Entrevista

“Debemos dotar a la gestión pública de institucionalidad”

Katia Uriona, presidenta del Tribunal Supremo Electoral, conversa sobre su llegada al TSE y la necesidad de construir institucionalidad.
domingo, 11 de diciembre de 2016 · 02:00
Pablo Peralta Miranda   Periodista

 

 "Debemos dotar a la gestión pública de institucionalidad”, afirma Katia Uriona, presidenta del Tribunal  Supremo Electoral Plurinacional.  "Y la institucionalidad tiene que ver, en nuestro caso, con poder generar una serie de procedimientos y procesos que, enmarcados en la norma, nos permitan también ir generando condiciones de estándares de gestión que sean medibles a nivel internacional”, agrega la autoridad.

 Las expresiones retratan  la visión de  Uriona y el proceso de transformaciones que impulsa  al frente del TSE. No es una tarea fácil.  La anterior dirección de esa instancia fue cuestionada  de estar alineada  al oficialismo.

En esta entrevista, la presidenta del TSE habla de su llegada a esta entidad, lo que encontró, lo que cuesta más revertir en cuanto a imagen, entre otros detalles.

Entre los desafíos, Uriona  anota  un proyecto novedoso: la implementación de un observatorio de paridad democrática. "Tiene como objetivo ir dando cuenta no sólo de los datos, sino de investigaciones específicas respecto a la participación políticas de las mujeres, tanto en los espacios de representación como en los partidos y organizaciones políticas”, adelanta. 

¿Qué le  motivó a postularse para ser autoridad del TSE? 

En un momento, como movimiento de mujeres de manera articulada, habíamos venido trabajando para la incorporación del criterio del enfoque, del criterio de paridad en la representación política.

Entonces, estuvimos movilizadas, tanto en lo que era la aprobación de la ley electoral para garantizar la representación de mujeres en los espacios de elección y también lo que fue el proceso constituyente para incorporar, por ejemplo, principios de representación en condiciones de igualdad para hombres y mujeres; y luego se planteó como un momento, también como un desafío, propuesto por diversas actoras del movimiento de  mujeres para que pudiera postular yo   este espacio y, bueno, pasé todas las etapas propiamente de la convocatoria, el examen y todos estos requisitos y posteriormente, bueno, ya pasé a conformar lo que fue la designación de vocales  para la conformación del nuevo tribunal con la enorme responsabilidad de trabajar y devolver  -que fue además un compromiso que asumimos-   la confianza, trabajar en mecanismos que garanticen transparencia y trabajar sobre todo en el fortalecimiento del Órgano Electoral como parte de uno de los poderes públicos... además la más reciente creación en el ejercicio propiamente de los órganos del Estado en nuestro país.

Cuándo llegas al TSE ¿con qué te encuentras?

Yo creo que se encuentra una frágil institucionalidad y una falta de cohesión de la actuación del órgano en su conjunto, con coherencia normativa, administrativa de procesos, con la necesidad de afianzar las capacidades, los procedimientos, los sistemas... Y no quisiera yo pecar en este sentido, que cada que llega una autoridad cree que todo está reiniciando, sino como decir    que encontramos que necesitamos avanzar y mejorar; y, por supuesto, una frágil institucionalidad no genera condiciones de una gestión que permite garantizar todos estos elementos que hacen a la confianza, a la transparencia  y a la independencia.

Recalco mucho que estamos en proceso de construcción de todos estos elementos, alcanzando ya los pasos, las rutas definidas; para estos desafíos digamos que están vinculados a los objetivos que nos hemos planteado en un nuevo plan institucional, una nueva estrategia institucional (...). 

En cuestión de imagen ¿Qué ha sido lo que ha costado más revertir?

Todavía hay una cultura institucional que muchas veces reproduce prácticas en términos de gestión, que son poco proactivas a generar cambios institucionales, a generar competencias basadas en la eliminación de las brechas... Esto es paradójico, la gestión pública no ha estado tradicionalmente asociada a calidad, a mejoras permanentes de procesos, de resultados, y no es un tecnicismo. O sea, es una política institucional que debería acompañar y esto cuesta mucho cambiar, mover y  modificar.

¿Cuál dirías que ha sido el examen que rindió el TSE en esta nueva época que lideras? 

Ha sido el referéndum. Yo tengo una fuerte convicción en garantizar el sistema de transmisión rápida de actas porque es un elemento medible, tangible, constatable para la población. 

Quisiera alcanzar, ya me queda poco tiempo, pero vamos a seguir en una función colectiva. Estos procesos de reestructuración institucional, que le den esta fortaleza al Órgano, toma más tiempo del que habría yo previsto. 

Y lo otro que tiene  que ver con mi militancia propiamente es que podamos ampliar los márgenes de la democracia paritaria, que cualifiquen la representación de las mujeres para construir un sistema que transforme las relaciones de poder entre hombres y mujeres. 

Es casi un testimonio común: todas las mujeres que estamos en espacios de representación  estamos participando en estructuras que no han modificado su práctica machista, patriarcal. Entonces, creo que ese es un compromiso que espero poder seguir aportando a construir. Es necesario democratizar las instituciones también. 

A los integrantes del anterior TSE se los cuestionaba porque supuestamente tenían ligazón  con el masismo. ¿Cómo viviste la relación con el poder político?

Nosotros, y diría de manera conjunta como sala, hemos asumido este compromiso de imparcialidad también y creo que eso tiene que ver con poder generar un diálogo con diferentes órganos del Estado sin que ninguno por un lado invada competencias sobre el otro y sin que ninguno, como poderes del Estado, pueda tener supremacía sobre el otro. Creo que eso es una convicción que estamos construyendo también desde la sala, y creo que esto nos va a permitir también ir fortaleciendo esta noción de relación con otros poderes que no sea subordinado.

El TSE prevé para el próximo año  la discusión sobre la nueva ley de partidos ¿Se viene una dura batalla? ¿Lo ve así? 

Yo no lo planteo como una batalla, eso lo quiero dejar muy bien sentado. En realidad el desafío es que la  construcción de una propuesta de organizaciones políticas alcance los más altos consensos entre todos los actores políticos. 

Aun si existieran diferencias y puntos de vistas encontrados, tenemos que encontrar como valor democrático un debate, una construcción de consenso sobre el reconocimiento de la diferencia (...).  

Queremos que el debate se dé sobre actores políticos, plurales, porque las opiniones diferentes hacen a la búsqueda de acuerdos y consensos que esperamos se plasmen en la ley.

Paso siguiente: este proceso tiene que estar en diálogo y articulación con la Asamblea Legislativa, que es la instancia encargada de su aprobación... Entonces, esperamos que ese diálogo también sumen. Vamos a convocar, por supuesto, a todos y todas los actores de estas instancias en los niveles departamentales, en el nivel nacional, para tener una -esperamos- construcción y un consenso hacia la propuesta.

¿Tienen previsto estudios respecto a esto?

Estamos trabajando en todo lo que hace a la legislación comparada, todo lo que hace a las propuestas anteriores, que también se discutieron años atrás. Estamos trabajando todos los elementos que hacen a la composición de los sistemas democráticos vinculados a estas formas de democracia en el país, que tienen que tener un correlato en la nueva ley que se proponga y estos ejes que estamos trabajando  van a ser puestos en consideración del próximo año de todos los actores para que podamos alimentar, cambiar, proponer para llegar a una propuesta final.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
6