Reseñas

Bolivia en el corazón

Se acaba de editar en España un CD de “Barroco boliviano” y un ensayo sobre el estado social y cultural de la nación, libro y disco que no se distribuyen en Bolivia.
jueves, 16 de enero de 2014 · 22:21
Ricard Bellveser  

Escritor (España)

"El pensamiento de H.C.F. Mansilla, lleno de interés y pulso, se ajusta a la metodología de la Escuela de Frankfurt, y desde esa perspectiva denuncia el enfrentamiento de dos modelos de comportamiento cotidiano”.

Como una evidencia de que las casualidades existen, a la vez se han editado en Valencia (España) un compat disc del grupo musical de investigación e interpretación Capella Saetabis, que dirige el músico clavecinista Rodrigo Madrid, dedicado al barroco boliviano, y un ensayo titulado "El rechazo de la modernidad política y el peligro de la regresión histórica” de H.C.F. Mansilla, quien viene a destripar algunas de las cuestiones más vigentes de la realidad boliviana.
Hay más libros, sin forzar la búsqueda me viene a la mano El viatge que arriba (El viaje que llega), de Lluc Avellan, que cuenta con mirada excursionista, un paseo senderista por Bolivia, novedades todas éstas, de un modo u otro, que llevan a Bolivia en el corazón. Por diversas razones, ni estos libros ni el disco tienen distribución en ninguna librería del Estado Plurinacional.
H.C.F. Mansilla es un intelectual suficientemente conocido, aún así quiero recordar que nació en Buenos Aires en 1942, actualmente es vicepresidente de la Academia Boliviana de Ciencias y miembro de la Boliviana de la Lengua.
Vive en La Paz tras haber ejercido la docencia por medio mundo, de Alemania a Australia, de Brasil a España, aunque principalmente la suya sea una formación germánica.
Su libro es una aguda reflexión, a la que el propio autor califica de "texto incómodo”, en torno a los riesgos implícitos en el concepto de "modernización” y los riesgos que conlleva para el Tercer Mundo en general y para Hispanoamérica en particular, aunque centra el modelo en la realidad boliviana que le es más próxima, una realidad caracterizada por la falta de "una pedagogía crítica con respecto a la propia realidad e historia”, así como de una eficaz reforma educativa que supere las habidas hasta ahora, cuyos resultados han sido relativamente decepcionantes, como viene sucediendo también en la escala de las enseñanzas superiores, donde "la hiperpolitización de las universidades bolivianas a partir de 1952, no significa que los estudiantes comprendan mejor la esfera de los intereses públicos”, sino que éstos tan sólo han calado en un funcionariado celoso de conservar sus parcelas de poder.
Una hiperpolitización de las universidades públicas, desde 2006, "tan intensa como superficial”.
El pensamiento de H.C.F. Mansilla, lleno de interés y pulso, se ajusta a la metodología de la Escuela de Frankfurt, y desde esa perspectiva denuncia el enfrentamiento de dos modelos de comportamiento cotidiano, polarización que se traduce en actitudes de indiferencia ante los derechos humanos y la educación moderna, pues "el modelo populista boliviano se ha destacado de manera particular por una incongruencia notable entre sus productos programáticos, ideológicos y propagandísticos, por un lado, y la robusta continuidad de rutinas y convenciones en la vida social, por otro” (Pág. 181).
Propone una revisión culta de los modelos indigenistas e indianistas y se distancia del populismo del actual presidente.
Es un libro en el que además se citan otros muchos intelectuales bolivianos como Fernando Molina o Fernando Galindo, Daniel Moreno, Franco Gamboa, Rafael Loayza, incluso artículos de Gonzalo Mendieta publicados en Página Siete, cuyos nombres incorpora al listado de los escritores más resolutivos.

Disco
El CD Barroco Boliviano al que aludía al principio, reúne cantos y danzas conservados en archivos eclesiásticos bolivianos, llevados allí por los primeros misioneros españoles, quienes enseñaron estas melodías y estos ritos a la población en su afán colonizador, pero que, sin embargo, no se les fue impuesta de un modo forzado sino que, dada la enorme capacidad de asimilación de los aborígenes amerindios, éstos "no sólo fueron capaces de cantar en una lengua extraña para ellos, sino también de fabricar instrumentos o convertirse en compositores”, de modo que se emparejaron con formas musicales indígenas, lo que dio como resultado una música de excepcional personalidad, en la que música popular y música culta se fusionaron y con ello se maridaron el Nuevo y el Viejo Mundo en un arte de mucha novedad.
Se reúnen canciones del gran Roque Ceruti (s.XVIII), o de Melchor de Torres (s. XVI), Joseph Medinas (s. XVII), Sebastián Durón (s. XVII y XVIII) y, claro está, de muchos, demasiados, anónimos de estos mismos siglos.
El disco ha sido grabado en Sucre dentro del proyecto Sucre ciudad Universitaria, con ayuda de la Embajada de España y la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, con una combinación de músicos españoles y bolivianos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios