Publicaciones

Karavan: por una literatura integradora

Reseña de una revista sueca que aborda con especial pericia la cultura y la literatura de América Latina, Asia y África.
sábado, 23 de noviembre de 2013 · 19:45

Carlos Decker Molina
 Periodista

 "Su propósito es muy claro: ‘nos interesa la buena literatura, no importa su origen geográfico. Nos dedicamos a autores ignorados por los grandes medios’”.

Lo conocí por casualidad y quedó en mi cabeza "Mujeres que hablan y hablan sin ser oídas hasta que un hombre dice: naturalmente, naturalmente…”.
Luego fue fácil seguir el hilo conductor que surge del ser total de la revista Karavan que está en mis manos. El autor es Chris Abani, un escritor con un  lenguaje sintético: "Lo que escuchas no es mi voz”, para luego llevarnos a la mente de un niño Igbo entrenado para desactivar minas en la guerra.
Abani es la voz de un niño mudo, pues, como parte del entrenamiento militar, le han cortado las cuerdas vocales. Canción para la noche no es un libro sobre la brutalidad de la guerra, es una novela conmovedora.
Karavan no sólo presenta a Abani, poeta, novelista y músico de jazz nacido en Nigeria de madre inglesa y padre Ibo-nigeriano, es una revista sueca dedicada a la literatura de espacios geográficos olvidados por el mercado.
En sus páginas figuran escritores de África, América Latina, Asia; naturalmente hay sitio para los Vargas Llosa o las Munro, pero su propósito es muy claro: "Nos interesa la buena literatura, no importa su origen geográfico. Nos dedicamos a autores ignorados por los grandes medios”.
La idea de Karavan surgió en la cabeza de Håkan Danielsson, un conductor de locomotoras que lanzó la revista con la intención de "equilibrar” la ausencia de traducciones al sueco de una literatura que no sea la anglosajona.
Este año Karavan cumplió sus primeros 20 años y es el referente más importante sobre literatura -permítanme el término- desconocida que no es lo mismo que mala.
Así como recuerdo la frase de Abani, quedó dando vueltas en mis células cerebrales un cuento que se escenifica en una ciudad en la que viví a finales de los 70:
"Matar a un perro a palazos en el puerto de Buenos Aires es la prueba para saber si uno es capaz de hacer algo peor. Ellos dicen: algo peor, y miran hacia otro lado, como si nosotros, la gente que todavía no entró, no supiéramos que peor es matar a una persona, golpear a una persona hasta matarla”.
Ya había leído Mariposas de Samanta Schweblin en otro número de Karavan. Matar a un perro fue sugerencia de Birgitta.
El año pasado, Birgitta Wallin, jefa de redacción de Karavan, escribió en el número dedicado a los jóvenes escritores de Chile una presentación titulada "Cuando el recuerdo reaparece”, y evoca su cuarto de adolescente en el que tenía un afiche de Víctor Jara.
En mi diálogo con Birgitta le pregunto por qué una revista, que sale cuatro veces al año, con el claro objetivo de presentar escritores de continentes con los que Suecia no tiene lazos históricos; usa una cucharilla para calibrar la temperatura del café, hace una larga pausa como si estuviera buscando una respuesta adecuada y simplemente dice: "Y… ¿por qué no?”.
Vuelvo a ponderar a la publicación y retomo el hilo del recuerdo. Mi introducción a la literatura de la India fue a través de un texto de Rolf Jonsson, publicado en la revista, que anuncia la llegada de los clásicos de la India y de sus escritores modernos.
La India tiene una gran literatura, sobre todo la clásica que no es muy conocida en Occidente, debido al anglosajonismo. El proyecto Clay Sanskrit Library es la puerta de ingreso a la épica, poesía, drama, cuento y novela de la India.
El proyecto es una colaboración entre la Universidad de Nueva York y un par de fundaciones. Algo similar podría hacer alguna universidad boliviana, por ejemplo.
Birgitta Wallin es una redactora llena de orgullo por el trabajo que ella y sus ocasionales redactores -todos freelances- hacen cada cuatro meses.
Cuando el entrevistado es un periodista se suelen cambiar los roles y mi encuentro con Birgitta no es una excepción, por eso ella me pregunta: "¿Por qué el interés de publicar en Bolivia sobre el trabajo de Karavan?”.
No necesito tomar tiempo para responder. Karavan es un ejemplo integrador, rompe los moldes del nacionalismo en literatura, ofrece la posibilidad de nutrirse de otras culturas para que el lector no quede encerrado en las cuatros montañas, o en igual número de paredes de una nación aunque en ella quepan otras nacionalidades.
Le cuento de las tendencias descolonizadoras que, no bien tratadas, pueden llevar a la monoculturalidad que recuerda catástrofes políticas e ideológicas como la de Kampuchea de los Khmer Rouge. Y… esos proyectos suelen comenzar ninguneando otras literaturas por el simple hecho de no conocerlas o porque es literatura de la Colonia.
Hacemos una pausa, bebemos el café y… El último recuerdo es un cuento corto de Brian Gómez, un escritor, periodista y músico malayo, publicado en la revista. Todo surgió cuando un ministro del Gobierno de Malasia dijo: "El país tiene demasiados hombres ‘suaves’ y muchas mujeres ‘duras’”, y continuó con su requiebro machista.
Gómez respondió al ministro a través de un cuento: "En la casa de la familia de Prasad hay un grave dilema. Prasad ha invitado a cenar a su novio, otro chico como él. Los padres no saben cómo comportarse, qué le van a decir, cómo hay que tratar al novio de un hijo. Además, preocupada por el menú, pregunta la madre: ¿Y qué comen los maricas?”.
Karavan es una revista sin prejuicios y abierta a  todos los vientos culturales del mundo. La globalización de la literatura comenzó hace más de 20 años, la de Karavan está a contrapelo de la del mercado. Un ejemplo que seguir.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios