Política

Gestión pública, esencial para la democracia

La satisfacción con la democracia está directamente relacionada con la gestión pública efectiva, asegura la autora.
domingo, 31 de enero de 2016 · 00:00
María Fernanda Trigo
Directora departamento para la Gestión Pública Efectiva

Organización de los Estados Americanos

La gestión pública efectiva es esencial para el fortalecimiento de la democracia tal como se reconoce en la Carta Democrática Interamericana  de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Durante las últimas dos décadas, la democracia electoral se ha ido afianzado en nuestro hemisferio. La prosperidad económica de los últimos años, las reformas estructurales y la implementación de los programas sociales orientados a combatir la pobreza y expandir los derechos a toda la ciudadanía han contribuido al surgimiento de una clase media empoderada, con acceso a servicios y oportunidades que han mejorado su calidad de vida y que hoy exige al aparato estatal, con voz y voto, ya sea en las calles o en las redes sociales, mantener y mejorar esta situación.

Hoy, uno de los mayores desafíos para los gobiernos está en el ejercicio de la democracia. Un Estado que funcione, una "democracia que entrega” y que pueda responder de manera transparente, eficiente y efectiva a las demandas ciudadanas es esencial para el fortalecimiento de la legitimidad de origen de los gobiernos democráticamente electos -sea cual sea su orientación político-ideológica o sus objetivos nacionales estratégicos. La satisfacción con la democracia está directamente relacionada con la gestión pública efectiva.

El acceso de los ciudadanos a la tecnología, a través de los teléfonos móviles y el internet, ha hecho que esta población sea mucho más activa y crítica. Contamos con ciudadanos que demandan mayor participación. Se está dando una evolución de la relación Estado-ciudadano, en la que  hay un mayor involucramiento de la ciudadanía en las funciones del Estado y una comunicación de doble vía entre el Gobierno y el ciudadano. El ciudadano ya no se conforma con sólo recibir y ver la información, quiere opinar, participar e incidir en todo el ciclo de políticas públicas y en la toma de decisiones.

La participación ciudadana, la confianza en las instituciones y la credibilidad en éstas son tres pilares básicos que sustentan la gestión pública y la democracia. Los gobiernos se desempeñan hoy en un entorno complejo con múltiples actores, donde existe una combinación de desconfianza, mayor participación, empoderamiento ciudadano, demanda de inclusión. Es en este contexto que los gestores públicos, los servidores civiles y los ciudadanos son llamados a colaborar para construir la democracia del futuro con base en un gobierno abierto, es decir, un gobierno transparente, efectivo, colaborativo y participativo. La promoción de estos principios fortalece los sistemas democráticos, incrementa los niveles de confianza de la ciudadanía en las instituciones políticas, potencia la participación y el compromiso cívico, mejora la calidad y efectividad de los gobiernos y sus administraciones públicas bajo principios de equidad, transparencia e integridad.

El Gobierno abierto trasciende a una nueva forma de gobernar, en la cual debe haber un permanente intercambio entre Gobierno y ciudadanía, y en el cual la tecnología cumple un rol fundamental. En este contexto, se necesitan marcos institucionales y bases legales adecuadas, sistemas de gestión más sofisticados y, sobre todo, un profundo cambio en la cultura de las instituciones públicas. Para que la participación ciudadana sea efectiva, hay que proporcionar la información necesaria, de ahí la importancia del acceso a la información pública y de los datos abiertos que también contribuyen a generar actividades económicas y proveer servicios sociales.

Hablar de transparencia no solo se refiere a establecer una barrera contra la corrupción y los abusos de poder, aspecto que sin duda consiguen en buena medida los proyectos de apertura de datos, sino del derecho de todo ciudadano al acceso a la información pública. Lo que determina si una política de transparencia es efectiva o no, tiene que ver con la forma en que la información se relaciona con la manera en que la gente toma decisiones. No es solamente disponer información, sino también proporcionar información útil en el lugar correcto, en el contexto adecuado y en el momento oportuno.

El acceso a la información es un derecho que permite que todo ciudadano pueda acceder y conocer cualquier información generada por el Estado y la administración en ejercicio del gobierno. De ahí que se encuentra estrechamente ligado a los conceptos de democracia, ya que permite a los ciudadanos ejercer sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales. Sólo a través del conocimiento oportuno y amplio de la información pública los ciudadanos van a poder ejercer su participación ciudadana y contar con los elementos suficientes que les permitan tomar decisiones adecuadas para sus propias vidas.

Gracias al acceso a la información y a los datos abiertos, los ciudadanos de las Américas cuentan con información  que afecta su vida cotidiana, como por ejemplo el Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes en Colombia, que provee información y ubicación geográfica del número de policías que se encuentran en cualquier lugar de las ciudades en tiempo real; el Programa de Metas de la Ciudad de Sao Paulo, que es un instrumento colaborativo y abierto de planificación pública y rendición de cuentas; o la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros de México, que es una iniciativa para proveer información al ciudadano sobre los servicios financieros de la vida diaria.

Aunque el progreso ha sido gigante, aún hay un enorme camino por recorrer para potenciar y nivelar el desempeño en materia de  gobierno abierto, que contribuya a abordar los desafíos tales como reducir las distintas brechas digitales y generar igualdad de oportunidades de acceso y participación. Debemos evitar que la tecnología agudice las diferencias existentes y más bien que contribuya a reducirlas. Todavía hay muchos retos de reforma de la estructura de la administración pública, de la capacitación de funcionarios públicos y del cambio cultural necesario para poder adecuarla a las exigencias de una democracia participativa y colaborativa.

Es esencial promover la innovación y creatividad para ser efectivo, pensar en soluciones integrales e incentivar la cooperación entre instituciones. Es importante asumir liderazgo y ejercerlo para liderar el cambio. Ese  liderazgo que proviene de la legitimidad democrática y que se expresa en la voluntad y dirección de la administración pública y en la capacidad de concertar, dialogar, incluir y comprometer a todos los sectores de la sociedad. La confianza del ciudadano se la gana día a día mediante la información y los servicios que se le provee.

La gestión pública no es sólo un conjunto de estándares, normas, indicadores y padrones de implementación, sino que éstos deben estar conectados a principios y valores tales como la legitimidad, responsabilidad, sensibilidad, equidad, eficiencia, efectividad, integridad y legalidad. La gestión pública para ser efectiva requiere de voluntad política, responsabilidad cívica y de un compromiso con la democracia. Es por esto que el fortalecimiento institucional y la modernización de las instituciones, con un enfoque en resultados concretos y poniendo al ciudadano al centro, es primordial para cualquier Gobierno de las Américas, al igual que la construcción de espacios de encuentro, interacción y trabajo conjunto entre autoridades,  funcionarios públicos y ciudadanos. Éste es un rol que viene cumpliendo la OEA, como foro político del hemisferio y punto de encuentro de todos los gobiernos, que se abre a participación de todos los actores sociales para tratar los temas esenciales en favor de la profundización de la democracia en nuestra región.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios