La formación de jugadores

¿Indiferencia del Estado?

domingo, 10 de abril de 2016 · 00:00
Juan C. Costas,  periodista

El problema del fútbol radica, como generalmente en todo tipo de problema, en la cabeza, en la propia Federación Boliviana de Fútbol, que, primero, no tiene el control absoluto sobre el fútbol; segundo, no tiene ningún plan, ninguna planificación, ninguna política de formación de nuevas generaciones de futbolistas. 
 
No tiene ni siquiera la mínima proposición para hacer cursos de actualización a los árbitros y mejorar el arbitraje. No hay campeonatos de fútbol juvenil sostenibles; los poquísimos que existen se deben única y exclusivamente a iniciativas de tipo personal o de algunos clubes; pero tras la desaparición de las academias  Tahuichi Aguilera y Enrique Happ no hay absolutamente ningún centro, por lo menos continuo, de formación de jugadores. Entonces al no tener formación de jugadores, los clubes que están debatiéndose en la pobreza franciscana más evidente  no tienen  los mínimos recursos para dedicarse a formar jugadores en divisiones inferiores. 
 
Yo creo que comienza la crisis en la Federación Boliviana de Fútbol, pero lo que me apena muchísimo es la indiferencia del Estado, porque el Estado bien podría crear unas tres escuelas en el eje central, cuando menos, que le permitan la formación de niños y jóvenes futbolistas. 
 
Y que no sea simplemente una acción benéfica, que el Estado pueda manejar lo que en otras partes es un negocio: la formación de jugadores juveniles, porque al formarse jugadores juveniles automáticamente se plantea un relevo en clubes de fútbol que tendrían que adquirir los derechos deportivos de los niños que se gradúen en estas escuelas y el Estado en lugar de perder dinero hasta podría ganarlo y cumpliría un rol importantísimo, cuál es la formación deportiva de la juventud. 
 
Esa, para mí, es la principal prioridad que debe encarar el fútbol boliviano.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios