POST- IT

domingo, 21 de agosto de 2016 · 00:00
Toto y Jimmy
Toto Arévalo y Jimmy Iturri fueron claves para convencer al Gobierno de que renueve licencias de radio y televisión. Pero el 2019, año electoral, los medios tendrán que obtener una nueva renovación y estarán presionados a autocensurarse, ante el riesgo de una clausura.

Pérdida total
La sequía en el oriente ha generado una pérdida del 80% de los cultivos de trigo y el 20% restante está lleno de gusanos. Una parte del problema pudo haberse evitado si el Gobierno autorizaba el uso de transgénicos, pero no lo hizo.

Pro chileno
El "altamente creíble” ministro Quintana acusó de prochileno a Página Siete, pero nuestros titulares y editoriales demuestran lo contrario. Gente como Carlos Mesa o Héctor Arce Zaconeta no escribirían en este medio si dudaran de nuestro compromiso con la causa marítima.

¿Zapata inocente?
A la Fiscalía le será difícil convencer que Gabriela Zapata es inocente de cuatro delitos, entre ellos enriquecimiento ilícito, cuando la dama movió más de medio millón de dólares en su cuenta personal. El 79% de la población cree que Zapata se benefició con tráfico de influencias.

Armas del imperio
Evo afirmó que los medios y redes sociales son armas del imperio y seguramente preferiría que no existieran. Un estadista dijo que prefería la bulla de la libertad de expresión al silencio de las dictaduras. Eso de que el imperio tiene la culpa de todo, ya nadie lo cree.

Movimientos sociales
Los movimientos sociales fueron determinantes para el ascenso del MAS al poder y en el proceso, se empoderaron. Ahora, en plena crisis económica, dichos movimientos exigen al Gobierno una serie de prebendas a las que no puede acceder, y esto parece sólo el principio.

Menos ingresos
La caída de ingresos del Estado afecta a todos los ciudadanos. La alcaldía de La Paz dispondrá este año de un 20% menos de ingresos que el año pasado. Es un milagro que no se haya notado un deterioro en los servicios que provee el municipio. 

Juegos Olímpicos
Quizás la cercanía con Río de Janeiro ha hecho que vivamos estos Juegos Olímpicos con mayor intensidad. Pero, también esa distancia no permite ver nuestra pobreza deportiva. Prácticamente ningún país de la región está peor que Bolivia. La pregunta es: ¿sirve tanto estadio sino hay entrenadores ni políticas serias de apoyo al deporte?
3
1

Comentarios