El curioso lápiz de Jorgex crea mujeres de pollera de ojos grandes

Desde colegio tenía habilidad para el dibujo hasta que descubrió una imagen entrañable para crear al personaje central de su obra... una chola y su hijo rockero.

Gente & Lugares
Por 
La Paz - viernes, 12 de agosto de 2022 - 5:00

Lo bueno de tener los ojos bien abiertos es que lo cotidiano se vislumbra como un evento especial. Eso le pasó a Jorge Ticona Callisaya, quien iba en un minibús y al mirar por la ventana descubrió a una mujer de pollera que iba acompañada de su hijo, un rockero que no dudó en colgarse un aguayo para ayudar a su mamá a cargar las compras que hizo.

Luego de ver esa imagen, Jorge —que nació con una habilidad para el uso de pinceles, colores y demás objetos gráficos— comenzó a pensar en un nuevo personaje boliviano para el mundo del cómic: La Casera.

Así, casi sin querer, fue el despegar de su carrera como ilustrador y también el nacimiento de una mujer de pollera que conquistó el mundo del papel.

Fue sólo el comienzo porque esta creación saltó del papel y hay más productos inspirados en ella.

La hoja en blanco

Es hábil con las manos.A Jorge le gusta tocar el charango y cuando estaba en colegio su maestra lo mandaba al pizarrón para graficar lo que ella le pedía.

Recuerda que al volver de colegio su mamá le decía: “Haz tus tareas y después dibujas”. Ella fue la primera que lo incentivó a seguir en este camino del arte porque siempre le compraba bolígrafos de colores.

Él disfrutaba de crear sobre la pizarra o la hoja en blanco y pronto se convirtió en un artista autodidacta. También es amante de los gatos, su animal preferido, y tiene cuatro en casa.

A sus 30 años cuenta que siempre ha vivido en El Alto. Al concluir el colegio decidió estudiar electrónica y durante un tiempo se dedicó al oficio aprendido, hasta que optó jugarse el todo por el todo y apostó por su pasión. “Un día me decidí por fin dedicarme 100% al dibujo. Al principio no me ha ido muy bien pero he continuado”.

Cuenta que dibujaba “por cantidades industriales” personajes al estilo norteamericano o asiático y tenía sus seguidores en redes sociales, algunos amigos veían en él a un potencial artista. Todo cambió cuando subió a un minibús y vio cómo un joven metalero ayudaba a su mamá a llevar las compras de mercado en un aguayo. “Ese detalle me ha parecido muy bonito y lo he dibujado, entonces lo he hecho historieta”. Así fue el origen de La Casera, en 2017.

El personaje

“Desde ahí, desde esa vez la gente me ha empezado a seguir. He dibujado un cómic y luego otro y otro más; hice diferentes historietas y el personaje tuvo pegue en mi página, tanto así que ya tengo más de 120 mil seguidores”, explica en su stand de la Feria Internacional del Libro de La Paz. Él suele mostrar su arte en distintos escenarios y ferias de la ciudad de La Paz y otras urbes.

La característica de La Casera son sus ojos grandes y expresivos. “Eso es gracias a la influencia del manga, es un estilo de dibujo japonés en cómic que muchos recordarán por las series como DragonBall o Sailor Moon. Me ha gustado mucho ese estilo y lo he adoptado”.

La Casera es un personaje con carácter. Tiene sus fijaciones; por ejemplo, le gusta que la gente cuide su salud y que se vacune contra el coronavirus, además es cariñosa con su familia.

A partir de ella, Jorge patentó su obra como El curioso lápiz de Jorgex. Él sabe muy bien lo que retrata; su mamá, Ignacia Calle, es una mujer de pollera que trabajaba en el mercado y recuerda que cuando él era niño hacía mandados hasta convertirse en un amigo de las vendedoras, quienes lo bautizaron como “Jorgex”.

Explica que antes no se animó a dibujar a las caseras, pero cuando vio a aquel metalero ayudando a su mamá entonces todo comenzó a fluir. Los dibujos norteamericanos y exclusivamente japoneses quedaron atrás... La Casera se convirtió en su principal referente.

“Lo que me gusta del personaje de la chola boliviana es que es bien versátil. A estas señoras les puedes ver trabajando de lo que sea y no les da miedo. Pueden trabajar de albañiles, también las vemos de choferes de minibuses e incluso están en el ámbito político. Están como ministras, autoridades y hasta hay presentadoras de televisión”, explica el joven que de a poco también fue acostumbrándose a la fama. A veces le piden autógrafos y en otras ocasiones le solicitan tomarse selfis. Él complace a su público, no es de esos artistas que se hacen rogar.

Explica que las caseras son una fuente de aventuras inagotable. “Veo que su labor ayuda a crear una infinidad de historias; cada caserita tiene su forma de ser, de atender a los clientes. Hay mucho material para retratar con las señoras de pollera en el cómic”, sostiene.

Eso sí, no todo está lleno de colores suaves y amables; también recibió críticas y racismo. Incluso le cuestionaron porque hacía a las cholitas “blancas” y “carismáticas”, ¿acaso todas ellas deben ser morenas o renegonas? Él no se dejó censurar y siguió con su arte.

Pero todo se complicó más cuando quisieron unir a sus creaciones con consignas políticas. “Los partidos políticos son los que primero me plagian. Utilizan mis dibujos y les ponen wiphalas o banderas de diferentes partidos políticos. He tenido hartos problemas con ellos”, comenta.

Eso sí, a veces su corazón “se hace chuño” como cuando alguna vendedora de mercado manda a hacer una gigantografía o un letrero con cualquier imagen que él ha realizado con anterioridad. A ellas él no les cobra por el derecho de imagen y permite que usen sus dibujos gratuitamente.

El imperio tiene pollera

La ilustración no se quedó en el papel. Su obra fue creciendo y se hizo conocida en distintos departamentos. “Ella me he hecho conocer, me han buscado empresas y editoriales, he ilustrado cuentos para niños y también hago retratos”, revela. Eso sí, hay algo que le ha conquistado más, es que muchas personas se identifican con su personaje.

Se hicieron tazas, llaveros, botones y otros productos con la imagen de La Casera. Hay frases de la vendedora y su hijo convertidas en mercancías. Él pone a la venta estos accesorios, ahora en la Feria del Libro, y allí presenta sus dibujos.

También ha incursionado en las redes sociales para hacerse conocer más. Facebook es su espacio preferido, pero también está en Twitter y le va mejor en TikTok, donde algunos de sus videos se han visto miles de veces.

Hace un par de años que Jorgex elabora una nueva propuesta: Las Caseritas del Zodíaco, la cual tiene un guiño a la serie televisiva Los Caballeros del Zodíaco. En esta aventura las protagonistas son vendedoras del mercado de diferente signo zodiacal.

Ellas ya tienen un rasgo común, los ojos grandes y bien abiertos que en la cotidianidad permiten ver más allá de lo evidente... como cuando él descubrió a un rockero que ayudaba a su mamá llevando un aguayo en la espalda.

“Un día me decidí por fin dedicarme cien por ciento al dibujo. Al principio no me ha ido muy bien pero he continuado”.
Jorgex
“He dibujado un cómic y luego otro y otro más; hice diferentes historietas y el personaje (La Casera) tuvo pegue en mi página”.
Jorgex
“Cada caserita tiene su forma de ser, de atender a los clientes. Hay mucho material para retratar con las señoras de pollera”.
Jorgex
5
años
atrás comenzaron las aventuras de La Casera, convertidas en historietas.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS