“Bolivia está en una avanzada significativa”

domingo, 14 de agosto de 2016 · 00:00
Sun-Ah Kim Suh,   representante de Unicef en Bolivia

Cada país tiene sus niveles de progreso sobre la comprensión sobre la noción de violencia como un fenómeno aceptable o no aceptable. Creo que Bolivia ha tenido, si es que lo medimos, a través de sus progresos en materia legal, en materia de instrumentos institucionales, Bolivia está en una avanzada significativa.

Como decían algunos colegas, y en las reuniones que hemos sostenido con diferentes autoridades del Gobierno, lo que se ha visto es que Bolivia es uno de los nueve países en la región que ha incorporado dentro del código de la niñez, así como en la Constitución, la prohibición de toda forma de violencia contra los niños, niñas y adolescentes. 

Entonces,  en ese sentido forma parte del grupo de países selectos que ha avanzado significativamente en reconocer legalmente e institucionalmente el fenómeno de violencia como algo no aceptable. 

Si hablamos en materia de la noción general, cultural, sobre ese tema, yo creo que tanto Bolivia como en muchos países ése es el desafío que creo que está pendiente en América Latina o en varios países de mundo y es que como lo han dicho los colegas, el tema de violencia no se resuelve solamente con una varita mágica de una ley o mecanismos institucionales que instauremos. 

Tiene que ser un compromiso tanto de la familia, de la comunidad, de la sociedad en general, así como del Estado para asegurar su eliminación progresiva; y este compromiso sólo se refleja si es que hay una asunción muy clara, como norma social, en toda sociedad boliviana de que la violencia sexual contra una niña o el tema de que un niño sea víctima de trata o tráfico, o que un profesor utilice su autoridad de manera indebida para poder  manipular y controlar a los niños o castigo físico corporal, que ninguna forma de violencia es aceptable ni tolerable.

Entonces, si la sociedad de manera cultural y como norma cultural adopta eso, probablemente, tendremos cambios mucho más contundentes en términos de implementación de las leyes, en términos de cambios de prácticas institucionales y el reforzamiento también de la sociedad en general para eliminar la violencia.

Y creo que es importante mencionar que dentro de los avances que Bolivia ha tenido está la aprobación y vigencia el Código de la niñez y adolescencia a partir de 2014, la Ley 548. Cuando una mira esta ley, una puede encontrar que es muy progresista y que incorpora los principios de la Convención y de los diferentes instrumentos internacionales.
 
El desafío por supuesto está en que esta ley sea implementada. Y creo que ahí una de las primeras limitantes para la implementación de esta ley es la falta de recursos. Creo que en el país existe un esfuerzo real y la voluntad política de hacer que esta ley sea efectiva y que sea un mecanismo operativo concreto que haga cambios precisos en la vida de los niños, niñas y adolescentes, pero existe esta limitante de tener que pensar en cómo asignamos más recursos para que esta ley pueda ser implementada.

Comentarios