Se benefician más quienes tienen margen de presión

miércoles, 20 de noviembre de 2013 · 12:28

Roberto Laserna

 Desde su punto de vista, ¿por qué se da este fenómeno de un Estado aparentemente dual? 
En los últimos años insistimos mucho en los riesgos de la trampa del rentismo, derivados de la concentración de recursos en el Estado, el debilitamiento de las instituciones y la existencia de altas expectativas de consumo. 
No hemos evitado esa trampa y en ella estamos ahora, con conflictos y presiones de tipo corporativo para acceder a esas rentas, lo que a su vez dificulta el funcionamiento de las instituciones.
En esta dinámica los que se benefician más son los que tienen mayor capacidad de presión sobre los componentes más débiles del Estado, o los que tienen mayor habilidad para eludir sus normas.  
¿Por qué parece que vale más ser parte de una organización que ser un ciudadano? ¿Cuál es el análisis que hace al respecto? 
Las rentas de recursos naturales están concentradas en el Estado. Por principio constitucional, sabemos que esas rentas pertenecen a todos los bolivianos. Pero no hay reglas claras que garanticen que su utilización llegará a beneficiar a todos. 
Es decir, hay altas expectativas y ausencia de reglas para satisfacerlas. La experiencia va mostrando que el Estado, que es institucionalmente débil, atiende mejor a quienes mayor presión ejercen. 
Ésa es una invitación a ejercer esa presión, y por tanto a organizarnos para reunir la fuerza necesaria para hacerlo. Sobre todo asumiendo la forma de organización que pueda coincidir con el discurso y la simpatía política de quienes tomarán finalmente la decisión de asignar recursos para responder a los pedidos. 
En esa lógica, el derecho individual y los procedimientos institucionales ciertamente quedan en desventaja.
 ¿Incide esta dualidad entre Estado "benefactor” y "severo”  en las preferencias políticas y  electorales? 
Por supuesto. Pero no son propiamente políticas, sino de naturaleza clientelar, prebendal. El apoyo se desplaza hacia quienes parecen ser más sensibles hacia las presiones grupales.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias