Retrospectiva y proyección

El 14-2 de La Haya, un año después

El 24 de septiembre de 2015, la Corte Internacional de Justicia rechazó el recurso de excepción planteado por Chile y se declaró competente para tratar la demanda marítima. ¿Qué pasó después de aquel hito?
domingo, 25 de septiembre de 2016 · 00:00
Pablo Peralta Miranda  Periodista

 

 Hace un año, por 14 votos contra dos,  la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya  rechazó  la objeción chilena y se declaró competente para tratar la demanda marítima. Aquella resolución  marcó  un hito en Bolivia.  

Mientras en el país   aún no se terminaba de  celebrar,  en Chile  Felipe Bulnes dejaba  el cargo de agente y el destacado periodista chileno Tomás Mosciatti  opinaba lo siguiente: "El juicio de ahora en adelante se desarrolla de acuerdo a la lógica boliviana… Por eso hay una gran derrota chilena”.  

Desde entonces ocurrieron varios acontecimientos, que se  pueden resumir   en al menos seis puntos: 1) El plan  Insulza, 2) Bolivia  y  una etapa más  jurídica; 3) La demanda de Chile por las aguas del Silala; 4) El viaje de la comisión nacional  a los puertos de Arica y Antofagasta; 5) El cruce  de declaraciones entre autoridades de ambos países, con Twitter como plataforma; y 6) Los pedidos de diálogo de Bolivia. 

Una nueva etapa 

La Moneda empezó a desplegar una nueva estrategia desde que José Miguel Insulza, exsecretario general de la Organización de los Estados Americanos, reemplazó como agente a Bulnes. La revista Qué pasa publicó el 24 de diciembre de 2015  El plan Insulza, un reportaje en el que  se da a conocer que la nueva estrategia chilena busca, entre otros objetivos,  posicionar la idea de que la demanda boliviana no tiene respaldo en el mundo.

 El artículo también indica que ese Estado   busca, además de ganar el juicio,   "mantener adecuadamente la imagen de Chile en el mundo” e "impulsar un reforzamiento territorial en la zona norte”. 

   La Cancillería chilena  tiene un portal en internet, que se denomina  Chile ante La Haya. En este espacio, entre otras cosas, se difunden  noticias y otros productos comunicacionales. Entre los ejes discursivos que predominan en las notas de  prensa están: 1) El supuesto apoyo que Chile va consiguiendo de países hacia su postura de que el tema es estrictamente  bilateral; y  2) La presencia de las autoridades chilenas en regiones del norte  de ese país.  

¿Etapa más jurídica?

En febrero, desde el Gobierno nacional surgió un  criterio sobre la vocería de la causa: que Bolivia no tiene un vocero (el expresidente Carlos D. Mesa), sino que todos los exmandatarios son difusores  de la causa marítima.   El 11 de febrero, el presidente Evo Morales declaró lo siguiente al respecto:  "No solamente tenemos un vocero, todos los expresidentes son nuestros voceros”.  

Días después, el 24 de febrero,  el Jefe de Estado  acusó a Mesa de tener una "doble moral” y de buscar a costa de su imagen y del tema mar  una eventual candidatura presidencial. "A mí me dijo que nunca, nunca va a ser candidato, pero, estamos informados, usando al Evo y usando al mar  quiere ser candidato”, afirmó entonces el Primer Mandatario.

Fue el Procurador General del Estado, Héctor Arce, quien definió la etapa en la que se encuentra Bolivia, su causa y la vocería.  El 7 de marzo, la autoridad expresó:  "Hubo una serie de personas que han cumplido un rol importante en la etapa que tenían que cumplir ese rol”. Y agregó: "La Corte Internacional no falla sobre argumentos de difusión, argumentos políticos, ni argumentos académicos, sino falla sobre argumentos de derecho2. 

 Chile: ¿Insulza candidato?

Tras la designación de Insulza como agente surgieron resquemores en Chile sobre una eventual candidatura suya. Una de las voces que más se escucharon al respecto es la del  diputado Jorge Tarud, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores. 

En enero, Tarud pidió a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, revisar la designación de Insulza, debido a que -dijo entonces-  el agente estaba "dedicado a hablar de política interna como si fuese un dirigente de partido”.

Esta semana, el legislador cuestionó  la posición de  Insulza en la coyuntura actual chilena. "Desde el inicio expresamos preocupación por esta doble condición, entre agente y candidato, en consecuencia, evidentemente, eso confunde las cosas”, manifestó.

Sobre el tema, el 21 de agosto, Insulza aclaró :  "Estoy dispuesto a competir con cualquiera, si mi partido y la gente cree que hago una diferencia (...).  Algunos dicen que lo estoy pensando. Mi actitud es otra: Yo estoy disponible”.

 La demanda de Chile 

Pese a que Bolivia instruyó el 23 de marzo que se revisen alternativas legales para iniciar un segundo juicio contra Chile por el Silala, el 6 de junio, La Moneda presentó una causa contra el país ante la CIJ, en busca de que ese tribunal determine si el Silala es un río  internacional. 
Evo Morales, desde su cuenta en Twitter,  respondió:  "Si las autoridades de Chile tienen valores, deberían preguntar a La Haya a quién pertenecen los manantiales del Silala”. 

El Jefe de Estado, el 7 de junio, anunció la presentación de una contrademanda. "Bolivia va a presentar una contrademanda. ¿Por qué contrademanda? (Chile) ilegalmente se lleva nuestra agua, en términos populares, nos roban agua y nos demandan, ¿qué clase de vecino puede ser?”, manifestó en aquella oportunidad.

En la actualidad, tanto en el nivel subnacional como a nivel nacional,  se discuten varios proyectos para aprovechar el Silala. Entre las iniciativas que se debaten están construir un hotel, poblar la región e incluso  retomar emprendimientos que no se lograron consolidar, como el criadero de truchas o la embotelladora de agua. 

 Una visita a Chile 

Desde la primera semana de julio se anunció que una comisión nacional visitaría  los puertos de Arica y Antofagasta con el fin de verificar el maltrato que sufren los transportistas bolivianos. La comitiva, que estuvo liderada por el canciller David Choquehuanca, pisó suelo  chileno el 17 de julio. Incluso la delegación, en la última conferencia que brindó, entonó la Marcha Naval.   

"Que sepa el mundo de la violación que estamos sufriendo en este momento los bolivianos al libre tránsito... Si esto pasa con nosotros, ¿qué será con nuestros transportistas?”, denunció Choquehuanca el 18 de julio, luego que  funcionarios de la Terminal Puerto Arica negaran el ingreso de la delegación a esos predios (la comitiva logró ingresar  seis horas después).

Tras la polémica visita, la Cancillería chilena determinó   que las autoridades bolivianas que quieran ingresar a Chile deberán tramitar y presentar una visa en los puntos de migración.  
 
Morales respondió desde  Twitter: "La visa diplomática por parte de Chile es una política de escarmiento rencoroso y una actitud de distanciamiento diplomático”.

Diálogo, diálogo 

El último tiempo (entre agosto y  el mes en curso) estuvo marcado por una Bolivia que busca diálogo hasta por Twitter. El 21 de agosto, después de que se publicara una entrevista en la que Insulza anunció su disposición a ser candidato presidencial, Morales escribió en esa red social: "Si el hermano Insulza reconoce que hay temas pendientes entre Bolivia y Chile, ¿por qué no acepta el diálogo con el presidente Evo?”. Otro tuit que publicó fue: "¿O será que el hermano Insulza quiere dialogar de presidente a presidente y no como agente?”.

La respuesta de Insulza fue en el siguiente tenor  y también a través de Twitter:  "Presidente @evoespueblo: a Chile primero se le respeta y después se pide diálogo”.

El 14 de septiembre,  Morales ofreció diálogo a Chile "con plazos definidos y con garantes”, antes de que  La Haya emita un fallo a favor del país.  "No sólo estoy pensando en Bolivia, sino también en Chile. ¿Qué pasará si La Haya, estoy casi seguro, segurísimo, falla a favor de Bolivia?, ¿en qué va a quedar Chile? En vez de que pierda, así como perdió con Perú, mejor acordemos conjuntamente, dialoguemos, resolvamos este tema”. 

