El sobaco de la víbora

El regalo de Santa Evo

viernes, 29 de noviembre de 2013 · 21:21
Machi Mirón
Creo que la gran sorpresa, más allá del terrible rodillazo que don Evo propinó a la empresa privada, no lo deparó el anuncio del pago de un aguinaldo doble para todo asalariado, sino la reacción de éstos que -lejos de celebrar el anuncio con algarabía– se miraban el uno al otro, como diciéndose con desconfianza "este huevo exige sal”.
Mi primera idea fue que don Evo tampoco creyó en la predicción de sus conmilitones del Movimiento Al Socialismo en torno a que sus candidatos lograrán el 74% de los votos en las elecciones de 2014, por lo que prefirió recurrir a su estilo del "yo le meto nomás”, sin pensar en la hecatombe que tal idea pudiera causar.                                        
Ojeando un diario de Tarija me enteré que el MAS exige que las autoridades de Gobierno destinen el 50% de su segundo aguinaldo para así fortalecer la campaña electoral, algo que  llevó a preguntarme qué porcentaje exigirán a los funcionarios públicos que deseen conservar su fuente de trabajo.  
Luego vendrían las explicaciones de don Evo y su ministro cuando les consultaron si la medida incluye a los jubilados, la respuesta fue que no, que sólo se apunta a "quienes producen para el país”, por lo que pude deducir que si tal idea la expresaba Juan del Graznido, el Gobierno le instauraba un juicio por discriminación exigiendo 30 años de prisión.    
La respuesta llegó de un jubilado protestón quien sostuvo que si la medida sólo apunta a los "sectores productivos” por qué incluye a "ministros, legisladores, militares y policías” y así sustantivamente, como diría don Ramón. Por supuesto semejante omisión terminó pringando lo poco de bueno que traía la idea.   
Poco antes, un diputado de la oposición había lanzado la gran idea de que todos los integrantes de la Asamblea Legislativa Plurinacional donaran su aguinaldo doble a los sectores más necesitados, idea que –por supuesto– no cayó nada bien a sus colegas, incluso los de la oposición, por lo que prefirieron olvidar tal sugerencia.    
Luego vendrían las oraciones del ministro de Economía, Luis Arce, encomendándose a  San José de Oruro para que las caseritas del mercado no se enteren de las sugerencias que hizo el gobernador de La Paz a las que elaboran queso en Viacha de aprovechar tal medida para así incrementar sus ingresos navideños.                                     
No sé hasta qué punto se cumplirán las predicciones en torno al sendero abierto por el "regalito” de Santa Evo para el ingreso de una inflación dura en 2014, de lo que estoy seguro es que la picanita navideña nos saldrá un poquito demasiado cara y para la cena de año nuevo deberemos buscar al amigo que tenga la ventura de recibir el doble aguinaldo.                                        

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios