Entrevista a Ginna Morelo

“Las historias de datos tienen que ver con la gente”

Entrevista con la editora de la Unidad de Datos del periódico El Tiempo y presidenta de Consejo de Redacción, organización que promueve el periodismo de investigación en Colombia.
domingo, 07 de agosto de 2016 · 00:00
Miriam Jemio periodista

 

Lleva tres años liderando la Unidad de Datos del periódico El Tiempo de Colombia, su tierra. Dice que es ante todo periodista de investigación. Varios de sus reportajes fueron galardonados; el último sobre los desaparecidos en Colombia y México, realizado de manera conjunta con periodistas de El Universal, recibió el Premio Ortega y Gasset de Periodismo. La profesora Ginna Morelo, apasionada por las historias de carne y hueso que están detrás de los datos, habla del desafío para la profesión en la era digital. El encuentro con ella fue en el taller que dictó con la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano: "Datos que cambian entornos.  Cómo cubrir el cambio climático y otros desafíos ambientales”. 

Siempre usamos los datos en las investigaciones, entonces ¿qué es lo nuevo del periodismo de datos?
Todos los periodistas buscamos datos, la diferencia es que aquí no vamos a buscar cinco o diez sino miles o millones de datos y de una manera estructural. Es buscar un gran volumen de datos con un planteamiento previo, planificado, y  a partir de allí analizar esa realidad con un foco y una profundidad sustentada en los datos. Esa es la diferencia. Son las mismas técnicas de búsqueda, sólo que ahora se necesita ese documento en Excel y los datos no de uno, sino de hace diez años atrás. Eso te lo complejiza más, pero es parte de la técnica de investigación en periodismo.

Esta forma de investigar toma fuerza con el periodismo digital ¿cierto?

Sí, sin duda alguna. Con el internet tenemos un mundo de información, entonces la pregunta es cómo accedemos y cómo hacemos las búsquedas efectivas en ese mundo, y cuando logramos eso extraemos muchos datos y los organizamos. Se fortalece la tendencia al uso de datos cuando hablamos de periodismo digital y de cómo utilizamos esa "floresta” -de la que habla el profesor (brasileño) Rosental Alves- para manejar ese escenario digital en nuestro beneficio como periodistas y darle mayor foco a nuestros trabajos.

El periodismo de datos que tú planteas se enfoca en la gente, ¿cómo lo haces?

Yo creo en las historias que están en los datos y tienen que ver con la gente. El periodismo de datos tiene que ver con la gente y con los números, por muchas razones. Me quedo con dos: queremos que la gente comprenda y no que sólo se asombre, y también queremos que los protagonistas de esos números estén de viva voz en los relatos para que puedan involucrar a la ciudadanía en el cambio, en las transformaciones.

Los estadísticos no han conseguido más que catapultarnos hacia una información incomprensible. Los periodistas somos traductores de realidades y vamos a darnos la mano con estos "duros” (estadísticos) y nosotros que somos "duros” en lo nuestro, y el foco es la gente.

Es evidente que el periodista ya no es la estrella, el periodismo digital y de datos son escenarios que requieren de la colaboración de otros profesionales. ¿Qué dices al respecto?

Yo siempre recuerdo la frase de la periodista Giannina Segnini, cuando recibió el Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabriel García Márquez dijo: este no es un periodismo de lobo solitario. Yo le agrego a eso que este ya no es un periodismo de estrellas, es ahora colaborativo e interdisciplinario. Es compartir los conocimientos y crear nuevas plataformas para facilitar a la audiencia la comprensión de los hechos.

Me arriesgo a decir que venimos de Truman Capote y el nuevo periodismo norteamericano, y ahora estamos frente a un nuevo periodismo en el mundo, en el que nos ha situado el uso de las tecnologías, pero no de manera individual sino colaborativa y en grupo.

 La mayoría de los medios tiene limitaciones económicas para armar equipos, buscan un periodista "todólogo” que investigue, haga minería de datos, analice e inclusive visualice, y  también que sea community manager.
 
¿Qué hacer frente a eso, esperar a que tengan recursos o convertirse voluntariamente en esclavos?

Los medios atraviesan una crisis tenaz, tardó en llegar a Latinoamérica pero llegó. Es una realidad incambiable. ¿Cómo trabajamos con esa realidad sin aburrirnos? Tenemos que empezar a aprender muchas cosas. Ahí entra esa palabra -que me la copiaré de ti, tenemos que convertirnos en "todólogos”, saber un poco más de otras cosas porque de alguna manera nos toca hacerlas para estar vigentes en este mundo del periodismo.

También se pueden crear fórmulas, como juntarse con las universidades para mostrar sus potencialidades para producir nuevas cosas. Volverse versátil y creativo, experimentar nuevas formas y descubrirlas para que no te toque hacerlo todo, porque ya es bastante con investigar y contrastar. Hay que ver cómo sobrevivir en esta hora de cambio y crisis.

A eso se suma que lo digital obliga a la capacitación permanente…

Sí, los periodistas estamos en proceso de autoformación, es la tendencia. El medio tiene menos recursos y yo tengo que subsistir. Con esto de los datos, del periodismo digital, te volviste esclavo, permanentemente debes estar estudiando. Acá nada se detiene. Acabo de explicarles las herramientas a 2016, estoy segura que en tres meses ya Tableau (software para el análisis de datos), por ejemplo, tendrá tres nuevas cosas. Es agotador y genial al mismo tiempo.

El periodismo de datos no es exclusivo del digital, ¿qué recomiendas hacer para el papel?

Mi recomendación es: exploremos el mundo digital que es inacabable. Procuremos crear nuestros propios ejercicios para llevarlo al papel, porque el periodismo de datos no es exclusivo de lo multimedia, no. Esto puede involucrar muchas plataformas y el papel es una de ellas que está llamada a transformarse a nuevas miradas, que van a profundizar el contenido que das a tu audiencia.

 

Valorar noticia

Comentarios