El pasado miércoles, el Jefe de Estado  pidió a Chile en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas poner fin al conflicto marítimo. El canciller chileno, Heraldo Muñoz, calificó aquello  como "una falta de respeto”  a la CIJ, donde se ventila  la demanda marítima. Al día siguiente desde su cuenta de Twitter, Morales escribió: "Faltar el respeto a la Corte Internacional de Justicia es desconocer su competencia en la solución pacífica de controversias”.

 

 

Proyección: los tres  escenarios de La Haya

Karen Longaric, profesora de Derecho Internacional en la Universidad Mayor de San Andrés, ensaya tres escenarios de posibles fallos de  la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde se ventila la demanda marítima.

 

No es tarea fácil pronunciarse sobre la orientación que tendrá el fallo que dictará la CIJ en el proceso judicial que involucra a Bolivia y Chile; más aún cuando se desconoce el contenido de documentos tan concluyentes como son  la memoria boliviana y la contramemoria chilena, los cuales  tienen carácter   reservado, conforme lo dispone el reglamento de la CIJ. 

Sin embargo, tomando en cuenta los fundamentos    jurídicos que sustentan  las respectivas  tesis de las partes litigantes, que en cierta forma se hicieron públicos a través del fallo  emitido por la Corte el 24 de septiembre de 29/15,   podríamos avizorar tres o más  escenarios. Me referiré a tres de ellos.

En el primer escenario y con base en los fundamentos jurídicos que expone Bolivia en su demanda, la Corte podría fallar "declarando que la naturaleza de  las  promesas realizadas por Chile, en sentido de negociar con Bolivia una salida soberana al océano Pacífico, ha derivado en  responsabilidad jurídica  para Chile y en consecuencia Chile debe  negociar un acuerdo que le otorgue a Bolivia  acceso soberano al mar”.  

Cabe hacer notar que en este  escenario será muy importante el carácter que la Corte dé a su fallo, que podría ser  facultativo o bien  obligatorio, respecto a Chile.

 

2 Otro escenario es un fallo favorable  a Chile, en el cual la CIJ podría declarar  "que la naturaleza de los acuerdos, la práctica diplomática y las declaraciones señalados en la demanda y en la memoria boliviana, no obligan a Chile a negociar un acuerdo que otorgue a  Bolivia un acceso soberano al mar”.

Este resultado sería dramático para Bolivia, por las siguientes razones: según el fallo  de la CIJ de fecha 24 de septiembre de 2015, que resolvió las excepciones planteadas por Chile,  Bolivia  declaró en obrados que no existe una disputa respecto a la validez del Tratado de Paz de 1904 y que no busca la revisión o anulación de ese tratado en el  juicio. En dicho fallo, la Corte dejó constancia que Bolivia no le pedía  que declare que tenía derecho a un acceso soberano al mar.
 
 Estas  afirmaciones realizadas ante el más importante tribunal internacional  contradicen los fundamentos y argumentos que siempre esgrimió Bolivia en su reclamo de una salida soberana al océano Pacífico,  reclamo desplegado a nivel internacional  en forma sistemática y sostenida desde 1920,  a partir de la  Primera Asamblea de la Liga de las Naciones, ocasión en la que denunciamos la odiosa imposición del  Tratado de 1904.

 

 

3Un tercer escenario sería un fallo atendiendo y armonizando las pretensiones de ambas partes,  basado en derecho,  no en equidad. En ese sentido la Corte podría fallar declarando que  "la naturaleza y alcance jurídico de  los acuerdos, la práctica diplomática y las declaraciones formulados por Chile, obligan a éste  a negociar con Bolivia un acuerdo que le otorgue  acceso soberano al mar. Que: en su  solicitud  Bolivia no pide a la CIJ que juzgue y declare que Bolivia tiene un derecho de acceso soberano al mar (párrafo 32 Sentencia 24.09.15), Bolivia tampoco pide a la Corte que se pronuncie sobre el estatus jurídico del Tratado de 1904 y ha manifestado que  no existe disputa respecto  a la validez del Tratado de 1904. En tal  sentido la  Corte no puede pronunciarse sobre el resultado de la negociación, sino que el resultado de esa negociación y las modalidades específicas de acceso soberano son materias para el futuro acuerdo a ser negociado por las partes, conforme ha  declarado  Bolivia”. 
Este tercer escenario recoge el espíritu del fallo del 24 de septiembre de 2015.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

64
7