Miguel Rojas Mix y su América imaginaria

Un intelectual inquieto y preciosista que se abocó a la tarea de ir tras esos mitos y sueños, que forjaron los europeos desde antes de salir en sus carabelas.
domingo, 9 de octubre de 2016 · 00:00
Vivian Lavín, periodista chilena
 
Explica Miguel Rojas Mix, que la primera descripción de los habitantes de las tierras americanas, a escasos cuatro años de la llegada de Colón, era así: "… Estos hombres no eran altos, pero bien formados, reían con gusto y eran de buena disposición, confiados y aquiescentes, de inteligencia considerable, de color azul y de cabeza cuadrada”. A partir de esto, los relatos de los aborígenes y de las tierras donde vivían fueron adquiriendo ribetes fantásticos que hoy producen risa, pero cuyas consecuencias, no son nada de graciosas. 
 
La noción del buen salvaje por tanto tiempo acuñada en Europa se encontró en América con una especie diferente a la modelada en sus mentes debido al desconocimiento que fue poblado por mitos y fantasías. "La América que se descubría parecía estar hecha a la medida de los sueños europeos. En el Nuevo Mundo se daban cita todos los mitos (…) Confluían el Paraíso,Ofir y El Dorado. Colón creía haber descubierto el lugar físico del Edén y Durero y Rubens poníanse al paso de la modernidad introduciendo un papagayo entre Adán y Eva. Ave que, por bella y lenguaraz, parece ser el símbolo de un pecado de frivolidad que desde entonces se le imputa a América”, escribe este intelectual en su espléndido libro América imaginaria, una tarea que emprendieron de manera conjunta dos editoriales, Erdosain y Pehuén, para darle un mejor destino que el simple olvido a una obra que ya era inencontrable desde su edición primera en 1992.
 
Miguel Rojas Mix está radicado en Europa desde el Golpe de Estado de 1973, hasta donde partió con sus títulos de licenciado en derecho y profesor de Estado de Historia en la Universidad de Chile, bajo el brazo. En el viejo continente, desarrolló una destacada carrera académica como doctor en Filosofía en la Universidad de Köln (Alemania) y Doctor de estado "ès lettres” en la Universidad de la Sorbonne.  Un intelectual inquieto y preciosista que se abocó a la tarea de ir tras esos mitos y sueños, que forjaron los europeos desde antes de salir en sus carabelas. Las estudió y buscó con especial pasión las imágenes, sean dibujos, mapas, libros…todo lo que pudiera representar ese imaginario creado a partir de lo desconocido.
 
Así, por ejemplo, los mapas con que se representaba al mundo conocido y más allá incluían no sólo referencias geográficas, sino también a sirenas y hasta al Anticristo, como lo muestra el Atlas Catalán de 1375. El plano que habría usado Colón, sin embargo, sería menos ilustrativo. A partir de entonces, sin embargo, es que seguramente debido al encantamiento que les produjeron a los europeos los habitantes y animales de estas tierras, que las cartas de navegación del XVI "se interesan más en representar las historias y leyendas que en situar los lugares o consignar los nombres geográficos”, dice este escritor e historiador chileno.
 
América Imaginaria es una obra de gran envergadura investigativa y espectacular factura, donde registra lo que se decía y cómo se representaba al Nuevo Mundo y sus habitantes desde antes del su llegada a nuestro continente hasta el siglo XVIII, con "la historia de los decires y su imagen”. Es esa otra historia vista desde Europa, que bien podría llamarse Exoticorum, que es la palabra acuñada en siglo XVII para referirse a "los libros que tratan de seres que no eran europeos”. Lo exótico, como el mismo Rojas Mix desarrolla, fue primero todo lo americano pero la etnografía moderna, como es de esperar, es un apelativo que también nosotros podemos decir de lo europeo…y vaya que tenemos material. Uno de esos aspectos de la cultura y de la gente que habita ese continente, extraño y tan lejano de lo que somos, sería, por ejemplo, regalarle a un niño un libro como este. Nos parecería un despropósito que esas manitos torpes de niños americanos pudieran recibir como regalo un libro como este porque  no lo entenderían y podrían ensuciarlo. A diferencia de una madre o un padre europeos que, lo más probable, es que encontrarían en esta espléndida edición de América Imaginaria de Miguel Rojas Mix la posibilidad de hablar de historia con su hijo y de disfrutar de su iconografía llena de dibujos de animales fantásticos y paisajes que habitaban en la imaginación y que aún perduran… 
 
Este libro sin embargo, fue totalmente realizado en Chile y corresponde a un esfuerzo que resulta conmovedor cuando se trata de una joya que sus editores, apoyados por el Estado, ponen a disposición del público chileno. Así se entiende lo que dice la editorial Erdosain sobre su trabajo: "Quisiéramos tanto que nuestros libros desequilibren, al menos en el corazón y mente del lector, la dualidad político-religiosa que rige nuestras vidas; que devengan, como escribió Kafka en una carta, «el hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro»…”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Otras Noticias