían ninguna relación unos con otros y vivían en lugares muy diversos. Además, se hizo un seguimiento de los familiares de nueve pacientes, que no adquirieron el virus. No obstante, los investigadores matizan en su artículo que esta muestra de pacientes es “demasiado pequeña para determinar el estatus de la transmisión de humano a humano”.

Los investigadores también analizaron la presencia del virus en distintos animales y lo detectaron en especies domésticas como cabras y perros. Entre las especies salvajes, apreciaron un predominio en musarañas, lo que les lleva a concluir que estos pequeños mamíferos podrían ser el reservorio natural de Langya. (Portal Cuídate Plus).

Otros Henipavirus: Hendra y Nipah

Nipah Es un patógeno zoonótico transmitido principalmente de animales a personas y en ocasiones también de persona a persona y mediante comida contaminada. Sus manifestaciones clínicas son diversas y van desde la infección asintomática hasta la infección respiratoria aguda y la encefalitis mortal.

Salud Aunque este virus sólo ha causado algunos brotes limitados en algunas regiones concretas, sobre todo de Asia, la OMS considera que constituye un problema de salud pública porque infecta a una gran variedad de animales y causa enfermedades graves y letales en personas.

Hendra Es un virus zoonótico emergente altamente patógeno que afecta fundamentalmente a caballos y humanos, aunque también podría hallarse en otros mamíferos.

Infección Fue descubierto en 1994, tras provocar un brote infeccioso en un establo australiano situado en el suburbio de Hendra, en la ciudad de Brisbane (Queensland). La infección por este virus ocasiona una enfermedad respiratoria aguda y encefalitis grave.

Riesgo Según la OMS, el virus Hendra provoca en humanos infecciones que van desde asintomáticas a infecciones respiratorias agudas y encefalits graves, con una tasa estimada de fatalidad de entre el 40 y 75%.

Coronavirus Según el subdirector del departamento de Patologías Infecciosas del hospidal Huashan, afiliado a la Universidad de Fudan (Shanghái), “el coronavirus no será la última enfermedad contagiosa que provoque una pandemia, ya que nuevas enfermedades tendrán un impacto cada vez mayor en la vida diaria de la especie humana.

Vacuna No existen, por ahora, vacunas o tratamientos para el Henipavirus.

Contagio Según el Global Times, por el momento no se ha probado que exista una transmisión de persona a persona, aunque informes previos señalan que este tipo de contagio no es descartable.

Peligro No está claro el grado de peligrosidad del virus Langya para la humanidad, ya que todos los pacientes que han contraído el virus en China han experimentado hasta ahora síntomas leves parecidos a los de la gripe. El virus está presente de forma natural en los murciélagos frugívoros pterópidos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS