Análisis

Juntas vecinales en crisis

Las juntas vecinales terminaron como instrumentos políticos del partido de Gobierno, dice el autor.
domingo, 5 de junio de 2016 · 00:00
Humber  Velasquez T.
politólogo

 

Las juntas vecinales terminaron como instrumentos políticos del partido de Gobierno y  partidos de la oposición y  los representantes que dejaron de lado los intereses de los vecinos para representar los intereses de los partidos políticos. Para entender esta crisis de representatividad en La Paz y El Alto habría al menos cinco razones:

1. Desestructuración entre periferia y centro. Existe la ideas  de que los vecinos de las periferias se encuentran mejor organizados que los vecinos del centro (Sopocachi, Miraflores), y esto porque las necesidades de la periferia son mayores que las necesidades de los vecinos del centro. Por ejemplo: demandar mayor iluminación o seguridad ciudadana, etc. Entonces  no existe una estructura de articulación entre periferia y centro. Sin embargo, El Alto pareciera tener una sola estructura vecinal muy bien articulada pero con problemas de representatividad.

2. Representatividad ilegítima. El mayor problema de las juntas vecinales son sus representantes que en la mayoría de los casos son ilegítimos al no lograr consolidarse institucionalmente. La consecuencia son divisiones, ya que en una determinada zona, barrio, puede haber dos máximos dirigentes con intereses contrapuestos en desmedro de los intereses de los vecinos. En otros casos, los vecinos no conocen a sus representantes. El problema es que la elección del dirigente vecinal es a través de una "junta” que se torna cerrada con poca convocatoria. 
 
3. La poca institucionalidad. La vulneración a los estatutos orgánicos de la Fejuve (Federación de Juntas Vecinales) de El Alto y de La Paz con los constantes "golpes institucionales” les resta validez a estas organizaciones. Este escenario se ve a menudo en la ciudad de El Alto, donde el representante de las juntas vecinales no tiene poder de decisión y la poca legitimidad que tiene hace que la gestión se trunque.  Hablar de institucionalidad es hablar del respeto de las normas, de la transparencia del carácter vinculante que debe estar por encima de los intereses personales y políticos.
 
4. Las pugnas de poder al calor político. La desgracia de las juntas vecinales que nacen por el desprendimiento de los vecinos de barrio o de zona,  fue el haberse contaminado de los colores de los partidos políticos y son precisamente los dirigentes que fueron tentados por el poder a través del clientelismo político y del prebendalismo. Estos dirigentes se fijaron más en sus intereses personales que en las necesidades de los vecinos. Ciertos dirigentes culpan al MAS por dividir a los vecinos en El Alto y La Paz y luego el alcalde Luis Revilla termina dividiendo aún más a los vecinos de La Paz. Por último, es la alcaldesa Soledad Chapetón que termina restando legitimidad a la Fejuve de El Alto, al visibilizar su crisis institucional. 
 
5. Las mismas roscas y la falta de renovación. Muchas roscas dirigenciales se quedan en sus cargos y es difícil que abran espacios a nuevas generaciones.  Debe haber un nuevo  desprendimiento para conformar una junta vecinal desde el barrio, la zona donde se reside en pos de mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía y en desmedro de los intereses políticos que tanto daño hizo a las juntas vecinales.
  
La gran falencia de las juntas vecinales es que quedan sólo como una junta de individuos y no se consolidan como una verdadera organización. En este sentido son vulnerables ante los sindicatos de choferes, Gobierno central, departamental, municipal y también son manipulables por los intereses políticos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

64
5

Comentarios