POST- IT

domingo, 20 de noviembre de 2016 · 00:00
Antes, mejor
La vieja Superintendencia de Aguas anticipó que La Paz podía quedarse sin agua si no se invertía en infraestructura y represas. Tras 10 años de gestión masista, las inversiones no llegaron. Da la impresión de que el viejo sistema funcionaba mejor que el actual.

La culpa del agua
Si los funcionarios de EPSAS no anticiparon la falta de agua, son incapaces, y quien los designó hizo una mala elección. Si EPSAS solicitó invertir y no recibió autorización para hacerlo, los jefes son culpables. En ambos casos la responsabilidad recae en el Gobierno.

Pierde plata
El teleférico pierde casi 20 millones de dólares al año, principalmente por gastos de depreciación. Esto quiere decir que  no habrá dinero para reponer equipos cuando terminen su vida útil. Una vez más se demuestra que las prácticas de los gerentes masistas son cuestionables.

Cena Red Bull Dakar
Red Bull ha contratado el restaurante Factory en exclusiva para una cena a la que asistirán los principales pilotos del Dakar cuando pase por La Paz. El menú  consistirá en pasta y ensalada, principalmente, para compensar el alto consumo calórico de los pilotos.

Gastos reservados
Mientras el Vice acusaba a Carlos Mesa por gastos reservados efectuados durante su gobierno, los mismos que fueron fiscalizados de acuerdo con ley, la denuncia de una diputada parece demostrar que el MAS también efectúa gastos reservados, sólo que con otro nombre y sin fiscalización.

Tren bioceánico
El presidente brasileño Michel Temer  condicionó el paso del tren bioceánico por Bolivia al respeto de libertades en el país. La antipatía que parece sentir Temer hacia Evo y el populismo es evidente y contrasta con la actitud complaciente que tenía Lula hacia el masismo.

Falta de confianza
Evo dijo: "Yo no estoy preparado para irme a casa”, y posiblemente nunca lo estuvo, a pesar de que en reiteradas oportunidades afirmó lo contrario. Esta doble actitud explica por qué cerca del 60% de la población confía poco o nada en el Presidente, según una encuesta.

¡Exigimos contraparte!
Muchos altos funcionarios del Gobierno se niegan sistemáticamente a responder a las requisitorias de contraparte que les formula Página Siete cuando se les plantea temas delicados, pero pegan el grito al cielo -"¡Exigimos contraparte”- después de que se publica la información e incluso tienen el desparpajo de amenazar con demandas legales.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

68
2