In Memoriam

Chingo Baldivia, un auténtico revolucionario

Fernando Salazar Paredes
jueves, 4 de septiembre de 2014 · 23:44
Uno se siente impotente cuando acaecen sucesos inexplicables. Especialmente aquellos que atentan contra la reserva moral de una sociedad.
Uno se siente herido en lo más profundo de su alma cuando una persona a la que ves a menudo y que es parte de tu vida y de tus ideales súbitamente se va y no está mas para escucharte o para escucharlo, es decir no está más para compartir frustraciones, ansias y utopías.
La revolución y el cambio, palabras tan manoseadas en al actualidad, tuvo, eso sí, auténticos militantes revolucionarios -aquellos imprescindibles de los que nos hablaba Bertold Brecht- que constituyen y han constituido la reserva moral a la que el pueblo puede acudir como ejemplo y paradigma.
Nuestro Chingo Baldivia era uno de ellos…
Revolucionario con pensamiento esclarecido y con valores sociales genuinos. Su pensamiento y acción nunca se divorciaron. No vivió de eslogans baratos, ni de las prebendas del poder. Trabajó duro, hasta el ultimo momento para mantener a su familia.
Es que así es el verdadero revolucionario.
No es aquel que en el discurso es más radical que todos, pero que en la vida diaria demuestra su apego al poder y a sus oropeles.
Hoy me siento triste y apagado, no sólo porque falleció un amigo, o porque se fue un revolucionario…
Hoy me siento triste porque la reserva moral boliviana ha perdido un ejemplo viviente.
El consuelo -si es que lo hay- es que a partir de ahora su vida será un referente para quienes ansiamos el verdadero cambio en el país.
Con la nostalgia de la utopía compartida, con la pesadumbre que ocasionan los impostores que nos rodean, con el alma en pena por su ausencia y con el peso de mi conciencia que se desborda resulta oportuno decir con Vallejos que: Hay golpes en la vida tan fuertes que yo no sé, como si ante ellos, la resaca de todo lo sufrido se empozara en el alma, y abren zanjas oscuras en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Adiós Chingo, pronto nos encontraremos….

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios