En serio: la transformación de Miley

sábado, 23 de noviembre de 2013 · 19:13

José Torrez,  diseñador web
Desde que su nombre comenzó a sonar en 2006, Miley Cyrus ha estado en el ojo público durante siete años. Hoy Miley es toda una mujer y lo quiere dejar muy claro. Atrás quedó esa chiquilla que protagonizaba la exitosa serie de Disney, Hanna Montana. 

Su ascenso a la esfera pop comenzó con sus primeras producciones como Hanna Montana y sus discos Meet Miley Cyrus y Breakout. En esa etapa conocimos a una niña que se transformó inmediatamente en el símbolo adolescente y estampa personal de Disney para una nueva generación, pero pronto ella querría algo más a su estilo y decidió deshacerse de los tratos con la empresa de Mickey Mouse.

En 2010 sacó a la venta su tercera producción Can’t Be Tamed, que generó más críticas que aplausos debido a la transformación de Miley de  adolescente tierna y dulce a una chica que decide explotar su sexualidad como una nueva forma de marketing. Para su mala suerte, este paso no funcionó y generó una división entre sus fans y también la ruptura con su discográfica. No le quedó otro camino: decidió desaparecer por un tiempo de la música y se dedicó a crecer y experimentar con todo lo que encontraba a su alrededor. Los escándalos con las fiestas, el alcohol y las drogas llenaron los tabloides de los periódicos y revistas, medios que auguraban un futuro parecido al de otra estrella Disney, Lindsay Lohan. Puede que todo ese desenfreno haya desembocado en su actual producción, que en este 2013 se posiciona como fuerte contendiente en la música pop. Su disco titulado Bangerz es comentado por todo el mundo.

Bangerz viene precedido por dos exitosos singles: We Can’t Stop, que se ha convertido en todo un himno para la gente de discoteca; y Wrecking Ball, una poderosa balada que parece haber sido concebida para ser un hit. Si a esto le sumamos el escandaloso y radical cambio que sufrió Miley en su imagen, los polémicos videos en donde sale prácticamente desnuda, la actuación explosiva de los MTV Video Music Awards de este año y la mediática ruptura con su novio y prometido Liam Hemsworth, ya tenemos la receta perfecta para que una artista pop triunfe  en las listas del mundo musical.
La cuarta producción de Cyrus no  acaba con esas dos canciones, hay 11 más que nos llevan a un camino urban y hiphopero más que pop, pero que funcionan perfectamente en esta nueva etapa de la ex Hanna Montana. El disco comienza calmado con la balada Adore You, canción que parece dirigida a su expareja; sigue con We Can’t Stop y SMS, que son las que sorprenden y transmiten el sonido por el que Miley nos quiere llevar ahora. Este último, que da nombre al disco, cuenta con la colaboración de una de las artistas con las que se puede comparar la situación de Cyrus, Britney Spears. Mike Will Made It y Pharell Williams son los principales productores de Bangerz, un disco que rompe todas las expectativas y nos trae de nuevo el urban y el pop juntos en una producción que no deja a nadie indiferente.

 

"Sus escándalos con las fiestas, el alcohol y las drogas llenaron los tabloides de los periódicos y revistas del mundo entero”.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios