El sobaco de la víbora

Brújula para la alcaldesa

viernes, 08 de noviembre de 2013 · 18:27
Machi Mirón

No fuimos pocos los que percibimos que uno de los objetivos básicos de la Ley 045 contra el Racismo y toda forma de Discriminación apuntaba contra los medios de comunicación que se atrevieran a criticar cualquier medida que asumiera el Gobierno plurinacional. Claro, sin excluir a ningún líder opositor.                                                        
Pero hete acá que una de las víctimas de la Ley 045 es Milena Fernández, conductora de televisión que, a través del canal oficial, dirige el programa Brújula, cuyo objetivo específico es promocionar atractivos turísticos de Bolivia al compás de vallenatos colombianos y otras cumbias.                                
En 2012, tras la entrada del Carnaval de Oruro, doña Milena había afirmado que Oruro es una ciudad "descuidada y fétida”, refiriéndose a cómo habían quedado las calles de esa ciudad luego de la entrada de carnaval, donde cientos de miles de personas cada año, dada la escasez de baños, deben disfrutar la entrada con las piernas cruzadas.                                
Sin embargo, doña Milena no es la única que emite tal comentario, también lo hacen miles de turistas que cometen la torpeza de tomar dos cervecitas mientras disfrutan del espectáculo sin tomar en cuenta que no hay un urinario a la vista. Claro, a la octava cervecita ya saben cómo reemplazar aquella carencia.
No fue más, lejos de reunirse con sus asesores para ver cómo solucionar tal escasez en el próximo carnaval, la alcaldesa de Oruro, Rossío Pimentel, optó por interponer una demanda judicial contra la presentadora, aduciendo que semejante comentario sólo puede hacerlo quien anida sentimientos racistas dentro del espíritu.     
Posiblemente doña Milena no cuidó en aclarar que sólo se refería a lo que pasa en el carnaval o tal vez -cuando lo dijo- frunció la nariz demostrando náuseas, pues de otra manguera no entiendo cómo un comentario de ese tipo sea pasible a una condena judicial. No sirvió de nada que la presentadora pida disculpas en varios idiomas.                             
Confieso que las intenciones de la señora Pimentel me intrigan. Pienso que tal vez su intención sólo sea mostrar al mundo lo mal que anda la administración de justicia en Bolivia y, a través de ello, darle un escarmiento a la presentadora para que sepa que el Órgano Judicial apesta muchísimo más.

Claro, hay otros que aseguran que su real intención es buscar objetivos políticos, por lo que se obstinaría en demostrar que así como hay alcaldes con miedo también hay alcaldesas sin miedo. En jín, habrá que rezarle a San José de Oruro para que los próximos carnavales podamos disfrutarlos sin tener que cruzar las piernas.

 Quizá busca objetivos políticos, por lo que se obstinaría en demostrar que así como hay alcaldes con miedo también hay alcaldesas sin miedo.

 

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios