Juan Carlos Arana: “Este es mi último camino periodístico”

El comunicador estrena su medio de comunicación. Tiene una trayectoria de cuatro décadas en el periodismo. Su vida es una colección de anécdotas. Recuerda su paso por el infierno de la política y aquella entrevista en la cual le tendieron una trampa y él acabó enfermo.

Gente & Lugares
Página Siete / La Paz
Por 
La Paz - lunes, 03 de octubre de 2022 - 5:00

Juan Carlos Arana lanza un comentario en blanco y negro, añejo. Cuenta que 29 años atrás estaba sin empleo y para él, ese era el precio que le cobraban por estrellarse contra el poder. Eso sí, no iba a abandonar sus sueños de seguir en la ruta del periodismo. Ha pasado mucha tinta en su carrera y luego de atravesar por distintos medios de comunicación ahora estrena su canal de televisión. Dice que es el último camino periodístico que va a transitar.

El arte de pintar letreros

Sentado en las oficinas de Posdata Televisión Arana observa hacia atrás y suelta: “Mira mis papás nunca han tenido muchos recursos, vivíamos en Villa Armonía y siempre estuvimos con el centavo apretadito. Un día mi padre heredó una empresa de letreros camineros...”.

Continúa: El trabajo era diseñar letreros y pintarlos porque no había gigantografías. “Entonces se pintó todo y yo era pues la mano de obra calificada. Teníamos que hacer letreros en el camino de La Paz a Oruro a Yungas y ahí me tenías, a los 13 años caminando con escaleras, camioneta y demás yendo a pintar esos letreros”.

Así pasaron los años, pero su curiosidad por la pantalla chica lo llevó a América Televisión, luego cooperó con Micky Jiménez. Llevaba trípodes, ayudaba con los escenarios y fue arrimándose más y mejor a lo que iba a ser su derrotero de periodista.

Salió bachiller y quería ser arquitecto, pero luego se inclinó por la publicidad; pero esos años no había una facultad para aprender este oficio. “De pronto me que había sido interesante esto de la comunicación, que no era simplemente presentar un letrero y así decidí aprender contenidos en comunicación”. En su criterio la forma de estar más cerca de la gente es el periodismo.

Se entrevistó con Raul Valda, que era dueño de lo que hoy día es la Red Uno y él le dijo: “Okey, si lo que quieres es trabajar, ven querido, ven y vas a ayudarnos jalando cables”.

Dice: “Soy víctima de las circunstancias o como decía Paulo Coelho 'cuando es tu destino el universo entero complota para que se cumpla', entonces se enfermaron tres de las periodistas y el jefe de prensa me dijo 'querido vas a tener que salir y hacer cobertura con los tres camarógrafos'”. Correteó y cubrió las áreas de economía, política y sociedad. “Me dijeron que ibas a ser un buen periodista”.

Dio la cara en televisión en la revista Enlace, con Ruth Pozo. Fue conquistando más espacios y su apellido tuvo un peso más fuerte con el tiempo. El éxito, añade, tenía dos ingredientes: la familia y su público.

Posdata

Todo iba bien hasta que quedó desempleado, hace 29 años. Acudió en su auxilio Carlos Mesa, “es una llamada que siempre voy a agradecer”, narra. “Me dijo 'hermano tú eres un tipo talentoso, yo no te puedo contratar en PAT porque estamos recién comenzando y no tenemos plata, pero lo que puedo hacer es facilitarte el material de prensa a ver si tú creas algo'. Yo había creado una revista que se llamabaPortafolio, pero el canal tuvo tan mala fe que lo aumentó a su nombre”. Entonces Mesa le regaló a Arana el nombre del programa que creó antes:posdata.

Años después, luego de un acuerdo con Cotel, se hizo cargo de ITV, Imagen Televisión. “Esa aventura nos ha durado casi nueve años que hemos hecho nuestro canalito de cable y en paraleloposdata siguió en canales privados, en alianzas estratégicas donde ellos recibieron 50 por ciento de la publicidad”.

2019

La crisis de 2019 y la pandemia causaron caos en el mundo y enposdata. “Hemos querido hacer tele pero realmente los medios de comunicación estamos contra las cuerdas y no te voy a decir de la presión política”.

Poco antes de rendirse llegó una cuerda de auxilio. “Decimos no hay nada que hacer y acá cerramos. Cuando estaba por tirar la toalla me llama Harold Lora (gerente de Las Loritas, emprendimiento inmobiliario rentable y cuestionado) y me dice 'te cuento Juanca estoy dejando las oficinas de bajo Seguencoma porque estoy abriendo mis oficinas en Obrajes... te paso mis oficinas '”. Arana respondió. “Sabes qué me agarras en el peor momento porque estoy cerrando mi canal y no puedo continuar, tengo sueldos impagos y la verdad es que quiero cerrar el canal, vender la oficina para pagar a mi gente que para mí es lo más importante y listo” . Lora ofreció facilidades para permanecer en las oficinas donde ahora funciona su medio de comunicación Posdata Televisión.

“¿Que nos hemos endeudado?, ¿qué te voy a decir?, creo que no es mío ni el riñón derecho ni el izquierdo, pero con el corazón en la mano te puedo decir que después de casi 40 años de haber ejercido periodismo en todas las posiciones, desde llevar cables y trípodes hasta ser gerente general de esta empresa de comunicación, este es mi último camino en el periodismo”.

Arana expresa que regresa a la televisión tras conocer el infierno político, cuando candidato a la Alcaldía de La Paz.

Cuenta que, a pesar de lo que se diga, él sabía que no podía llegar a ganar la elección. “Sabíamos que nuestro resultado iba a ser el que obtuvimos y no fue un fracaso. Conseguimos nuestro objetivo estratégico, logramos que el debate se invierta y no fue una pelea política; a partir del primer debate fue una oferta técnica que fue lo que se quería”.

No piense en regresar a esas tapas, las cuales incluso su familia estaba en contra. “Yo he visitado el infierno una sola vez... Resulta que se pelean frente a cámaras y por detrás son amigos y por ahí yo soy la marioneta de esos que tienen sus amarres ahí adentro. La verdad que prefiero las cosas de frente y la política es un juego que no me interesa volver a jugar en mi vida”.

Si de algo también se arrepiente es de la entrevista que le hizo a Jeanine Áñez, cuando ella era Presidenta. “Mira, la entrevista fue un engaño, me tomó el pelo y creo que al mejor cazador se le va la liebre”, relata.

Narra: “Me llamó Arturo Murillo (exministro de Gobierno) un 4 de agosto y dijo: 'Gordito has mandado tu carta para hacer una entrevista a la presidenta', y le digo: 'sí, en diciembre mandé la entrevista y estamos en agosto y ustedes están demasiado ocupados...'. Me respondió: 'Mañana la presi te va a recibir'”.

La entrevista fue pactada para Santa Cruz y Arana estaba en La Paz, sin su equipo de trabajo y en la época más dura de la pandemia. Murillo le envió una avióneta de la FAB, “la cual se movía como coctelera al pasar la cordillera” y una vez en tierra cruceña esperó de ocho y media de la mañana a seis de la tarde. Estaba enternado, en una habitación con 14 personas y en pandemia.

Se fortalece. “Siempre hay un proceso de ambientación a la entrevista. Hablamos, 'hola cómo estás, qué haces, cuál es tu proyecto'. Esofuera del registro (fuera de grabación). Arana nunca supo que la charla fue grabada y que este encuentro fue el que se difundió... “La entrevista salió no editada, resfriada, descontextualizada”, se queja. Al regreso positivo dio a Covid.

En su bitácora de recuerdos también guarda entrevistas inolvidables, por ejemplo aquella que tuvo con Michelle Bachelet o el encuentro periodístico con Fidel Castro (la cual no salió por un error del camarógrafo)...

Apuesta al todo o nada por su proyecto televisivo, quiere seguir en esta ruta de la comunicación.

“Mira mis papás nunca han tenido muchos recursos, vivíamos en Villa Armonía y siempre estuvimos con el centavo apretadito”.
Juan Carlos Arana
“Enfermaron tres de las periodistas y el jefe de prensa me dijo ‘querido vas a tener que salir y hacer cobertura con tres camarógrafos’”.
Juan Carlos Arana
“(Su postulación a la Alcaldía) La verdad que prefiero las cosas de frente y la política es un juego que no me interesa volver a jugar en mi vida”.
Juan Carlos Arana
“Mira, la entrevista (con la expresidenta Jeanine Áñez) fue un engaño, me tomaron el pelo y creo que al mejor cazador se le va la liebre”.
Juan Carlos Arana

Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS