Polémica

Aeropuerto de El Alto y el hub de Santa Cruz

Soria comenta que las decisiones erradas del Gobierno y la sobrecarga impositiva podrían hacer fracasar no sólo un hub sino también a El Alto.
domingo, 5 de junio de 2016 · 00:00
Marcelo Soria
presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Bolivia
 
El día sábado 21 de mayo, Página Siete publicó un artículo que hace referencia al  Aeropuerto de El Alto dejando saber que a nivel internacional  es considerado  uno de los  peores conectados en  América Latina. Uno de los entrevistados en esta nota  hizo una certera descripción de las limitaciones técnicas y geográficas que  hace poco atractivo operarlo; a ello se suma la carencia de políticas aeronáuticas que contrarresten estas limitaciones y, para el colmo, empeoran esta  situación planteando  proyectos de carácter eminentemente recaudador que terminarán con la actividad aérea del citado Aeropuerto y pondrán en riesgo el publicitado  hub  de Santa Cruz.
 
Usted, querido lector, se preguntará qué es lo que hace el Estado al respecto  e infelizmente debo decirle que nada positivo; es más,  hace exactamente lo contrario y como muestra detallo algunos ejemplos:

No hace mucho, uno de  los holdings de aerolíneas más grandes  de Latinoamérica obtuvo el permiso  de operación de la Dirección General de Aeronáutica Civil para una de sus aerolíneas afiliadas; sin embargo, la Autoridad de Transporte y Telecomunicaciones le otorgó el permiso de comercializar después de un año, con la condición de que otra de las aerolíneas del mismo holding cesase sus operaciones en Bolivia, argumentando que no podían operar tres empresas del mismo holding en las mismas rutas, además porque una empresa boliviana tenía intención de operar también en dichas rutas. Es decir, que para que ingrese una aerolínea, tuvo que dejar de volar la otra, pese a que todas eran de países miembros de la Comunidad Andina de Naciones y éstas, en todo caso deberían tener un tratamiento especial y preferente. 
 
SABSA, que en La Paz tiene un aeropuerto indudablemente vistoso por fuera, pero con una realidad triste por dentro, donde sólo hay un apestoso  baño por piso para los usuarios que pagan 25 dólares americanos  por vuelo internacional o 15 bolivianos por un viaje nacional y donde para pasar por migración el viajero experimenta la lamentable condición de transitar por pisos en completo estado de abandono en los que no fuimos capaces ni de poner una alfombra decente para tapar los huecos y la falta de mosaicos. Sin embargo, SABSA continúa incrementando periódicamente  los precios de alquileres y servicios  a extremos que las aerolíneas deben cuestionarse permanentemente  a qué se debe el motivo de tan injustificados aumentos.
 
Aduana Nacional, que durante muchos meses multaba con fuertes sumas (mayores a las que aplican a los contrabandistas)  diariamente a las aerolíneas internacionales por no cumplir con requerimientos "Made in Bolivia”  muy alejados de la realidad global como los que utilizan todas las aerolíneas IATA y que, por supuesto, les era imposible de cumplir, determinó que a fines del año pasado ocurriera algo insólito en el mundo: las aerolíneas internacionales dispuestas a hacer paros escalonados en defensa de sus intereses y con la seria amenaza de abandonar sus operaciones en el país. 
 
El ISAE (Impuesto a las Salidas Al Exterior) fue originalmente creado para promover el turismo en Bolivia y actualmente tiene un costo de 47 dólares americanos por cada vez que el usuario boliviano quiera salir del país, lo que desde ya se constituye en un precio alto que desmotiva la compra de boletos aéreos, amén de ser un cobro dirigido, discriminatorio y bajo ningún punto de vista universal. A pesar de lo mencionado anteriormente, irónicamente tengo en mi poder un proyecto de ley  que ya se encuentra en Udape, que busca generar aún más recursos para el Estado a través del ISAE; motivo por el que se está proponiendo hacerlo porcentual (8%) respecto al precio del boleto y que si consideramos que un pasaje  promedio internacional está en 800 dólares americanos, el ISAE se incrementaría a 64 dólares. Como de costumbre en nuestro medio, el sector que lo genera no ha visto beneficio alguno y menos sus usuarios, de quienes ya me compadezco si es que les toca cruzar océanos y/o continentes, puesto que, para economizar, tendrán que adquirir dos boletos, uno para salir al país más próximo y el otro para su vuelo largo desde ese país; el mismo que se beneficiará de los impuestos que genere esa compra, aunque se la haya hecho desde otro país ya que ésa es la regla en el rubro, y en este caso el país perderá montos mucho más significativos al no cobrar lo que hubiera correspondido por el pago de impuestos del pasaje completo.
 
Existen proyectos de creación de nuevas tasas que afectarían al transporte aéreo, es decir, que desde hace algún tiempo se está tratando de incluir en los boletos aéreos una "Tasa Migratoria” para que el usuario pague los gastos de tener personal de migración, supliendo una obligación que en cualquier parte del mundo es del Estado y, además, una "Tasa de Promoción Turística”, supuestamente, para promover el turismo hacia y desde el país.
 
En caso de prosperar estos insólitos intentos, creo que definitivamente será tan caro volar, que probablemente haya que reducir el tamaño de los aeropuertos, en lugar de ampliarlos como ahora se pretende hacer.

En resumen, con las cosas como están, el Aeropuerto Internacional de El Alto mantendrá seguramente su penúltimo lugar de Latinoamérica  por mucho tiempo y me pregunto, seriamente, si es que no estamos construyendo un elefante blanco al que ya le hemos dado el nombre de hub  o  Centro de Conexiones Aéreas en Santa Cruz, sin tomar en cuenta que aunque el aeropuerto sea inmenso o tenga las más cómodas y modernas facilidades, el  hub lo hacen las aerolíneas que son las que deciden operar o no en una estación aérea, transportando sus pasajeros y su carga. Sin embargo, las mismas necesitan políticas adecuadas que les permitan, en todo caso, por lo menos incrementar su frecuencia de vuelos a este país y obtener por ello utilidades razonables que hagan atractiva su operación.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

69
1

Comentarios