Micropigmentación, la reconstrucción después del cáncer de mama

El Hospital Arco Iris y la Fundación de Estética y de Micropigmentación Paramédica y Oncológica tienen un convenio que incluye recrear la areola de las pacientes.

Gente & Lugares
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - sábado, 17 de febrero de 2018 - 0:02

Alejandra Pau / La Paz

Sobrevivir al cáncer de mama es una cruzada que deja profundas huellas en el cuerpo y la mente de la mujer. En muchos casos, las pacientes deben someterse a una mastectomía para salvar su vida y la reconstrucción del seno no siempre es suficiente para la paciente.

La fundadora y presidenta de la Fundación de Estética y de Micropigmentación Paramédica y Oncológica (FEMPO), Paola Gateño, usa tintas vegetales para recrear areolas y pezones   permanentes e hiperrealistas  en mamas reconstruidas o que han recibido radiación.

“La idea de la estética oncológica es acompañar y acoger al paciente desde el diagnóstico hasta el final de su enfermedad. (El proceso incluye) paliar los dolores que deja la quimioterapia o radioterapia, en estos casos su piel se quema; la reconstrucción estética, luego de una mastectomía, y también la recreación de su areola”, asegura Gateño.   Para la presidenta de FEMPO, en muchos casos,  aunque las mujeres se hagan un implante mamario, al  no tener  areola    aún se   sienten incompletas.

No sólo se trata de extirpar el cáncer del cuerpo, sino de la mente y ello es casi imposible cuando las secuelas se observan todos los días frente al espejo. La finalidad es que recuperen su autoestima.        

La especialista  dirige el programa social gratuito Soloxtusonrisa  que, según destaca, tiene como objetivo acompañar a la mujer desde el diagnóstico, la reconstrucción y, finalmente, la realización de la  intervención estética oncológica gratuita, que incluye varios procedimientos, como  la micropigmentación de la areola. 

El programa replica la campaña española Areola Solidaria impulsada por la Asociación de Micropigmentación Estética Paramédica y Oncológica (Amepo), de la cual  Gateño es miembro. 

El Hospital Arco Iris

La presidenta de la  Fempo  firmó esta semana un convenio con el Hospital Arco Iris, que  establecerá un marco de cooperación técnica para la prevención, promoción y difusión del cáncer de mama. Así como  la contención y acompañamiento de las pacientes después de su cirugía oncológica y  la capacitación de profesionales oncológicos en micropigmentación, entre otros. 

Al ser el cáncer una enfermedad de alto costo, la recuperación    después de la mastectomía no siempre es accesible para las pacientes. Por ello,  Gateño  creó Soloxtusonrisa, que se sustenta con los ingresos de la clínica estética que dirige en Santiago de Chile, The Beauty Holding.

El programa incluye la  campaña Cruzando Fronteras para replicar su labor fuera de Chile.  

“El Hospital Arco Iris ha acogido esta propuesta del programa social Soloxtusonrisa bajo la campaña  Cruzando Fronteras, para entregar sus instalaciones y su apoyo para acoger a las pacientes que lo necesitan”, indica  la especialista chilena. 

El siguiente paso es que el Hospital Arco Iris analice  los casos de las pacientes, que quieran  formar parte de esta campaña,  para que se determine  el tipo de ayuda que requieren.

Gateño argumenta  que algunas pacientes necesitan primero una contención psicológica para luego pasar a la parte física. Otras desisten de realizarse  la reconstrucción de mama porque   han sufrido mucho dolor y  lo que menos  quieren es una cirugía; pero aún así pueden optar por la  reconstrucción de  la areola.

¿De qué se trata?     

La micropigmentación es un proceso indoloro, no invasivo, y cada sesión dura alrededor de 45 minutos.

El trabajo se realiza con pigmentos de origen natural que llegan a la primera capa de la piel  y que  son homologados para el tratamiento oncológico, según destaca la especialista, que aprendió la técnica en una maestría  en la Amepo, en Barcelona.

Después de seis a siete años el pigmento va perdiendo su intensidad, por lo que es necesario hacer  retoques. El maquillaje permanente de una areola, tomando sólo el costo de los materiales, asciende a 600 dólares (alrededor de 4.176 bolivianos).      

En el caso de las pacientes es imperativo tratar su piel siguiendo normativas especiales. En algunos casos,  las pacientes que  están tomando algún tipo medicamento,  recibiendo radioterapia o quimioterapia no pueden recibir la micropigmentación porque la tinta migra y cambia de color.

“Se trata de un piel fragilizada, por ello es importante tener un estudio de estética oncológica para conocer la forma de realizar estos procedimientos”, dice Gateño.

La micropigmentación se realiza  en las cejas y el engrosamiento de pestañas, que también se pueden perder con los tratamientos para cáncer; pero además para camuflar las  cicatrices que deja el cáncer de mama.  

Para la presidenta de Fempo no se trata de un privilegio para las mujeres, sino de un derecho al que todas deberían acceder.

“Esta es una lucha de todas, no sólo de las que padecen cáncer, porque nos puede pasar a nosotras o a alguien cercano (...). Este procedimiento  pretende  mejorar la calidad de vida de las mujeres  que se reconstruyan como personas y se quieran”, concluye Gateño.

Las  organizaciones

  • En España Para conocer más sobre la Asociación de Micropigmentación Estética Paramédica y Oncológica (Amepo) fundada en España se puede ingresar a la página Web: http://amepo.org.
  • En Chile Para conocer más sobre el programa social gratuito  Soloxtusonrisa y la Fundación de Estética y de Micropigmentación Paramédica y Oncológica (Fempo), se puede ingresar a la página Web: www.soloxtusonrisa.cl.
  • Llegada El programa social Soloxtusonrisa ha llegado a alrededor de 800 mujeres en Chile y su campaña Cruzando Fronteras ha llegado a otras tantas sobrevivientes del cáncer de mama en Tenerife, España, según la directora de Fempo, la especialista chilena Paola Gateño.
    Para la micropigmentación se utilizan tintes naturales que llegan a la primera capa de la piel.
    El proceso de micropigmentación dura alrededor de 45 minutos  y es indoloro.
      Foto:  Cortesía The Beauty Holding
    La fundadora de Fempo,  Paola Gateño, durante su visita a La Paz para la firma del convenio. 
      Sara Aliaga / Página Siete
    Gateño creó la Fundación de Estética y de Micropigmentación Paramédica y Oncológica.
    Proceso de  recreación de la areola y el pezón en una sobreviviente de cáncer.
     

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS